Skip to Content

Dolor Torácico

CUIDADO AMBULATORIO:

El dolor torácico,

es una molestia en cualquier área entre su cuello y abdomen. El dolor torácico puede causar afecciones de salud que afectan su sistema gastrointestinal, los pulmones, los huesos o los músculos. También puede ser provocado por un trauma, ataques de pánico o la ansiedad relacionada con el estrés.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene un lapso de dolor torácico que tiene una duración de más de 5 minutos.
  • Su dolor en el tórax empeora.
  • Usted tiene un historial de angina (opresión o presión en el pecho) y los medicamentos que acostumbra usar no funcionan.
  • Usted tiene un dolor torácico que le produce dificultad para respirar, sudoración, mareos, vómito o náuseas.
  • Usted tiene un dolor torácico que se propaga a su brazo, cuello, espalda, mandíbula o estómago.

Comuníquese con su especialista o médico sí:

  • Su dolor en el tórax no se mejora al descansar, con el calor o los medicamentos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para el dolor torácico

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • El acetaminofén alivia el dolor. Está disponible sin receta. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.

El manejo de su síntomas:

  • Aplique calor en el área. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares. Aplíquese calor en el área lesionada durante 20 a 30 minutos cada 2 horas durante la cantidad de días que le indiquen.
  • Limite la actividad física que le cause dolor. Descanse tanto como sea necesario. Pregúntele a su médico por cuánto tiempo debe limitar la actividad física.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide