Skip to Content

Dolor De Pecho No Cardíaco

CUIDADO AMBULATORIO:

Dolor de pecho no cardíaco

es un dolor o incomodidad en su pecho que no es causado por un problema del corazón. Entre las posibles causas se incluyen el reflujo ácido, los problemas nerviosos o musculares, las emociones o el dolor en la pared del pecho o las costillas.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene un dolor intenso en el pecho.

Llame a su médico si:

  • Su dolor en el pecho no desaparece, incluso con tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

depende la causa del dolor de pecho. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los medicamentos pueden administrarse para tratar la causa del dolor de pecho. Pueden darle medicamentos para disminuir el dolor, aliviar la ansiedad, reducir la acidez o relajar los músculos del esófago.
  • La terapia cognitiva conductual puede ser útil si usted tiene ataques de pánico, ansiedad o depresión. Puede ayudarlo a cambiar cómo reacciona ante situaciones que tienden a provocar el dolor de pecho.

Consejos para vivir saludable:

Los siguientes son consejos generales de salud. Si se conoce la causa de su dolor de pecho, su médico le dará pautas específicas a seguir.

  • No fume. La nicotina y otros químicos contenidos en los cigarrillos y cigarros pueden causar daño a sus pulmones y el corazón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Elija una variedad de alimentos saludables tan a menudo como sea posible. Incluya frutas y verduras frescas, congeladas o enlatadas. También incluya productos lácteos bajos en grasa, pescado, pollo (sin piel) y carnes magras. Su médico o dietista pueden ayudarlo a crear planes de alimentos. Es posible que tenga que evitar ciertos alimentos o bebidas si el dolor es causado por un problema de digestión.
    Alimentos saludables
  • Reduzca el consumo de sodio (sal). Limite el consumo de alimentos altos en sodio, como comidas enlatadas, bocadillos salados y embutidos. Si añade sal cuando cocina la comida, no añada más en la mesa. Elija alimentos enlatados bajos en sodio tanto como sea posible.

  • Pregunte acerca de la actividad. Su médico le dirá cuáles actividades limitar y cuáles evitar. Pregunte cuándo puede manejar, regresar a su trabajo y tener relaciones sexuales. Pida más información acerca de un plan de ejercicio adecuado para usted.
  • Mantenga un peso saludable. Pregúntele a su médico cuál es el peso ideal para usted. Pídale que lo ayude a crear un plan para bajar de peso si tiene sobrepeso.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Vacúnese contra la influenza (gripe) todos los años tan pronto como se recomiende, normalmente en septiembre u octubre. Usted también podría necesitar la vacuna antineumocócica para evitar la neumonía. La vacuna se administra generalmente cada 5 años, a partir de los 65 años. Su médico puede indicarle si debe recibir otras vacunas, y cuándo aplicárselas.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.