Skip to Content

Cuidado De La Piel Después De Una Lesión En La Médula Espinal

LO QUE NECESITA SABER:

El cuidado de la piel después de una lesión en la médula espinal es importante porque usted corre el riesgo de presentar llagas por presión. Una llaga por presión también es llamada úlcera por presión o úlcera de decúbito. Estas úlceras se desarrollan cuando usted se sienta o se acuesta durante mucho tiempo sobre una prominencia ósea. Las descargas accidentales de la vejiga y los intestinos pueden humedecer su piel y causar que la piel se descomponga más rápidamente. Es posible que usted no pueda sentir una cortadura o un rasguño sino hasta que se convierta en una ampolla o en una llaga grande supurante.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidado de su piel:

  • Mantenga su piel limpia y seca. Revise su piel completamente dos veces al día. Use un espejo o pida a alguien que le ayude. Observe las áreas que pueden presentar llagas más fácilmente, como el pie o el talón, las caderas o los glúteos. Tome una ducha o báñese a menudo y asegúrese de limpiar entre los pliegues de su piel. Lave y seque suavemente su piel tan pronto como sea posible después de una descarga accidental de la vejiga o los intestinos. Si su ropa está mojada, cámbiela tan pronto como sea posible. Use crema en su piel. No use polvos.
  • No se siente o acueste en la misma posición por mucho tiempo. Cambie de posición por lo menos cada 2 horas. Pídale a alguien que le ayude si usted no se puede mover solo. Los médicos pueden ayudarlo con ejercicios para hacer en la cama o en una silla.
  • Prevenga una lesión y proteja su piel. No use ropa muy apretada o muy holgada. Costuras gruesas, botones o cremalleras pueden causar llagas. Evite actividades que rocen, rasguñen o corten su piel. Deslizarse de un lugar a otro puede halar o estirar su piel y rasgarla. Levántese o pídale a alguien que lo ayude a levantarse. Pregunte acerca de un equipo médico que pueda ayudar a proteger su piel.

Ayude a prevenir una úlcera por presión:

  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted. Limite el consumo de cafeína.
  • No fume. Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. Fumar disminuye el suministro de oxígeno a su piel . La falta de oxígeno facilita la formación de úlceras por presión. Pida información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene un área enrojecida en su piel que no se vuelve blanca cuando pone presión sobre ésta.
  • Usted tiene una ampolla o una llaga abierta.
  • Usted tiene una úlcera que está roja, hinchada o drenando pus.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Usted tiene dolor intenso.
  • Usted tiene una úlcera profunda que puede estar drenando sangre o fluido.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide