Skip to Content

Dentición

LO QUE NECESITA SABER:

La dentición es cuando los primeros dientes comienzan a brotar de las encías del niño. A los niños por lo general les sale el primer diente entre los 4 y los 8 meses de edad. A la edad de 3 años, su niño debería tener 20 dientes de leche o primarios.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • El acetaminofén sirve para calmar el dolor y bajar la fiebre del niño. Está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto medicamento es seguro darle a su hijo y la frecuencia.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

Ayude a su niño a sentirse mejor durante la dentición:

  • Permítale que mordisquee. Dé al niño un aro de dentición o un chupete frío (no congelado) para que lo mordisquee. Humedezca un paño limpio con agua fría y déselo al niño. No lo deje solo mientras esté mordisqueando el paño.
  • Frótele las encías. Frótele suavemente las encías con un dedo limpio, una cuchara fría o una gaza húmeda.
  • Dele líquidos o alimentos fríos. Dé al niño jugo frío (no congelado) para calmar el dolor. También es buena idea darle una fruta fría (como un plátano) o una verdura fría (como un pepino pelado). No le dé alimentos duros, como las zanahorias, porque se podría atragantar.

Lo que no se debe hacer:

  • No moje el chupete o el aro de dentición en miel ni azúcar.
  • No frote las encías del niño con alcohol.
  • No use aros de dentición que tengan líquido dentro. El líquido se puede salir del aro.
  • No use gel para dentición a menos que sea indicado por el médico del niño.
  • No use alimentos, líquidos ni aros de dentición congelados.
  • No ate un aro de dentición alrededor del cuello del niño. La cuerda lo puede estrangular.
  • No acueste a su niño en la cama con un biberón.

Cuidado de los dientes del niño a medida que salen:

  • Programe la primera cita del niño con el odontólogo. Esto debería ocurrir una vez que le empiecen a salir los dientes pero antes de que el niño cumpla su primer año.
  • Limpie los dientes del niño con un cepillo de dientes para niños de cerdas suaves y agua. Limpie sus dientes dos veces al día. Comience a agregar una pequeña cantidad de dentífrico con flúor al cepillo cuando el niño tenga 2 años de edad. Enseñe al niño a cepillarse correctamente. No permita que el niño muerda el cepillo de dientes ni se coma el dentífrico.
  • No permita que el niño tome el biberón cuando está acostado o durmiéndose. Esto puede hacer que se le carien los dientes y aumentar el riesgo de que le venga una infección en los oídos.
  • No permita que el niño tome el biberón mientras camina. Puede lastimarse los dientes si se cae. Tampoco permita que el niño tome pecho o el biberón durante más tiempo de lo que duraría una comida regular. Esto también puede provocar que le salgan caries.
  • No le dé jugo de fruta hasta que el niño tenga 6 meses de edad. Los niños menores de 6 años no deberían de tomar más de ½ taza a â…” de taza al día. Demasiado jugo puede causar diarrea, molestias estomacales y caries en los dientes. Dele el jugo en una taza y no en un biberón. Compre jugos pasteurizados y que sean en un 100% de fruta.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene náuseas o diarrea o está vomitando.
  • Su hijo continúa molesto e irritable después que le ha salido el diente.
  • La encía del niño está enrojecida, inflamada y tiene pus donde está saliendo el diente.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide