Skip to main content

Defectos Del Tubo Neural

CUIDADO AMBULATORIO:

Los defectos del tubo neural

son defectos congénitos que afectan el cerebro y la médula espinal. Durante el desarrollo del feto, el tubo neural deriva en la médula espinal, el cerebro y la columna vertebral. Este tubo neural se cierra normalmente dentro del primer mes de embarazo. Un defecto del tubo neural se desarrolla cuando el tubo neural no se cierra completamente.

Tipos comunes de defectos del tubo neural:

  • Espina bífida ocurre cuando las vértebras (huesos) de la columna no se forman correctamente. La columna no se cierra completamente alrededor de la médula espinal. Existen varios tipos de espina bífida. Cada tipo podría afectar a su hijo de una manera distinta. La espina bífida puede ser abierta o cerrada. Abierta significa que los nervios de la espina dorsal podrían estar expuestos o formarse por fuera de las vértebras o piel.
  • La anencefalia ocurre cuando faltan partes importantes del cerebro, el cráneo y el cuero cabelludo. Un feto con esta afección generalmente no sobrevive por mucho tiempo después del parto.
  • El encefalocele ocurre cuando el tejido cerebral es empujado a través de una parte del cráneo. La piel suele cubrir el área.

Causas o factores de riesgo de los defectos del tubo neural:

Se desconoce la causa de los defectos del tubo neural. El riesgo de tener un bebé con un defecto del tubo neural es mayor si usted también tiene un defecto del tubo neural. Lo siguiente también aumenta su riesgo:

  • Un embarazo anterior de un bebé con un defecto del tubo neural.
  • Antecedentes familiares de un defecto del tubo neural
  • Uso de medicamentos anticonvulsivos antes del embarazo y durante el embarazo
  • Obesidad o diabetes
  • Baja ingesta de ácido fólico antes del embarazo

Diagnóstico de los defectos del tubo neural:

Las pruebas de detección pueden mostrar un mayor riesgo de un defecto del tubo neural. Las pruebas genéticas no siempre son exactas o completas. Su bebé puede nacer con un trastorno del tubo neural u otro trastorno genético incluso después de una prueba negativa. Si los exámenes de detección muestran un mayor riesgo, quizás usted deba realizarse más pruebas:

  • Las muestras de villus coriónico se hacen durante el primer trimestre (9 a 11 semanas). Se toma una muestra de células de la placenta para examinar los cromosomas.
  • Amniocentesis se hace durante el segundo trimestre del embarazo (16 a 18 semanas). Se recoge una muestra del líquido que está alrededor del bebé para examinar los cromosomas.
    Amniocentesis
  • Una ecografía detallada podría hacerse de la columna y el cráneo del bebé.
  • Un ultrasonido, una tomografía computarizada o una resonancia magnética pueden hacerse para diagnosticar la espina bífida después del nacimiento.

El tratamiento

puede no ser necesario en un caso leve de espina bífida. Se puede realizar una cirugía para cerrar o para ubicar la médula espinal nuevamente dentro de las vértebras. La cirugía puede hacerse durante el embarazo o después del nacimiento. Después de la cirugía, se necesitarán cuidados a largo plazo para tratar las afecciones o discapacidades provocadas por la espina bífida.

Prevención de los defectos del tubo neural:

Hable con su médico si es una mujer en edad fértil y quiere tener un hijo. Puede ayudarla con lo siguiente:

  • Consuma la cantidad adecuada de ácido fólico cada día. Es importante empezar antes de quedar embarazada. Los defectos del tubo neural se desarrollan durante el primer mes de embarazo, posiblemente antes de que sepa que está embarazada. Si usted está planificando quedar embarazada o está embarazada, consuma de 400 a 800 microgramos (mcg) cada día.
    • La mayoría de las mujeres no reciben suficiente ácido fólico de los alimentos únicamente. Usted necesitará tomar un suplemento de ácido fólico para asegurarse de obtener suficiente cantidad cada día. Debe comenzar a tomar los suplementos por lo menos 1 mes antes de quedar embarazada. Siga tomándolos durante los primeros 3 meses de embarazo o según lo indicado.
    • Usted podría necesitar hasta 4,000 mcg cada día. Esta cantidad es necesaria si tiene un mayor riesgo de tener un bebé con un defecto del tubo neural. Las mujeres con mayor riesgo deben empezar a tomar ácido fólico 3 meses antes de quedar embarazada. Siga tomándolos durante los primeros 3 meses de embarazo o según lo indicado.
  • Controle los factores de riesgo que pueden causar un defecto del tubo neural. Su médico puede ayudarla a controlar las afecciones de salud, como la diabetes o las convulsiones. Podría hacer los cambios necesarios en los medicamentos que causan un defecto del tubo neural. Pregunte cual es un peso saludable para usted. Su médico puede ayudarla a elaborar un plan para perder peso de manera segura, si lo necesita. Es mejor alcanzar o mantener un peso saludable antes de quedar embarazada. Su médico le dirá cuánto peso puede aumentar de manera segura durante su embarazo.

Buenas fuentes de ácido fólico:

El ácido fólico es vitamina B9. Su médico puede recomendarle que consuma alimentos ricos en ácido fólico. Los siguientes alimentos son buenas fuentes de ácido fólico:

  • Harina y pan
  • Cereales para el desayuno
  • Pasta
  • Tortillas de maíz, totopos de tortilla, tortillas para tacos y tamales
  • Arroz blanco
  • Frijoles
  • Verduras de hojas verdes
  • Jugo de naranja
Fuentes de vitamina B

Acuda a sus consultas de control con su médico u obstetra según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Defectos Del Tubo Neural (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.