Skip to Content

Dolor De Cabeza En Racimo En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué son los dolores de cabeza en racimo?

Un dolor de cabeza en racimo (cefalea en racimo) es un dolor de cabeza muy doloroso, que empieza rápidamente, alcanza su nivel máximo o pico en 15 minutos y de repente se detiene. El dolor de cabeza por lo general dura de 30 a 60 minutos, pero puede durar hasta 3 horas. Los dolores de cabeza en racimo siguen patrones y a menudo se producen a la misma hora del día o época del año. Su niño puede tener dolores de cabeza en racimo una vez cada dos días o hasta 8 veces en un día. Un dolor de cabeza en racimo en los niños puede ser provocado por medicamentos, estrés, luz brillante o el calor. Un episodio de la cefalea en racimos usualmente dura entre 2 a 12 semanas pero puede llegar a durar hasta un año. Pueden pasar semanas o meses antes de que empiece un nuevo episodio de cefaleas en racimo. Los dolores de cabeza en racimo son menos comunes en niños que en adultos. Los niños generalmente no dejan de sufrir los dolores de cabeza en racimo.

¿Qué aumenta el riesgo de mi niño de sufrir un dolor de cabeza en racimo?

La causa es desconocida. Los dolores de cabeza en racimo suelen comenzar después de los 10 años, más comúnmente en los adolescentes. Si su niño es varón, también más propenso a tener dolor de cabeza en racimo. Los antecedentes familiares de dolores de cabeza en racimo también aumentan el riesgo de su niño.

¿Cuáles son los signos y síntomas del dolor de cabeza en racimo?

En las cefaleas histamínicas puede producirse dolor alrededor de un ojo, jcaída del párpado, lagrimeo y congestión en el mismo lado que el dolor
  • Dolor intenso en un lado de la cabeza que se siente punzante o quemante
  • Ojo inflamado o lagrimeo, o párpado caído
  • Congestión o goteo nasal
  • Cara roja o sudorosa
  • Inquietud
  • Sensibilidad al ruido o a la luz
  • Se encuentra exhausto después de que le pasa el dolor de cabeza

¿Cómo se diagnostica el dolor de cabeza en racimo?

El médico de su niño le solicitará que describa sus síntomas. Su niño debe contarle al médico con qué frecuencia ocurren los dolores de cabeza y cuánto tiempo duran. El médico preguntará sobre los antecedentes médicos de su niño y los medicamentos que toma. Su niño puede necesitar cualquiera de las siguientes pruebas:

  • Un examen neurológico es en una serie de exámenes para revisar si su niño tiene problemas en su cerebro y el sistema nervioso. El médico de su niño le alumbrará los ojos con una luz para saber cómo reaccionan a la luz. El médico puede hacer preguntas para comprobar la memoria de su niño. Es posible que también examinen la fuerza de sus manos y su equilibrio.
  • Es posible que tomen imágenes de TC o RM del cerebro de su niño y los vasos sanguíneos y las estructuras en su cabeza. Es posible que le administren un líquido de contraste para que las imágenes se vean con mayor claridad en el monitor. Informe a los médicos si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su niño entre a la sala de la resonancia magnética con metales. El metal puede causar lesiones serias. Informe al médico si su niño tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se tratan los dolores de cabeza en racimo?

Los dolores de cabeza en racimo no tienen cura, pero el tratamiento puede ayudar con los síntomas de su niño. El médico de su niño puede hacer que su hijo pruebe varios medicamentos para averiguar qué funciona mejor. Su niño puede necesitar medicamentos para el dolor y a modo de prevención. Para tratar el dolor durante el dolor de cabeza en racimo se puede necesitar de lo siguiente:

  • Oxígeno adicional le podría brindar alivio a su niño durante un dolor de cabeza en racimo. Su niño respirará durante unos 15 minutos por una máscara plástica que está conectada a un tanque de oxígeno.
  • Medicamento para la migraña podría ser recetado para aliviar el dolor de su niño de una forma rápida.
  • Esteroides ayudan a reducir el dolor y la hinchazón. También se pueden usar los esteroides para prevenir el dolor de cabeza en racimo.
  • El medicamento anestésico puede ser recetado para bloquear el dolor de su niño si otros tratamientos no han funcionado.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo a evitar un dolor de cabeza en racimo?

El otro objetivo es de reducir el episodio del dolor de cabeza en racimo. Los dolores de cabeza pueden suceder con menos frecuencia y ser menos severos. Los dolores de cabeza pueden suceder con menos frecuencia y de menor intensidad con ciertos medicamentos. El medicamento para las convulsiones o estabilizadores del estado de ánimo se pueden recetar para prevenir el dolor en racimo. Es posible que su niño necesite tomar un medicamento al comienzo de un episodio en racimo. Puede tomar otro medicamento diferente todo el tiempo que dure el dolor en racimo o por el tiempo que se espera que dure.

¿Qué puedo hacer para manejar el dolor de cabeza en racimo de mi niño?

  • No permita que su adolescente fume. Los dolores de cabeza en racimo son más comunes entre fumadores. Pregunte a su médico por mayor información si su adolescente está fumando y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Hable con el médico de su hijo adolescente antes que use estos productos.
  • No deje que su niño viaje entre altitudes. El cambio de altura puede desencadenar dolores de cabeza. No deje que su niño viaje en avión ni viaje entre un lugar y otro con altas y bajas altitudes.
  • Establezca un horario y una rutina para ir a dormir. Anime a su niño a acostarse y levantarse a la misma hora todos los días. Los cambios en el patrón de sueño pueden desencadenar dolores de cabeza en racimo.
  • Controle el estrés. El estrés o los problemas emocionales pueden provocar dolor de cabeza en racimo. Averigüe lo que le funciona a su niño para reducir el estrés.
  • Mantenga un registro de sus dolores de cabeza. Escriba el momento en que los dolores de cabeza de su niño comienzan y el momento en que se detienen y exactamente lo que estaba haciendo su niño cuando comenzaron. Registre lo que su niño haya comido o bebido y la cantidad de horas que haya dormido en las 24 horas previas al dolor de cabeza. Mantenga un registro de las cosas que usted o su niño hicieron para tratar los síntomas. Escriba si eso le ayudó o no. Haga esto para encontrar las causas que le provocan los dolores de cabeza a su niño y lo que puede hacer para que desaparezcan.
  • Coopere con el médico de su niño para manejar el dolor de su hijo. Los dolores de cabeza en racimo pueden ser provocados por los analgésicos y los medicamentos que tratan otras condiciones médicas. Revise todos los medicamentos que toma su niño con su médico. Coopere con el médico para manejar el dolor de cabeza de su niño y otras condiciones.

Llame al 911 si presenta:

  • El dolor de su hijo es tan intenso que habla sobre un suicidio.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su niño se siente más cansado o con más sueño que de costumbre.
  • Su hijo tiene cambios en la vista.
  • Su niño tiene malestar estomacal o vómitos.
  • Su hijo sufre una convulsión.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su niño no puede dormir lo suficiente debido a los dolores de cabeza.
  • Los dolores de cabeza de su niño ocurren cada vez que está activo.
  • El tratamiento no lo ayuda con sus síntomas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide