Skip to Content

Dolor Abdominal Agudo En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

El dolor abdominal agudo

generalmente comienza de repente y empeora rápidamente.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Las evacuaciones intestinales del niño tienen sangre o un aspecto alquitranado.
  • El niño tiene sangrado por su recto.
  • Su hijo no puede dejar de vomitar o vomita sangre.
  • El abdomen del niño está muy dolorido, duro y más grande de lo normal.
  • Su niño tiene dolor intenso en el abdomen.
  • El niño se siente débil o mareado, o se desmaya.
  • El niño deja de tener flatulencias y evacuaciones intestinales.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene síntomas nuevos.
  • Los síntomas de su niño no mejoran con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento

podría depender de la causa del dolor abdominal del niño. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos, estos pueden administrarse para disminuir el dolor, tratar una infección bacteriana o manejar los síntomas del niño.
  • Cirugía puede necesitarse para tratar causas graves del dolor abdominal. Los ejemplos incluyen cirugías para tratar una apendicitis o una obstrucción en los intestinos del niño.

Cuidado del niño:

  • La aplicación de calor en el abdomen del niño durante 20 a 30 minutos cada 2 horas. Haga esto durante la cantidad de días que se le indique. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Ayude a su niño a controlar el estrés. El médico del niño puede recomendarle técnicas de relajación y ejercicios de respiración profunda para ayudar a disminuir el estrés del niño. El médico puede recomendar que el niño hable con alguien acerca del estrés o la ansiedad que experimenta, por ejemplo, con un consejero escolar.
  • Cambie la alimentación que le da al niño según le indiquen.
    • Ofrézcale a su niño más alimentos con fibra si está estreñido. Los alimentos altos en fibra incluyen frutas, verduras, alimentos de grano integral y legumbres.
    • No le dé a su niño alimentos que le provoquen gases, como brócoli, repollo y coliflor. No le dé gaseosas o bebidas carbonadas, ya que también pueden provocarle gases.
    • No le dé alimentos y bebidas que contengan sorbitol o fructosa si tiene diarrea y el estómago inflamado. Algunos ejemplos son jugos de frutas, dulces, mermeladas y gomas de mascar sin azúcar. No le dé alimentos altos en grasas, como comidas fritas, hamburguesas con queso, salchichas y postres.
    • Dele al niño comidas pequeñas con mayor frecuencia. Esto podría ayudarle a disminuir el dolor abdominal.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide