Skip to Content

Después De Una Reparación Laparoscópica De Hernia Hiatal

CUIDADO AMBULATORIO:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • La sangre empapa el vendaje.
  • La incisión supura pus o huele mal.
  • Sus evacuaciones intestinales son de color negro, con sangre, o de apariencia alquitranada.
  • Su vómito parece como café molido o contiene sangre.
  • Le falta el aire o empieza a tener una respiración jadeante.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre de más de 101° F (o 100° F si usted es mayor de 65 años).
  • Usted desarrolla salpullido, urticaria o comezón en la piel.
  • Usted tiene náuseas o está vomitando.
  • Usted tiene una inflamación o dolor que no se mejora.
  • Usted tiene dificultad para tragar que no mejora.
  • Usted tiene síntomas de acidez estomacal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Medicamento se pueden administrar para disminuir el dolor. Consulte con su médico para que le indique cómo tomar el medicamento para el dolor prescrito de una forma segura. Es posible que también necesite tomar medicamentos para disminuir o bloquear el ácido estomacal.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Nutrición:

  • Coma alimentos blandos como se le indique. Es posible que necesite comer alimentos blandos durante hasta 4 semanas después de la cirugía. Los ejemplos de alimentos blandos incluyen puré de papa, pudín, natilla y batidos.
  • Evite las bebidas y alimentos que produzcan gases. Podría ser difícil que usted eructe y libere el aire de su estómago. Evite alimentos altos en grasa y bebidas carbonadas como las gaseosas. Evite la goma de mascar y tomar líquidos con un pitillo. Debe comer y beber despacio, y masticar bien los alimentos.

Cuidado de la herida:

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Lave cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Si usted tiene tiras estériles cubriendo su herida, no se las quite. Se van a caer por sí solas. No tome un baño en una tina, una piscina o un jacuzzi hasta que su médico lo autorice.

Respiración profunda:

Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará diminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.

Actividad:

No maneje por una semana después de su cirugía. No levante objetos pesados. Pregúntele a su médico cuándo puede regresar a sus actividades diarias.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide