Skip to Content

Distensión Cervical, Cuidados Ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

Una distensión cervical

es cuando se produce un estiramiento de los músculos o tendones del cuello. Los tendones son tejidos fuertes que conectan los músculos a los huesos. La distensión cervical también se conoce como un latigazo, debido a que se puede presentar cuando su cuello recibe un desplazamiento brusco y rápido hacia adelante y hacia atrás. El dolor podría ser repentino o empezar horas después de la lesión. La distensión cervical es comúnmente provocada por un accidente automovilístico o lesiones por deportes de contacto físico.

Busque cuidados inmediatos para los siguientes síntomas:

  • Dolor, adormecimiento, hormigueo o debilidad en los brazos, cara o cuero cabelludo
  • Dificultad para respirar, ronquera o problemas para tragar

El tratamiento para la distensión cervical

puede llegar a incluir cualquiera de los siguientes:

  • El acetaminofén disminuye el dolor. El acetaminofén está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto tomar y con qué frecuencia. Siga las instrucciones. El acetaminofén puede provocar daño al hígado si no se toma correctamente.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor y espasmos musculares.
  • Le podrían recetar un analgésico para el dolor. Pregunte cómo puede tomarlo de una forma segura.

Sobrellevar sus síntomas:

  • Regrese gradualmente a sus actividades normales. Suspéndalas si tiene dolor. Evite las actividades que pueden provocar mas daño al cuello, como levantar objetos pesados o realizar ejercicio extenuante o de alta intensidad.
  • Aplique hielo en el cuello por 15 a 20 minutos cada hora según las indicaciones. Use una compresa de hielo o coloque hielo triturado en una bolsa de plástico y cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a prevenir daño al tejido y disminuye la inflamación y el dolor.
  • Duerma sin almohada para ayudar a reducir el dolor. En vez de una almohada, enrolle una toalla pequeña bien apretada y colóquela bajo su cuello.
  • Acuda a fisioterapia como le indicaron. Un fisioterapeuta le enseñará ejercicios para mejorar la fuerza y el rango de movimiento con el fin de disminuir el dolor.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide