Skip to Content

Enfermedad De Addison En Los Niños

LO QUE NECESITA SABER:

  • La enfermedad de Addison es una afección que causa niveles bajos de aldosterona y cortisol. Estas hormonas son producidas por las glándulas suprarrenales de su hijo. El cortisol ayuda al cuerpo de su hijo a manejar el estrés. La aldosterona ayuda al cuerpo de su hijo a equilibrar las sales, el potasio y los líquidos. La enfermedad de Addison puede aparecer pronto después del nacimiento de su hijo, o cuando este alcanza la adolescencia.
  • Una crisis suprarrenal sucede cuando caen de repente los niveles de cortisol y aldosterona de su hijo. Esto puede conducir a hipotensión arterial, deshidratación e hipoglucemia. Esta afección es de peligro mortal y requiere tratamiento inmediato. Una crisis suprarrenal puede ocurrir si su hijo deja de tomar su medicina. También puede ocurrir cuando su cuerpo está bajo más estrés que de costumbre. Esto puede ocurrir durante una cirugía, una enfermedad o trauma.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo pierde el conocimiento y no puede despertar.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar o le falta el aliento.

Regrese a la sala de emergencias si:

Los siguientes son signos y síntomas de una crisis suprarrenal:

  • El corazón de su hijo late más rápido de lo normal.
  • El niño tiene dolor de cabeza, alucinaciones, o se siente confundido.
  • Su hijo tiene calambres musculares o debilidad muscular.
  • Su niño tiene dolor severo en su estómago, espalda o las piernas.
  • Su hijo tiene entumecimiento y hormigueo en sus dedos o alrededor de su boca.
  • Su hijo tiene problemas para mantenerse despierto.
  • Su niño deja de orinar u orina menos de lo normal.
  • Su hijo tiene menos pañales mojados de lo habitual.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene síntomas de un resfriado o de gripe, como tos o congestión.
  • El niño tiene 2 o episodios de diarrea.
  • Su hijo tiene dolor de estómago, náuseas o vómitos.
  • Su niño tiene tantos vómitos que no puede beber ningún líquido.
  • Suda más que de costumbre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos esteroideos se dan para aumentar el nivel de cortisol de su niño. Este medicamento ayuda a su cuerpo a manejar el estrés y evitar una crisis suprarrenal. Los medicamentos esteroideos también ayudarán a disminuir los síntomas de su hijo, tales como debilidad y fatiga. Siempre lleve medicamentos esteroideos extra para su hijo. No se salte ninguna dosis de la medicina de su hijo. No deje de dar a su hijo este medicamento sin antes conversar con su proveedor de atención médica. Su hijo puede tener una crisis suprarrenal si pierde una dosis del medicamento o deja de tomar el medicamento.
  • Los suplementos de aldosterona pueden administrarse para ayudar a equilibrar las sales y líquidos del cuerpo de su hijo. Esto puede ayudar a prevenir la deshidratación y los niveles de bajo contenido de sodio (sal).
  • Los suplementos de sodio ayudan a aumentar la cantidad de sal en la sangre de su hijo. Su hijo puede necesitar tomar suplementos de sal todos los días. O bien, puede necesitar tomar suplementos de sal antes de hacer ejercicios, en períodos calurosos, o cuando tiene diarrea o vómitos.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Manejo de la enfermedad de su niño durante días de enfermedad.

Días de enermedad pueden incluir días en que su niño tiene un resfriado, diarrea o está vomitando. El cuerpo de su hijo necesitará más medicamentos esteroideos cuando está enfermo para evitar una crisis suprarrenal. Aumente las dosis de esteroides de su hijo, según se le indique, cuando esté enfermo. Puede que necesite inyectar al niño con medicamentos esteroideos si vomita o no puede tragar el medicamento. El médico de su hijo le mostrará cómo inyectar el medicamento. Pregunte si su hijo debe beber una solución de rehidratación oral durante una enfermedad. Las soluciones de rehidratación oral tienen las cantidades adecuadas de agua, sales y azúcar que su niño necesita para reemplazar los líquidos del cuerpo.

Revise los niveles de azúcar en la sangre de su niño según las indicaciones:

Anote las lecturas de la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre de su hijo. Lleve este registro a todas las citas de control de su niño. Pregunte al médico de su hijo para obtener más información acerca de cómo comprobar su presión arterial y nivel de azúcar en la sangre.

Haga que su hijo use un collar o pulsera médica de alerta o que lleve una tarjeta que diga que tiene la enfermedad de Addison:

Pregunte al médico de su niño dónde usted puede conseguir esos artículos.

Pregunte sobre las vacunas:

Las vacunas pueden ayudar a prevenir enfermedades que pueden desencadenar una crisis suprarrenal. Pregúntele al pediatra si su niño debe ser vacunado contra la gripe o neumonía y cuándo debe recibir la vacuna.

Instrucciones para la escuela donde asiste el niño y para los cuidadores:

Asegúrese de que su hijo y los cuidadores saben o tiene la enfermedad de Addison. Proporcione instrucciones escritas sobre qué hacer si su hijo tiene síntomas de una crisis suprarrenal. Dar dosis adicionales de medicamentos esteroideos a los cuidadores o enfermera de la escuela de su hijo.

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Su niño será sometido a pruebas continuas para verificar sus niveles hormonales. El crecimiento y el desarrollo de su hijo deberán ser vigilados estrictamente. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide