Skip to Content

Enfermedad Por Reflujo Gastroesofágico En Los Bebés

CUIDADO AMBULATORIO:

El reflujo gastroesofágico

ocurre cuando los alimentos, los líquidos o el ácido del estómago del bebé regresan al esófago. El reflujo es frecuente en los bebés. Generalmente mejora en un plazo de aproximadamente un año, a medida que madura el tracto digestivo superior del bebé. La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) causa otros síntomas que pueden derivar en otros problemas, como el aumento de peso deficiente.


Signos y síntomas frecuentes de la ERGE:

El síntoma más común es regurgitación o vómitos frecuentes después de comer. Los síntomas pueden empeorar si acuesta al bebé o lo coloca en el asiento de seguridad del automóvil después de alimentarlo. Además, el bebé podría tener cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Irritabilidad o llanto permanente después de comer
  • Eructos húmedos o hipo
  • Sibilancias
  • Tos seca o ronquera
  • Atragantamiento o ahogo al comer
  • Alimentación y crecimiento deficientes
  • Arqueamiento de la espalda al alimentarse

Llame al 911 si:

  • El bebé deja de respirar súbitamente, comienza a asfixiarse, o el cuerpo se le pone rígido o flácido.

Busque atención médica de inmediato si:

  • El bebé tiene vómitos fuertes.
  • El vómito del bebé es de color verde o amarillo, o tiene sangre.
  • El bebé tiene sangre en la materia fecal.
  • El bebé tiene dificultad para respirar o sibilancias de manera repentina.
  • El abdomen del bebé está inflamado.

Comuníquese con el médico de su bebé si:

  • El bebé está más irritable o molesto y se niega a comer.
  • El bebé se debilita y orina menos que de costumbre.
  • El bebé baja de peso.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la afección o el cuidado del bebé.

Tratamiento:

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas del bebé y evitar que se produzcan daños en el esófago. El tratamiento también ayuda a promover el crecimiento y el aumento de peso saludables. Es posible que su bebé necesite alguno de los siguientes:

  • Los medicamentos para disminuir el ácido estomacal. También se pueden usar medicamentos para ayudar a mejorar la contracción (estrechamiento) del esfínter esofágico inferior y del estómago del bebé.
  • La cirugía se realiza para envolver la parte superior del estómago alrededor del esfínter esofágico. Esto fortalecerá el esfínter y prevendrá el reflujo.

Ayude a mantener los síntomas del bebé bajo control:

  • Alimente al bebé con leche maternizada espesada. Espesar la leche maternizada del bebé con cereal de arroz o espesantes especiales puede ayudar a aliviar los síntomas. Pregúntele al médico cómo debe espesar la leche maternizada. También puede ser útil sostener al bebé en posición vertical después de alimentarlo. Es posible que su médico también le sugiera que alimente al bebé con frecuencia y que las cantidades sean pequeñas, a fin de ayudar a aliviar los síntomas.
  • Anote en un diario los síntomas del bebé. Lleve el diario a las citas con el médico del bebé. El diario puede ayudar al médico a planificar el tratamiento más adecuado para el bebé.
  • Mantenga al bebé alejado del humo del cigarrillo. No fume o permita que otros fumen cerca de su bebé.

Programe una cita de seguimiento con el médico o gastroenterólogo de su bebé según indicaciones:

Durante las consultas de seguimiento, informe al médico del bebé acerca de cualquier síntoma nuevo que tenga el bebé o si los síntomas empeoran. Es posible que haya que hacerle al bebé otros estudios si los síntomas no mejoran. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide