Skip to Content

Cuidado De Los Senos Para Las Madres Lactantes

LO QUE NECESITA SABER:

Sus senos experimentarán ciertos cambios normales mientras amamanta a su bebé. A veces surgen problemas con los senos y los pezones durante la lactancia. Entérese de qué cambios son normales y cuáles podrían ser problemáticos. El cuidado de sus senos puede ayudarle a evitar y mantener bajo control ciertos problemas, de modo que tanto usted como su bebé disfruten de los beneficios de la lactancia materna.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene dolores en el cuerpo y siente que no tiene energía.
  • Uno o ambos senos están rojos, inflamados, duros o doloridos.
  • Su seno se siente tibio o caliente.
  • Tiene congestión mamaria que no mejora en 24 horas.
  • Ve o siente un bulto en su seno que le duele al tocarlo.
  • Le duelen los pezones cuando amamanta o entre sesiones de lactancia.
  • Sus pezones están rojos, secos, agrietados, sangran o tienen costras.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cambios en los senos:

  • Durante los primeros días posteriores al nacimiento del bebé, su cuerpo producirá una pequeña cantidad de leche materna, llamada calostro. Su cuerpo comenzará a producir la leche madura a los 2 a 5 días. Es posible que la leche madura tarde hasta 10 días en bajar. Cuando baje la leche madura, sus senos se pondrán llenos y firmes. Es posible que estén un poco doloridos.
  • Sus senos dejarán de sentirse llenos cuando amamante al bebé. Es posible que sienta un hormigueo cuando sale la leche de los senos. Esta sensación se conoce como el reflejo de bajada de leche. Pasados 7 o más días, es posible que no sienta los senos tan llenos. Sus pezones se deberían de ver iguales que antes de comenzar a amamantar. Es buena señal si siente los senos llenos antes de amamantar y vacíos después de alimentar al bebé.

Problemas que puede tener con los senos:

  • Dolor en los pezones puede ocurrir cuando comience a amamantar a su bebé. Es posible que le duelan los pezones si el bebé no se prende correctamente del pecho. El hecho de colocar al bebé en la posición correcta para que se prenda bien del pecho pueden eliminar o aliviar el dolor en los pezones. Pida a su médico que le enseñe a hacer que su bebé se prenda correctamente del pecho. También le puede ser de beneficio colocar una compresa tibia en sus pezones para ayudar a reducir el dolor.
  • Conductos lactíferos obstruidos podrían causar que se formen bultos dolorosos en los senos. Es posible que los conductos lactíferos se obstruyan si los senos no se vacían por completo cuando amamanta al bebé. Extraiga la leche que quede en sus senos una vez que el bebé termine de amamantar. No use blusas apretadas, sostenes apretados ni sostenes con varillas. Estos pueden presionarle los senos.
  • La congestión mamaria ocurre cuando la leche baja después de que empiece a amamantar. La congestión mamaria puede causar que sus senos se inflamen y duelan. Puede también que esto suceda si el bebé se saltea una comida o si no le da el pecho cuando el bebé se lo pide. La mejor manera de combatir los síntomas de la ingurgitación mamaria es dar de comer al bebé a menudo para vaciar los senos. Puede que al bebé le resulte difícil prenderse de los senos cuando están congestionados. Si esto sucede, exprima una pequeña cantidad de leche y después haga que el bebé se prenda del pecho. Puede colocarse una toallita fría y húmeda sobre los senos para aliviar el dolor y la inflamación. Pregunte a su médico la frecuencia y cantidad de tiempo que usted debería usar la toallita fría.
  • Una infección mamaria llamada mastitis podría desarrollarse si usted tiene una obstrucción en los conductos mamarios o una congestión. Como resultado de la mastitis, los senos se enrojecen, se inflaman y duelen. También es posible que presente síntomas similares a los de la gripe, como escalofríos y fiebre. Colóquese una toallita húmeda y caliente sobre los senos para aliviar el dolor. Pregunte a su médico con qué frecuencia hacerlo. Es posible que usted deba tomar un medicamento, como el ibuprofeno, para aliviar el dolor y bajar la inflamación. También podría necesitar antibióticos para tratar una infección bacteriana. Pregunte a su médico si debería amamantar al bebé cuando tiene una infección mamaria.

Ayude a prevenir problemas con los senos:

  • Aprenda a colocar al bebé para que se prenda del pecho correctamente. Para que el bebé se prenda correctamente, asegúrese de que su boca cubra la mayor parte de la areola (la parte oscura que rodea al pezón). El bebé está en la posición correcta si usted se siente a gusto y no siente dolor. Cuando el bebe se prende correctamente el puede recibir suficiente leche y esto también puede prevenir dolor en los pezones y otros problemas con los senos. Hay varias posiciones para amamantar que usted puede usar. Escoja la posición que funciona mejor para usted y se bebé. Solicite mas información a su médico sobre cómo sujetar y amamantar a su bebé.Evite que el bebé la muerda.
  • Evite que la muerda. Es posible que el bebé comience a cortar los dientes a los 3 o 4 meses de edad. Para evitar que la muerda, desprenda la succión una vez que haya acabado de amamantar o si se queda dormido. Para desprender la succión coloque su dedo en la esquina de la boca del bebé. Si la muerde, reaccione con sorpresa o disgusto. Anímelo cuando no la muerda.
  • Amamante a su bebé de forma regular. Alimente al bebé de 8 a 12 veces al día. Es posible que deba despertarlo para darle de comer durante la noche. El bebé debería alimentarse por igual de los dos senos a lo largo del día. Si el bebé sólo toma leche de 1 seno una vez, ofrézcale el otro seno primero la próxima vez que lo amamante.
  • Programe y asista a todas sus citas de seguimiento. Hable con su médico durante las visitas de seguimiento si está teniendo problemas con sus senos. Es posible que los médicos le sugieran que participe en un grupo de apoyo para la lactancia materna o programe citas con una experta en lactancia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide