Skip to Content

Dolor De Cabeza Regular En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

El dolor de cabeza

puede ser leve o intenso. Las causas comunes incluyen el estrés, medicamentos y lesiones en la cabeza. Problemas de sueño, alergias y cambios hormonales también pueden causar dolores de cabeza. Puede que su niño sufra de dolores de cabeza frecuentes sin que se conozca su causa. El dolor puede comenzar en otra parte del cuerpo de su niño y extenderse hacia su cabeza. El dolor de cabeza también puede extenderse hacia otras partes del cuerpo de su niño. Un dolor de cabeza puede causar otros síntomas, como náusea y vómito. Un dolor de cabeza fuerte puede incluso ser una señal de derrame cerebral u otro problema serio que necesita de tratamiento inmediato.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

Su hijo tiene cualquiera de los siguientes signos de un derrame cerebral:

  • Entumecimiento o caída en un lado del rostro
  • Debilidad en un brazo o una pierna
  • Confusión o debilidad para hablar
  • Mareos o dolor de cabeza severo
  • Cambios en su visión, o pérdida de la visión

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su niño tiene un dolor de cabeza con rigidez de cuello y fiebre.
  • Su hijo tiene dolor de cabeza constante y está vomitando.
  • El dolor del niño es grave y no se alivia después de tomar el medicamento para el dolor.
  • Su niño tiene dolor de cabeza y el dolor empeora cuando mira hacia la luz.
  • Su niño tiene dolor de cabeza y cambios en la visión, como visión borrosa.
  • Su hijo tiene dolor de cabeza y está olvidadizo o confundido.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene dolor de cabeza todos los días y no se siente mejor aun después de recibir tratamiento.
  • Su niño tiene cambios en los dolores de cabeza, o nuevos síntomas que ocurren cuando tiene un dolor de cabeza.
  • Otras personas con las que usted vive o trabaja también tienen dolores de cabeza.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos Pueden darse medicamentospara prevenir o tratar el dolor de cabeza. No espere a que el dolor sea demasiado fuerte para darle el medicamento al niño. Consulte con el médico de su niño sobre cuál es la forma segura de administrar este medicamento.
  • Los medicamentos contra las náuseas podría administrarse para calmar el estómago de su niño y para ayudar a evitar el vómito.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que su hijo esté tomando para saber si también contienen acetaminofén, o consulte con su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Manejo de los síntomas de su hijo:

  • Haga que su niño repose en una habitación oscura y tranquila. Esto puede aliviar el dolor de su niño.
  • Aplique calor o hielo según lo indicado. El calor y el hielo pueden ayudar a disminuir el dolor; el calor también reduce los espasmos musculares. Utilice un paquete (compresa) de hielo o calor. En caso de usar hielo, también puede colocar hielo molido en una bolsa plástica. Cubra el paquete o la bolsa de hielo con una toalla pequeña antes de aplicarlos sobre la piel de su hijo. Aplíquese calor o hielo en el área por 20 minutos cada 2 horas por tantos días como se lo recomienden. Es probable que su médico le recomiende que alterne entre calor y hielo.
  • Haga que su niño relaje los músculos para ayudar a aliviar su dolor de cabeza. Ayude a su hijo a recostarse en una posición cómoda y cerrar sus ojos. Debe relajar los músculos lentamente, comenzando por los dedos del pie y siguiendo hacia el resto del cuerpo. Un masaje o baño en tina también puede ayudarlo a relajar los músculos.

Mantenga un registro de sus dolores de cabeza:

Anote la fecha y la hora en que su niño tiene los los dolores de cabeza. Incluya qué estaba haciendo antes de que comenzara el dolor de cabeza. También registre cualquier cosa que su niño haya comido o bebido en las 24 horas previas al dolor de cabeza. Esto puede ayudar a su médico a encontrar la causa de los dolores de cabeza de su niño y así poder crear un plan de tratamiento. El registro también puede ayudar a que su niño evite lo que provoca sus dolores de cabeza o manejar sus síntomas.

Ayude a su niño a dormir lo suficiente:

Su niño debería dormir de 8 a 10 horas cada noche. Ayude a su niño a crear una rutina de sueño regular. Anime a su niño a acostarse y levantarse a la misma hora todos los días. Podría ser de ayuda que su niño haga algo relajante antes de acostarse. No deje que su niño vea televisión justo antes de acostarse.

Haga que su niño beba líquidos según se le indique:

Es posible que su niño necesite tomar más líquido para prevenir deshidratación. La deshidratación puede causar dolores de cabeza. Pregunte al médico de su niño cuál es la cantidad de líquido que su niño necesita al día y cuáles líquidos le recomiendan. Limite el consumo de cafeína de su niño según se le indique. Los dolores de cabeza pueden ser causados por la cafeína. Su niño también puede desarrollar un dolor de cabeza si bebe cafeína regularmente y lo interrumpe de repente.

Ofrézcale a su hijo una variedad de alimentos saludables:

No permita que su niño se salte comidas. Comer demasiado poco puede causar un dolor de cabeza. Incluya frutas, vegetales, panes integrales, productos lácteos bajos en grasas, frijoles, carnes magras y pescado. No deje que su niño coma alimentos que le provocan dolor de cabeza, como chocolate. Alimentos que contienen gluten, nitratos, monosodio glutamato (MSG) o azúcares artificiales también pueden llegar a causar un dolor de cabeza.

Hable con su hijo adolescente sobre no fumar.

La nicotina y otras sustancias químicas en los cigarrillos y cigarros pueden provocar un dolor de cabeza tensional o empeorarlo. No fume cerca de su niño ni permita que otras personas lo hagan. El tabaquismo pasivo puede provocar un dolor de cabeza o empeorarlo. Solicite al médico de su hijo adolescente información si su hijo fuma y necesita ayuda para dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Hable con el médico de su hijo adolescente antes que use estos productos.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide