Skip to Content

Enfermedad De Kawasaki

LO QUE NECESITA SABER:

La enfermedad de Kawasaki (EK) es una enfermedad en niños, que provoca fiebre e inflamación en los vasos sanguíneos. Ocurre generalmente en niños menores de 5 años de edad. La EK puede dañar los vasos sanguíneos en el corazón de su hijo. Puede representar una amenaza para la vida. La EK también puede causar problemas del corazón a medida que su hijo crece, incluso en la edad adulta. La causa exacta de la EK se desconoce. Los médicos creen que puede ser causada por una infección.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estornudos, presión o dolor en el pecho que dura más de 5 minutos o regresa.
    • Malestar o dolor en la espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
    • Dificultad para respirar
    • Náuseas o vómitos
    • Siente un desvanecimiento o tiene sudores fríos especialmente en el pecho o dificultad para respirar.
  • Su hijo tiene cualquiera de los siguientes signos de un derrame cerebral:
    • Entumecimiento o caída en un lado del rostro
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo ha estado cerca de alguien con varicela o gripe.
  • Los síntomas de su niño regresan.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Aspirina ayuda a evitar los coágulos sanguíneos. La aspirina podría provocar que su niño sangre o que le salgan moretones con más facilidad. Si a usted le indicaron que le diera aspirina a su niño, no le administre acetaminofeno o ibuprofeno en su lugar. Dele a su niño la aspirina exactamente como le indicaron. La aspirina podría provocar una enfermedad grave que se llama síndrome de Reye. El síndrome de Reye podría provocar daño al cerebro y al hígado. Pídale al médico del niño más información sobre el síndrome de Reye.
  • Los anticoagulantes se pueden administrar si el niño está en mayor riesgo de tener coágulos sanguíneos.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Prevenga la propagación de gérmenes:


  • Mantenga a su niño lejos de otras personas mientras esté enfermo. Esto es especialmente importante durante los primeros 3 a 5 días de enfermedad. El virus es más contagioso durante este tiempo.
  • Indique a su hijo que se lave las manos con frecuencia. Debe lavarse después de usar el baño y antes de preparar o comer alimentos. Indíquele que use agua y jabón. Muéstrele cómo frotarse las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Los dedos de una mano pueden restregar debajo de las uñas de la otra mano. Enséñele a su hijo a lavarse durante al menos 20 segundos. Use un temporizador, o cante una canción que dure al menos 20 segundos. Por ejemplo, la canción del feliz cumpleaños en inglés 2 veces. Haga que su hijo se enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego que se seque con una toalla limpia o una toalla de papel. Su hijo mayor puede usar un desinfectante de manos con alcohol si no hay agua y jabón disponibles.
    Lavado de manos
  • Recuérdele a su hijo que se cubra al toser o estornudar. Muéstrele a su hijo cómo usar un pañuelo para cubrirse la boca y la nariz. Haga que arroje el pañuelo a la basura de inmediato. Luego su hijo debe lavarse bien las manos o usar un desinfectante de manos. Muéstrele a su hijo cómo usar el ángulo del codo si no tiene un pañuelo de papel disponible.
  • Dígale a su hijo que no comparta artículos. Por ejemplo, juguetes, bebidas y comida.
  • Pregunte acerca de las vacunas que su niño necesita. Las vacunas ayudan a prevenir algunas infecciones que causan enfermedades. Haga que su hijo se aplique una vacuna anual contra la gripe tan pronto como se recomiende, normalmente en septiembre u octubre. El médico de su niño puede indicarle qué otras vacunas debería recibir su hijo, y cuándo debe recibirlas.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niña según le indicaron:

Es posible que el niño deba regresar para hacerse más exámenes. Es posible que su hijo necesite esperar por un tiempo después del tratamiento de la EK para que le administren vacunas. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Enfermedad De Kawasaki (Discharge Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.