Skip to Content

Cuidado Del Catéter De Línea Media Del Niño

LO QUE NECESITA SABER:

Un catéter de línea media puede mantenerse en su lugar hasta por 30 días. Es necesario que cuide el catéter y la piel de la zona donde se encuentra. El cuidado adecuado es importante para evitar daños en el catéter y prevenir las infecciones.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Su hijo se siente mareado, le falta el aire o tiene dolor en el pecho.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar
  • Su hijo tose sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje del niño.
  • El brazo o pierna de su niño se siente cálida, sensible y dolorosa. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Su niño tiene dificultad para mover el brazo.
  • El catéter de su niño se sale de lugar.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo tiene fiebre, inflamación, enrojecimiento, dolor o pus en el área donde le insertaron el catéter.
  • Usted ve una rasgadura en el tubo del catéter de su hijo.
  • Usted ve que sale líquido del área de inserción.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Prevenga una infección:

El área alrededor del catéter del niño podría infectarse, o también el niño podría contraer una infección en el torrente sanguíneo. Una infección del torrente sanguíneo se denomina infección del torrente sanguíneo relacionada con el catéter (CRBSI, por sus siglas en inglés). Una infección del torrente sanguíneo relacionada con el catéter es causada por bacterias que entran en el torrente sanguíneo a través del catéter. Esto puede conducir a una enfermedad severa. Lo siguiente son formas de prevenir una infección:

  • Lávese las manos y las manos de su niño frecuentemente. Use jabón o un ungüento con base de alcohol. Límpiese las manos antes y después de tocar el catéter o el lugar donde se colocó el catéter. Recuérdele a la persona que le ayuda a cuidar del catéter de su niño que también se lave las manos. Enséñele a su hijo a no manipular ni jugar con el catéter.
    Lavado de manos
  • Limite el contacto con el catéter. No toque ni manipule el catéter de su niño a menos que necesite limpiarlo. No jale, empuje o mueva el catéter cuando se limpia la piel o cambia el vendaje. Use guantes médicos limpios al tocar el catéter o cambiar el vendaje.
  • Mantenga el área cubierta y seca. Mantenga un vendaje estéril sobre el sitio del catéter. Envuelva el área de inserción del catéter con plástico y séllelo con cinta médica antes de que su hijo se bañe. Su hijo debe tomar duchas en vez de baños. No permita que su hijo nade o se sumerja en una bañera de hidromasaje.

Cómo cambiar el vendaje y limpiar el área:

Cambie el vendaje cada 3 a 7 días o de acuerdo con las indicaciones. Cambie el vendaje cada vez que se moje, se ensucie o se mueva de lugar. Siempre cambie el vendaje en un área limpia y libre de polvo. Revise la piel de su hijo todos los días para ver si hay señales de infección, como enrojecimiento, inflamación y líquidos saliendo del área.

  • Lávese las manos. Use jabón y agua o un ungüento con base de alcohol.
  • Póngase guantes médicos limpios y una máscara. Tome cada guante doblado por el brazalete y colóqueselo de a uno a la vez. Toque solamente el brazalete al colocarse el guante. No toque la parte de afuera de los guantes con sus propias manos. No deje que toquen nada. Si alguna otra persona le está ayudando, también tiene que usar una máscara y guantes.
  • Retire cuidadosamente el vendaje transparente. Abra la línea del niño desde el área que la sostiene en su lugar. Use alcohol o solución salina para quitar la cinta, si es necesario. Quítese los guantes y deséchelos. Lávese sus manos nuevamente y póngase guantes médicos limpios.
  • Abra el kit de vendaje. El kit contendrá una almohadilla desechable estéril. Despliegue con cuidado las esquinas de la almohadilla y colóquela sobre una superficie limpia. Vacíe el contenido del kit de vendaje lejos de usted en la almohadilla.
  • Abra las almohadillas de limpieza del kit. Use las almohadillas de limpieza para frotar el área donde se introduce el catéter en la piel de su hijo. Frote el área según las indicaciones. Frote el área alrededor del área de colocación de acuerdo con las indicaciones. Deje que el área se seque. No sople sobre la piel de su hijo para ayudarla a secarse.
  • Utilice una nueva almohadilla de limpieza para frotar el tubo que sale de la piel de su hijo. Utilice un movimiento hacia abajo para limpiar el tubo. No frote subiendo y bajando por el tubo. Si vuelve a subir por el tubo podría introducir bacterias en el tubo.
  • Asegure la línea. Coloque el parche que le sirve al área de colocación de acuerdo con las indicaciones. Coloque el vendaje de cinta debajo de la línea del catéter del niño para fijarlo a su piel. Coloque la línea en su sitio. Aplique un vendaje nuevo como se le haya indicado. Si el vendaje es transparente, asegúrese de poder ver el área de la inserción.

Cómo cuidar de las tapas y el tubo:

Cambie las tapas cada 3 a 7 días o de acuerdo con las indicaciones.

  • Lávese las manos. Use agua y jabón o un gel con base de alcohol.
  • Gire las tapas para quitarlas de la punta de cada puerto. Envuelva una almohadilla con alcohol alrededor del puerto. Frote la punta del puerto con un movimiento giratorio por 30 segundos. Coloque una tapa nueva en la punta del puerto. Siga los mismos pasos para cada puerto si su hijo tiene más de uno.
  • Coloque tapas protectoras sobre las tapas de inyección, si así se indica. Los tapones protegerán el catéter de su hijo contra las infecciones cuando no esté en uso.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niño según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.