Skip to Content

Enfermedad Degenerativa Del Disco

LO QUE NECESITA SABER:

La enfermedad degenerativa del disco sucede cuando uno o más discos que se encuentran entre las vértebras (huesos de la columna) se desgastan. Los discos actúan como amortiguadores entre sus vértebras y ayudan a estabilizar su columna vertebral. La enfermedad degenerativa del disco por lo general ocurre en el cuello o la parte lumbar de la espalda a medida que se envejece.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Usted podría necesitar lo siguiente:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • El acetaminofén alivia el dolor. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte cómo tomar estos medicamentos de una forma segura.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su médico si usted piensa que el medicamento no está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Acuda a la terapia física como se le indique:

Un fisioterapeuta le ayudará a determinar los ejercicios de estiramiento para disminuir el dolor y mejorar el movimiento y la fuerza. También le podría realizar una descompresión espinal para estirar y crear espacio entre sus vértebras.

El manejo de su síntomas:

  • Evite actividades que empeoren sus síntomas. Consulte con su médico por maneras para disminuir sus síntomas. Ciertos ejercicios de estiramiento o elasticidad pueden aliviar sus síntomas. Pregunte cómo puede mantenerse activo sin lesionarse aún más.
  • Aplique calor o hielo según lo indicado. El calor o el hielo pueden ayudar a disminuir el dolor, la inflamación o los espasmos musculares.
  • Mantenga un peso saludable. Si usted tiene sobrepeso, bajar de peso puede ayudarle a mejorar sus síntomas. Solicite que su médico le ayude a crear un plan para adelgazar si usted tiene sobrepeso.
  • Encuentre formas para controlar su estrés. La terapia de comportamiento puede ayudarle a aprender formas para controlar el estrés y disminuir el dolor. Solicite más información sobre la terapia de comportamiento.
  • No fume. Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. Pida información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Su dolor empeora o no puede controlar su dolor con el analgésico.
  • Sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene dolor o debilidad severos o es incapaz de mover el brazo o la pierna.
  • Usted pierde el control de los esfínteres de la vejiga o los intestinos.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide