Skip to Content

Derrame Cerebral Hemisférico Izquierdo

LO QUE NECESITA SABER:

Un derrame cerebral sucede cuando la sangre no puede fluir al cerebro. Un derrame cerebral provocado por un coágulo de sangre se conoce como derrame cerebral isquémico. Un derrame cerebral provocado por una explosión o desgarre de un vaso sanguíneo se conoce como un derrame cerebral hemorrágico. Cuando los síntomas de un derrame cerebral duran entre unos minutos y unas horas y no provocan daño, se conoce como ataque isquémico transitorio (AIT). Un AIT es un signo de advertencia de que usted está en riesgo de sufrir un derrame cerebral muy pronto. El hemisferio (lado) izquierdo de su cerebro controla la parte derecha de su cuerpo. También controla el habla y las habilidades del lenguaje.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Un IV

es una cánula pequeña que se introduce en una vena y sirve para aplicarle medicamentos o líquidos.

Usted podría necesitar oxígeno adicional

si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Usted podría recibir oxígeno a través de una máscara colocada sobre su nariz y boca o a través de pequeños conductos colocados en su orificio nasal. Consulte con su proveedor de salud antes de quitarse la máscara o conducto de oxígeno.

Exámenes:

  • Una tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM) podrían mostrar donde sucedió el derrame y cualquier daño que usted tenga. Es probable que le den un líquido de contraste para ayudar a que su cráneo y cerebro se vean mejor en las imágenes. Dígale a su proveedor de salud si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala de IRM con ningún objeto de metal. El metal puede provocar lesiones graves. Dígale a su proveedor de salud si tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.
  • Una arteriografía se usa para tomar radiografías de sus arterias para comprobar si algo bloquea el flujo sanguíneo.
  • Exámenes de sangre frecuentes pueden ser necesarios mientras usted recibe tratamiento para su derrame. Estos exámenes pueden indicarle a los proveedores de salud si usted está recibiendo la cantidad correcta de medicamento.
  • Un ultrasonido de la arteria carótida usa ondas de sonido para ver cómo fluye la sangre en sus arterias carótidas. Las arterias carótidas son vasos sanguíneos que se encuentran en el cuello y transportan la sangre al cerebro. Un ultrasonido de la arteria carótida comprueba si las arterias carótidas están estrechas o bloqueadas.
  • Un estudio de deglución se usa para tomar radiografías mientras usted traga ciertos alimentos y bebidas. Este examen muestra si el alimento y los líquidos viajan a su estómago correctamente.

Monitoreo:

  • Un examen neurológico podría mostrar lo bien que funciona su cerebro después de sufrir un derrame. Los proveedores de salud revisarán la reacción de sus pupilas a la luz. Revisarán su memoria y la facilidad con la que usted se despierta. La fuerza de agarre de su mano y el equilibrio también podrían examinarse.
  • La ingesta y eliminación de líquidos podría medirse. Los proveedores de salud podrían medir la cantidad de líquidos que usted está recibiendo y cuánto está orinando.
  • Un ventilador es una máquina que le administra oxígeno y respira por usted cuando usted no lo puede hacer por sí mismo. Una sonda endotraqueal (ET, por sus siglas en inglés) se coloca en su boca o nariz y se adhiere al ventilador. Usted podría necesitar un tubo si no se puede colocar la sonda endotraqueal. El tubo se coloca por medio de una incisión dentro de su tráquea.
  • Un monitor de la presión intracraneal (PIC) mide la presión por dentro de su cráneo. Se coloca un pequeño tubo en el cráneo que se conecta a una pantalla.

Los medicamentos

podrían ayudar a mejorar su capacidad de coagulación y a detener el sangrado. Es probable que en vez de eso usted necesite medicamentos para disolver coágulos sanguíneos o para evitar que se formen. El tipo de medicamento que usted reciba dependerá de lo que está provocando su derrame. Es probable que usted también necesite medicamentos para la presión alta, colesterol alto o diabetes.

Tratamiento:

  • Es probable que usted necesite usar calcetines de compresión o botas inflables. Estos calcetines son ajustados y aplican presión sobre sus piernas. Las botas tienen una bomba de aire que aprieta y suelta distintas áreas de las botas. Esto mejora el flujo sanguíneo y ayuda a prevenir coágulos.
  • La terapia física y ocupacional puede ser necesaria. Un terapeuta físico le enseña a usted ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza y así disminuir el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña destrezas para ayudarle con sus actividades diarias. Usted continuará con su terapia de rehabilitación después de salir del hospital.
  • El entrenamiento de la vejiga y evacuaciones intestinales le ayuda a usted a controlar cuando orina o pasa sus heces.
  • La terapia de deglución puede ayudarle a aprender maneras más seguras de tragar para evitar la tos y el ahogo.
  • Una sonda alimenticia puede necesitarse si usted no puede tragar alimentos o líquidos.
  • Una trombolisis es un procedimiento que se usa para desprender los coágulos de sangre en una arteria. Se guía un catéter dentro de la arteria hasta que esté cerca del coágulo. Se administra medicamento a través del catéter que ayudará a desprender el coágulo. Es posible que extraigan el coágulo de la arteria durante el procedimiento.
  • Una cirugía podría usarse para extraer un coágulo de sangre o para ayudar a aliviar la presión dentro de su cerebro. Es posible que también necesite cirugía para remover la placa acumulada de sus arterias carótidas.

RIESGOS:

Es posible que tenga coágulos de sangre que se desprendan y se desplacen hasta sus pulmones o su cerebro. Es posible que tenga otro derrame cerebral o que entre en coma. Podría paralizarse uno o ambos lados del cuerpo. Es posible que no sea capaz de cuidarse a usted mismo o vivir solo. Usted corre mayor riesgo de caerse. Es posible que se le acorten los músculos o que le salgan úlceras por estar en la cama durante períodos prolongados. Incluso si recibe tratamiento, es posible que tenga dificultad a largo plazo para hablar, pensar o mover su cuerpo. Si no recibe tratamiento, el riesgo de tener otro derrame cerebral aumenta. Esto podría representar una amenaza para la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide