Skip to Content
Are you living with NSCLC? Learn your prognosis here >>

Cor Pulmonale

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el cor pulmonale?

El cor pulmonale es una condición que ocurre cuando el lado derecho del corazón no puede bombear apropiadamente.


¿Qué provoca el cor pulmonale?

Al cor pulmonale lo provoca la hipertensión pulmonar (HP). La HP es la presión arterial alta en las arterias de los pulmones. Normalmente la presión en estas arterias es baja para permitir que la sangre fluya. La HP provoca que el lado derecho del corazón trabaje mas para obtener sangre a los pulmones. Eventualmente, la sangre no puede fluir hacia los pulmones y se regresa al lado derecho del corazón. Eso dificulta mas para que ese lado bombee apropiadamente.

¿Qué aumenta mi riesgo de cor pulmonale?

  • Las enfermedades agudas de los pulmones, como el síndrome de distrés respiratorio agudo o un coágulo de sangre en los pulmones
  • Enfermedad crónica del pulmón o del corazón, como la EPOC o cardiopatía
  • Las condiciones que disminuyen cuánto se expande el pecho, como la obesidad o la escoliosis
  • Vivir en altitud elevada
  • La ventilación mecánica (estar conectado a un respirador)
  • Trastorno de la respiración relacionado con el sueño, como apnea obstructiva del sueño

¿Cuáles son los signos y síntomas del cor pulmonale?

  • Dificultad para respirar
  • Debilidad y sentirse más cansado de lo normal
  • Dolor de pecho
  • Dolores de cabeza
  • Desmayos o sentirse mareado
  • Pérdida del apetito
  • Inflamación del abdomen, piernas y pies

¿Cómo se diagnostica el cor pulmonale?

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y cualquier problema de salud que usted tenga. Él le revisará su corazón y sus pulmones. Revisará si existe inflamación en el abdomen, los tobillos y los pies. Es posible que usted necesite hacerse alguno de los siguientes estudios:

  • Análisis de sangre: Se examina una muestra de sangre para revisar la función del corazón y del pulmón. También le examinarán la sangre para saber la cantidad de gases que contiene, como el oxígeno, ácidos y dióxido de carbono.
  • Electrocardiograma (EKG): Este examen revisa problemas con el ritmo cardíaco, como daño o enfermedad del corazón.
  • Radiografía del tórax: Una radiografía del tórax es una imagen del corazón y los pulmones. Los médicos usan los rayos x para revisar el tamaño del corazón. Una radiografía del pecho también puede mostrar líquido alrededor del corazón y del pulmón.
  • Ecocardiograma: Un ecocardiograma (eco) usa ondas sonoras para mostrar imágenes del tamaño y la forma del corazón. Un eco registra cómo se mueve el corazón cuando está latiendo y cómo fluye la sangre a través del corazón. Estas imágenes se ven en un monitor.
  • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce como escán TAC. Los rayos x usan una computadora para tomar imágenes del corazón y los pulmones. La imagen puede mostrar las condiciones que podrían provocar el cor pulmonale. Es posible que le administren un tinte de contraste antes de tomar las imágenes para que los médicos las puedan ver con más claridad. Diga a los médicos si tiene alergia al iodo o a los mariscos. También podría ser alérgico al tinte.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Este examen usa imanes de poder y una computadora para tomar imágenes del corazón y de los pulmones. Una IRM podría mostrar el tamaño y la función del lado derecho del corazón. Le podrían administrar un tinte para ayudar a que las imágenes se vean mejor. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale a sus médicos si usted tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.
  • Examen VQ: El escán V/Q es una prueba de ventilación (V) y perfusión (Q). Muestra las vías respiratorias y los vasos sanguíneos en los pulmones. Eso le hará saber al médico qué tan bien están funcionando los pulmones. Se coloca tinte radioactivo en la vena para mostrar cómo la sangre fluye a los pulmones. Después usted inhalará un gas especial. Se toman imágenes para ver que tan bien los pulmones respiran el oxígeno.

¿Cómo se trata el cor pulmonale?

  • Medicamentos:
    • Diuréticos: Estos se administran para disminuir el edema (exceso de líquido) que se junta en una parte del cuerpo, como en las piernas. Los diuréticos también pueden remover el exceso de líquido alrededor de su corazón o pulmones y podría reducir su presión sanguínea. Se le conocen como píldoras de agua. Usted va a orinar con mas frecuencia cuando tome este medicamento.
    • Medicamentos para el corazón: Se administra este medicamento para fortalecer o regular su latido cardíaco. También podría ayudar a su corazón de otras formas. Consulte con su médico para saber cual es el medicamento que esta tomando y porque lo esta tomando.
    • Vasodilatadores: Al ensanchar los vasos sanguíneos del corazón y los pulmones, los vasodilatadores pueden mejorar el flujo sanguíno. Es posible que esto contribuya a bajar la presión en los vasos sanguíneos y mejorar sus síntomas.
    • Anticoagulantes: Estos ayudan a evitar que se formen coágulos en la sangre. Los anticoagulantes pueden causarle más probabilidad para sangrar y hacerse moretones. Use una máquina de afeitar eléctrica y un cepillo de cerdas suaves para cepillar sus dientes para ayudar a evitar que sus encías sangren.
  • Cirugía:
    • Septostomía auricular: Un catéter con un globo en un extremo se mueve dentro de la aurícula. El globo se infla para crear una abertura entre la aurícula derecha e izquierda para que la sangre pueda fluir. La sangre se llena de oxígeno para que el ventrículo izquierdo la pueda bombear al cuerpo.
    • Transplante de corazón y de pulmón: Es posible que usted necesite tener un transplante de corazón y de pulmón si otros tratamientos no funcionan.

¿Cuáles son los riesgos del cor pulmonale?

  • Si usted tiene una línea central, podría contraer una infección. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la extremidad. El coágulo puede desprenderse y viajar a los pulmones. Un coágulo sanguíneo en sus pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad para respirar. Si usted necesita un transplante de corazón o pulmón, el cuerpo podría rechazar los órganos. Si el cuerpo los rechaza, usted podría necesitar otro transplante. Incluso con tratamiento, el cor pulmonale podría empeorar. Esto puede poner en peligro su vida.
  • Sin tratamiento, su corazón podría debilitarse y sus síntomas podrían empeorar. El líquido podría acumularse en los pulmones y en el cuerpo, dificultándole la respiración. Es posible que usted desarrolle coágulos de sangre en los pulmones o en el corazón. El corazón, hígado y riñones podrían dejar de funcionar. Esto podría representar una amenaza para la vida.

¿Cómo puedo controlar la respiración?

  • Soporte respiratorio: Usted podría necesitar oxígeno junto con otros dispositivos, como presión positiva continua de aire (PPCA), para ayudarlo a respirar mas fácilmente.
  • Rehabilitación pulmonar: Esto podría ayudar a mejorar los síntomas y a evitar que el cor pulmonale empeore. Usted podría aprender ejercicios de respiración para aumentar los niveles de oxígeno en el cuerpo y mejorar la función del corazón.
  • Practique la respiración de labios fruncidos: Utilice esta técnica de respiración cuando sienta falta de aliento. Eso podría ser de ayuda especialmente antes de empezar una actividad.
    • Inhale (aspire) por la nariz. Asegúrese de que está usando los músculos en su abdomen para ayudar a llenar sus pulmones con aire.
    • Exhale lentamente (espire) a través de la boca con los labios fruncidos (ligeramente arrugados). Usted debería hacer un silbido al exhalar a través de sus labios fruncidos.
    • Debería tomarle el doble tiempo exhalar de lo que le tomó inhalar. Cuente hasta 4 lentamente mientras exhala.
    • Repita este ejercicio varias veces.
      Inhalar y exhalar

¿Cómo puedo controlar el cor pulmonale?

  • Limite el consumo de líquidos como se le indique: Pregunte a su médico cuánto líquido debe tomar cada día. Demasiado líquido puede aumentar el riesgo de inflamación y empeorar el cor pulmonale.
  • Consuma alimentos saludables: Es posible que usted necesite cambiar lo que come para controlar los síntomas. Los alimentos bajos en sal son los mejores. Los alimentos saludables incluyen fruta, vegetales, panes integrales, productos lácteos bajo en grasa, frijoles, carnes sin grasa, y pescado.
  • Ejercicio: Consulte con su médico acerca de cuál es el mejor régimen de ejercicio para usted. El ejercicio podría ayudarlo a perder peso, lo cual disminuye el estrés del corazón.
  • Prevenir el embarazo: Durante el embarazo, su corazón necesita trabajar mas de lo normal. El embarazo podría representar una amenaza para la vida de usted y la del bebé. Consulte con su médico acerca de maneras seguras de prevenir el embarazo.
  • No tome alcohol: El alcohol puede dificultarle la respiración y puede empeorar el cor pulmonale. Consulte con su médico si usted consume bebidas alcohólicas y necesita ayuda para dejar de hacerlo.
  • No fume: Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. El humo del tabaco puede empeorar los síntomas del corazón y del pulmón. También pueden provocar enfermedades cardíacas y del pulmón. Solicite a su médico más información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted está más cansado de lo normal.
  • Usted está orinando mucho menos de lo normal.
  • Usted se siente mareado, aturdido o confundido.
  • Usted tiene inflamación nueva o mayor en el abdomen, piernas o pies.
  • Tiene más falta de aliento o se despierta de sus sueños falto de aire.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene dolor en el pecho que no desaparece con reposo.
  • Usted tiene falta de aliento severa.
  • Sus manos o pies de repente se sienten fríos al tocarlos.
  • Su corazón esta latiendo más rápido de lo normal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide