Skip to main content

El Colesterol Y La Salud De Su Hijo

CUIDADO AMBULATORIO:

El colesterol

es una sustancia cerosa y grasa. El cuerpo de su hijo utiliza el colesterol para fabricar hormonas y células nuevas y para proteger los nervios. El colesterol es producido por el cuerpo de su hijo. También proviene de ciertos alimentos, como la carne y los productos lácteos. El médico de su hijo puede ayudarle a establecer metas para los niveles de colesterol de su hijo. Puede ayudarlos a usted y a su hijo a crear un plan para alcanzar esas metas.

Objetivos de nivel de colesterol:

Los objetivos de colesterol de su hijo dependen de su edad. También dependen del riesgo de su hijo de padecer enfermedades cardíacas y otras afecciones médicas que tenga. Las siguientes son reglas generales al respecto:

  • El colesterol total incluye lipoproteínas de baja densidad (LDL), lipoproteínas de alta densidad (HDL) y triglicéridos. El nivel de colesterol total debe ser inferior a 170 mg/dL.
  • El colesterol LDL se denomina colesterol malo porque forma placas en las arterias de su hijo. Cuando la placa se acumula, las arterias de su hijo se estrechan y se reduce el flujo de sangre. Esto aumenta el riesgo de su hijo de tener enfermedad cardíaca, un ataque cardíaco o un derrame cerebral en una etapa posterior de la vida. El nivel debe ser inferior a 110 mg/dL.
    Arteria coronaria obstruida
  • El colesterol HDL se llama colesterol bueno porque ayuda a eliminar el colesterol LDL de las arterias de su hijo. Para hacerlo, se une al colesterol LDL y lo transporta hasta el hígado. El hígado de su hijo descompone el colesterol LDL de modo que el cuerpo pueda eliminarlo. Los niveles altos de colesterol HDL pueden ayudar a prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Los niveles bajos de colesterol HDL pueden aumentar el riesgo de su hijo de tener enfermedad cardíaca, ataque cardíaco y un derrame cerebral en una etapa posterior de la vida. El nivel debe ser superior a 45 mg/dL.
  • Los triglicéridos son un tipo de grasa que almacena la energía de los alimentos que come su hijo. Los niveles altos de triglicéridos también causan la acumulación de placa. Esto puede aumentar el riesgo de su hijo de tener un ataque cardíaco o un derrame cerebral en una etapa posterior de la vida. Si el nivel de triglicéridos de su hijo es alto, su nivel de colesterol LDL también puede ser elevado. El nivel para niños de 9 años o menores debe ser de 75 mg/dL o menos. El nivel para niños y adolescentes de 10 años o más debe ser de 90 mg/dL o menos.

Qué aumenta el riesgo de colesterol alto de su hijo:

  • El sobrepeso o la obesidad, o no realizar suficiente ejercicio
  • Afecciones médicas, como hipertensión (presión arterial alta) o diabetes
  • Determinados genes que uno de los padres le transmitió a su hijo

Lo que debe saber acerca de los controles del colesterol de su hijo:

Se usan análisis de sangre para controlar los niveles de colesterol de su hijo. Los análisis de sangre miden los niveles de triglicéridos, colesterol LDL y colesterol HDL de su hijo. Se debe controlar el colesterol de su hijo cuando el niño tiene entre 9 y 11 años. Se debe realizar un segundo control a los 17 años. Es posible que sea necesario controlar el colesterol de su hijo cuando el niño tiene entre 2 y 8 años, si se cumple alguno de los siguientes criterios:

  • Uno de los padres o un pariente cercano de su hijo tiene un nivel de colesterol total de 250 mg/dl o superior.
  • A uno de los padres de su hijo le diagnosticaron enfermedad cardíaca antes de los 55 años.
  • Su hijo tiene diabetes, presión arterial alta o fuma cigarrillos.
  • Su hijo tiene sobrepeso u obesidad.
  • Su hijo tiene enfermedad renal, artritis juvenil o enfermedad de Kawasaki.

Cómo las grasas saludables afectan los niveles de colesterol de su hijo:

Las grasas saludables, también llamadas grasas insaturadas, ayudan a reducir el colesterol LDL y los triglicéridos. Las grasas saludables incluyen lo siguiente:

  • Las grasas monoinsaturadas se encuentran en alimentos como el aceite de oliva, aceite canola, aguacate, nueces y aceitunas.
  • Las grasas poliinsaturadas, como grasas Omega 3, se encuentran en pescados, como el salmón, la trucha y el atún. También se pueden encontrar en alimentos vegetales como la linaza, las nueces y soya

Cómo las grasas poco saludables afectan los niveles de colesterol de su hijo:

Las grasas poco saludables aumentan el colesterol LDL y los triglicéridos en la sangre de su hijo. Estas grasas se encuentran en alimentos con alto contenido de colesterol, grasas saturadas y grasas trans:

  • El colesterol se encuentra en los huevos, productos lácteos y carne.
  • Las grasas saturadas se encuentra en la mantequilla, el queso, el helado, la leche entera y aceite de coco. Las grasas saturadas también se encuentran en la carne, por ejemplo, las hamburguesas, las salchichas, los hot dogs y la mortadela.
  • La grasa trans se encuentra en los aceites líquidos y se usa en los alimentos fritos y horneados. Los alimentos que contienen grasas trans incluyen las papas fritas, galletas saladas, molletes, pan dulce, palomitas de maíz de microondas y galletas dulces.

El tratamiento

del colesterol alto disminuirá el riesgo de su hijo de tener problemas de salud más adelante en la vida. Esto incluye enfermedad cardíaca, ataque cardíaco y derrame cerebral.

  • Cambios en el estilo de vida pueden incluir alimentos, ejercicio y pérdida de peso. El médico de su hijo querrá comenzar con cambios en el estilo de vida. Se puede agregar otro tratamiento si los cambios en el estilo de vida no son suficientes.
  • Los medicamentos se pueden recetar si los cambios en el estilo de vida no bajan los niveles de colesterol de su hijo dentro de los 6 meses. Por lo general, los medicamentos solo se administran a niños de 10 años de edad o mayores que tienen niveles altos de colesterol LDL.

Los cambios en los alimentos pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol de su hijo:

Un dietista puede ayudarlo a crear un plan de alimentación saludable para su hijo. Puede mostrarle cómo leer las etiquetas de los alimentos para elegir alimentos bajos en grasas saturadas, grasas trans y colesterol. Dependiendo de la edad de su hijo, también se le puede mostrar cómo leer las etiquetas de los alimentos.


  • Dele a su hijo alimentos con bajo contenido de grasas. Alimente a su hijo con carnes magras, leche descremada o con 1% de grasa, y productos lácteos bajos en grasa, como yogur y queso. Intente no darle carne roja a su hijo o procure limitar la cantidad. No le dé de comer a su hijo alimentos fritos o productos horneados, como galletas, o limite estas opciones.
  • Sustituya las grasas no saludables por grasa saludables. Cocine los alimentos en aceite de oliva o aceite de canola. Elija margarinas suaves que sean bajas en grasas saturadas y grasas trans. Las semillas, nueces y aguacates son otros ejemplos de grasas saludables.
  • Dele de comer a su hijo alimentos que contengan grasas omega-3. Algunos ejemplos son salmón, atún, caballa, nueces y semillas de lino. No le dé de comer a su hijo pescados con altos niveles de mercurio, como el tiburón, el pez espada y el carite.
    Fuentes de Omega 3
  • Aumente la cantidad de alimentos ricos en fibra que su hijo consume. Los alimentos ricos en fibra pueden ayudar a disminuir el colesterol LDL. Ayude a su hijo a consumir entre 20 y 30 gramos de fibra por día. Las frutas y verduras son ricas en fibra. Ofrézcale a su hijo por lo menos 5 porciones al día. Otros alimentos ricos en fibra incluyen panes, pastas o cereales de grano entero o integrales, y arroz integral. Dele a su hijo 3 onzas de alimentos integrales al día. Aumente la fibra lentamente. Su hijo podría presentar malestar o inflamación abdominal y flatulencias si añade fibra demasiado rápido.

  • Bríndele a su hijo alimentos proteicos saludables. Los ejemplos incluyen productos lácteos bajos en grasa, pollo y pavo sin piel, pescado y nueces.
  • Limite los alimentos y las bebidas con un gran contenido de azúcar. Su dietista o su médico puede ayudarle a crear límites diarios para los alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar. El límite puede ser más bajo si su hijo tiene diabetes u otra afección médica. Los límites también pueden ayudar a su hijo perder peso, de ser necesario.

Ayude a su hijo a hacer cambios en el estilo de vida para bajar sus niveles de colesterol:

  • Ayude a su niño a mantener un peso saludable. Pregúntele al médico de su hijo cuál es su peso ideal. Puede ayudarlos a usted y a su hijo a crear un plan para perder peso si lo necesita. Bajar de peso puede disminuir el nivel de colesterol total de su hijo. La pérdida de peso también puede ayudar a mantener la presión arterial de su hijo a un nivel saludable.
  • Anime a su niño a hacer una actividad física con regularidad. La actividad física puede ayudar a bajar el nivel de colesterol de su hijo y a mantener un peso saludable. La actividad física también puede ayudar a aumentar el nivel de colesterol HDL (bueno) de su hijo. Trabaje con el médico de su hijo para crear un programa de ejercicios que sea adecuado para el niño. Su hijo debe hacer entre 30 y 60 minutos de actividad física de intensidad moderada casi todos los días de la semana. Algunos ejemplos de ejercicios incluyen caminar enérgicamente, nadar o andar en bicicleta. Es posible que su niño disfrute del ejercicio si la familia entera participa activamente. Los deportes de equipo también pueden ayudar a su hijo a hacer suficiente actividad física.
    Caminata en familia para ejercitarse
  • No permita que su hijo mayor fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden elevar sus niveles de colesterol. Pídale información al médico de su hijo si su hijo fuma actualmente y necesita ayudar para dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Hable con el médico de su hijo antes de que use estos productos.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.