Skip to Content

Enfermedad De Sever

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la enfermedad de Sever?

La enfermedad de Sever es un dolor que se presenta en el talón de los niños. Este dolor es causado por la inflamación de la placa de crecimiento del talón. La placa de crecimiento es el área donde el hueso crece. Esta placa se encuentra en la parte inferior trasera del talón.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Sever?

La enfermedad de Sever es más común en los niños que practican deportes o ejercicios que ponen presión en los talones en forma regular. Las actividades como correr y brincar pueden causar estrés en los músculos y tendones cuando están tensos.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la enfermedad de Sever?

Es posible que el niño sienta dolor en los bordes de uno o ambos talones cuando hace ejercicio. El dolor por lo general desaparece cuando el niño descansa, pero podría empeorar por la mañana. Es posible que el talón del niño también esté ligeramente inflamado y caliente. El dolor en el talón puede ser peor cuando el niño sube las escaleras o se para en punta de pies. Podría hacer que el niño cojee.

¿Cómo se diagnostica y se trata la enfermedad de Sever?

El médico de su niño preguntará qué síntomas tiene el niño y le examinará los pies y los talones. Es posible que sigan alguno de los siguientes tratamientos para el dolor de su niño:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué dosis debería tomar el niño y con qué frecuencia debería tomarlo. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Descanse disminuirá la inflamación y evitará que el dolor del talón empeore. Podría ser necesario que su niño haga menos ejercicio o entrene menos que de costumbre. Es posible que deba dejar por completo de correr y hacer otras actividades que ponen presión en el talón hasta que desaparezca el dolor. Pregunte al médico de su niño qué actividades no ponen presión en el talón.
  • El hielo en el talón del niño durante 15 o 20 minutos cada hora o como le indiquen. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • El estiramiento y los ejercicios de fortalecimiento podría recomendarse. Un médico podría enseñarle ejercicios al niño para estirar los músculos y tendones de la parte posterior del muslo y de la pantorilla. Otros ejercicios le ayudarán a fortalecer los músculos delanteros de la parte inferior de la pierna. Es posible que le indiquen a su niño que deje de hacer ejercicio si siente dolor.
  • El niño podría necesitar plantillas especiales podría ser necesaria. El médico del niño podría suministrarle almohadillas que se colocan en el talón de los zapatos con el fin de disminuir la presión en el hueso del talón. También es posible que le den plantillas para brindar apoyo al arco del pie y elevar el talón. Asegúrese de que el niño use zapatos de buena calidad con suelas acolchadas. El niño no debería de caminar descalzo.
  • Un vendaje elástico o calcetines de compresión podría ser necesaria. Es posible que el médico del niño le indique que use una venda elástica o calcetines de compresión para aliviar la inflamación y el dolor. Pregunte cómo debe ponerle la venda o los calcetines al niño.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • El niño siente más dolor o aumenta la inflamación.
  • Su hijo presenta nuevos síntomas, como cambios en el color de la piel.
  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su niño sigue teniendo dolor después del tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide