Skip to Content

Dolor De Garganta En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

El dolor de garganta

a menudo es causado por una infección viral. Entro otras causas comunes se incluyen las siguientes:

  • Una infección bacterial o por hongos
  • Alergias al pelo de una mascota, polen o moho
  • Fumar cigarrillos o la exposición involuntaria al humo del cigarrillo
  • Aire seco o contaminado
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar
  • Su hijo está respirando con su boca abierta y lengua fuera.
  • Su niño está sentado e inclinado hacia adelante para poder respirar mejor.
  • La respiración de su hijo suena grave o rasposa.
  • Su hijo se babea y no puede tragar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted ve las ampollas, pus o manchas blancas en la boca de su niño o en su garganta.
  • Su hijo está inquieto.
  • Su hijo tiene una erupción o ampollas en su piel.
  • El cuello de su niño está inflamado.
  • Su hijo tiene dolor de cabeza y rigidez en el cuello.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • Su hijo se siente débil o más cansado de lo usual.
  • Su hijo tiene dificultad para tragar.
  • A su hijo le sangran la nariz o las orejas.
  • El dolor de garganta de su niño no mejoran dentro de una semana o empeora.
  • Su hijo tiene dolor de estómago, náuseas o vómitos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento para el dolor de garganta de su hijo

pueden depender del problema que lo causó. Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cuidado del niño:

  • Dele suficientes líquidos a su niño. Los líquidos ayudarán a calmar el dolor de garganta de su hijo. Pregunte al médico del niño cuánto líquido le debe dar por día. Dé a su niño líquidos tibios o congelados. Los líquidos tibios incluyen chocolate caliente, té endulzado o sopas. Los líquidos congelados incluyen paletas de helados. No dé a su niño bebidas ácidas como el jugo de naranja, jugo de pomelo o limonada. Estas bebidas pueden provocar que empeore la condición.
  • Asegúrese de que su niño haga gárgaras con agua con sal. Si su niño puede hacer gárgaras, dele ¼ de una cucharadita de sal mezclada con 1 taza de agua tibia. Dígale a su hijo que haga gárgaras durante 10 a 15 segundos. Su hijo puede repetir esto hasta 4 veces al día.
  • Dar a su niño pastillas para la garganta o caramelos duros para chupar. Las pastillas para la garganta y los caramelos duros pueden ayudar a aliviar el dolor. No dar pastillas o caramelos a los niños menores de 4 años.
  • Use un humidificador de vapor frío en la habitación del niño. Un humidificador de vapor frío aumenta la humedad en el aire. Esto puede disminuir la sequedad y dolor en la garganta de su hijo.
  • No fume cerca de su niño. No permita que su hijo mayor fume. La nicotina y otras sustancias químicas que contienen los cigarrillos y cigarros pueden dañar los pulmones. Estos también empeoran el dolor de garganta de su hijo. Pídale al médico más información si usted o su niño fuman actualmente y necesita ayuda para dejar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de que usted o su niño usen estos productos.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide