Skip to Content

Distensión Torácica De La Espalda

LO QUE NECESITA SABER:

La distensión en la pared torácica es lesión a un músculo o tendón en la parte superior o media de su espalda. Usted puede tener dolor, espasmos musculares, inflamación o rigidez. La distensión puede ser causada por una lesión a la espalda, mala postura o levantamiento de objetos pesados. Demasiada actividad también puede llevar una distensión. Una distensión leve puede causar dolor leve que desaparece en un par de días. Una distensión severa puede causar la ruptura del músculo o tendón. Existe una mínima probabilidad que se necesite de cirugía para reparar la ruptura.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Usted podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Le podrían recetar un medicamento para el dolor. Pregunte cómo se debe tomar este medicamento de forma segura. No espere hasta que el dolor sea intenso para entonces tomar su medicamento.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • Un relajante muscular sirve para prevenir o tratar espasmos.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Llame al 911 para cualquiera de los siguientes:

  • Usted tiene dolor en el pecho o le hace falta la respiración.

Regrese a la sala de emergencias sí:

  • Usted tiene un dolor intenso, o el dolor se propaga a su espalda u otras áreas.
  • Usted tiene inflamación o enrojecimiento en el área lesionada que es nuevo o se ha aumentado.

Consulte con su proveedor de salud sí:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o tratamiento.

Acuda a consulta con su proveedor de salud según le indicaron:

Usted puede necesitar que le ordenen más exámenes para determinar otras lesiones o para ver cómo está sanando su lesión. Usted también puede necesitar consultar a un especialista. Escriba sus preguntas para que recuerde hacerlas durante sus consultas médicas.

Cuidado personal:

  • Repose según las indicaciones. Muévase despacio y con cuidado. No levante objetos pesados.
  • Aplique hielo o calor según las indicaciones. El hielo disminuye el dolor y la inflamación y podría ayudar a disminuir el daño al tejido. El calor ayuda a disminuir los espasmos musculares. Su proveedor de salud puede indicarle que se aplique el hielo las primeras 24 horas para reducir la inflamación. Aplique hielo o calor en el área por 20 minutos cada hora o según le indicaron. Pregunte cuántas veces debe hacerlo al día y por cuántos días.
  • Use un vendaje elástico o un soporte para la espalda según le indicaron. Esto ayudará a mantener inmovilizada el área lesionada para que pueda recuperarse.
  • Acuda a fisioterapia según las indicaciones. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios para ayudar a fortalecer su espalda. También le pueden enseñar cómo inclinarse y moverse de una forma segura para evitar causar más lesiones.

Prevenir otra distensión torácica de la espalda:

  • Levante objetos con cuidado. Solicite que alguien le ayude a levantar objetos pesados. Si usted tiene que levantar objetos pesados, no use los músculos de la espalda para levantar. Levante ayudándose con sus piernas.
  • Verifique su postura. Mantenga la parte superior de su cuerpo y cabeza levantados. Una mala postura puede causar una distensión en su espalda o empeorar la situación. Ajuste su posición si usted trabaja enfrente de un computador. Es posible que necesite una silla con reposabrazos o apoyo para la muñeca al igual que cambiar la altura de la silla.
  • Realice ejercicios según las indicaciones. El ejercicio puede ayudarle a fortalecer sus músculos y que usted tenga más flexibilidad. No haga ejercicios o practique deportes cuando se sienta cansado. Asegúrese de hacer ejercicios de calentamiento antes de empezar y después de terminar una actividad física.
  • Estire sus músculos según las indicaciones. Mantenga sus músculos flexibles al estirarse todos los días. Realice ejercicios de calentamiento antes de hacer una actividad física.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide