Skip to Content

Control De Niño Sano A La 1ra. Semana

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es un control del niño sano?

Un control de niño sano es cuando usted lleva a su niño a ver a un médico con el propósito de prevenir problemas de salud. Es un tipo diferente de cita que cuando su niño va a consulta con el médico porque se encuentra enfermo. Las consultas de control del niño sano se usan para llevar un registro del crecimiento y desarrollo de su niño. También es un buen momento para hacer preguntas y conseguir información de cómo mantener a su niño fuera de peligro. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas. Su niño debe tener controles de niño sano regulares desde el nacimiento hasta los 17 años.

¿Qué hitos de desarrollo puede alcanzar mi bebé a la primera semana?

Cada bebé se desarrolla a su propio paso. Es probable que su bebé alcance los siguientes hitos de desarrollo a la 1ra. semana o más adelante:

  • Concentra su atención en las caras de las personas u objetos que están cerca de su cara
  • Responde a sonidos, como a las voces
  • Tiene varias reacciones tipo reflejo, como el reflejo de succión, agarrar un dedo con la palma de su mano y estirar su brazo cuando hace la cabeza hacia un lado

¿Qué puedo hacer cuando mi bebé llora?

  • Abrace al bebé piel contra piel y mézalo o envuélvalo en una sábana suave.
  • Dé golpecitos suaves en la espalda o el pecho del bebé. Acaricie o frote la cabeza de su bebé.
  • Cántele o háblele en voz baja, o tóquele música suave o música relajante.
  • Ponga al bebé en la sillita del coche y dele un paseo o llévelo de paseo en la carreola.
  • Haga eructar al bebé para que expulse los gases.
  • Dele un baño tibio, relajante.

¿Qué necesito saber sobre amamantar a mi bebé?

  • La leche materna tiene muchos beneficios para su bebé. Sus senos primero producirán calostro. El calostro es rico en anticuerpos (proteínas que protegen el sistema inmunológico de su bebé). La leche materna empieza a reemplazar al calostro de 2 a 4 días después de nacido su bebé. La leche materna contiene las proteínas, grasas, azúcares, vitaminas y minerales que su bebé necesita para crecer. La leche materna protege a su bebé contra alergias e infecciones. También puede disminuir el riesgo de su bebé de sufrir del síndrome de muerte infantil súbita (SMIS).
  • Alimente a su bebé con leche materna exclusivamente por 4 a 6 meses. No le dé a su bebé nada más, además de leche materna.
  • Es probable que su bebé le haga saber cuando está listo para comer. Es probable que esté más despierto y se mueva más. Es posible que se ponga las manos en la boca. Es probable también que haga sonidos succionantes. El llanto es normalmente una señal tardía de que su bebé tiene hambre.
  • Encuentre una forma cómoda de cargar a su bebé mientras lo amamanta. Pregúntele a su médico por más información sobre cómo cargar a su bebé mientras lo amamanta.
    Posición de cuna
    Posición cuna cruzada
    Posición fútbol americano
    Posición acostada
  • Alimente a su bebé 8 a 12 veces al día. Seguramente querrá alimentarse cada 2 a 4 horas. Despierte al bebé para alimentarlo si duerme más de 4 ó 5 horas. Si su bebé está durmiendo y es hora de amamantarlo, pase su dedo suavemente sobre los labios de su bebé. También puede desvestirlo o cambiarle el pañal. A los 3 o 4 días después de nacido, su bebé podría comer cada 1 o 2 horas. Su bebé volverá a querer amamantar cada 2 o 4 horas cuando tenga 1 semana de nacido.
  • Su bebé le dará señales cuando ya ha comido lo suficiente. Pare de amamantarlo cuando le muestra señales de no querer tomar más. Es probable que mueva la cabeza hacia un lado, cierre los labios, expulse el pezón de su boca o deje de succionar. Puede que su bebé se duerma cuando esté terminando de amamantar. Si eso pasa, no lo despierte.
  • Su bebé debe ensuciar entre 6 a 8 pañales con orina al día. El número de pañales mojados le indicará a usted que su bebé está recibiendo suficiente leche materna. Su bebé puede tener de 3 a 4 evacuaciones intestinales por día. Las evacuaciones intestinales de su bebé pueden ser blandas.
  • No le dé a su bebé un chupete hasta que tenga entre 4 a 6 semanas de nacido. El uso de un chupete antes de tiempo podría dificultarle a su bebé amamantar correctamente.
  • Consiga ayuda y más información sobre cómo amamantar a su bebé.
    • American Academy of Pediatrics
      141 Northwest Point Boulevard
      Elk Grove Village , IL 60007-1098
      Phone: 1- 847 - 434-4000
      Web Address: http://www.aap.org
    • La Leche League International
      957 North Plum Grove Road
      Schaumburg , IL 60173
      Phone: 1- 847 - 519-7730
      Phone: 1- 800 - 525-3243
      Web Address: http://www.lalecheleague.org

¿Qué necesito saber sobre alimentar a mi bebé con fórmula?

  • Alimente a su bebé con fórmula solamente por 4 a 6 meses. No le dé a su bebé nada más que fórmula.
  • Pregúntele a su médico cuál fórmula darle a su bebé. Es probable que su bebé necesite fórmula que contenga hierro. Distintos tipos de fórmula incluyen la leche de vaca, soya y otras fórmulas. Algunas fórmulas ya vienen listas para tomar y otras podrían necesitar mezclarse con agua. Pregúntele a su médico cómo preparar la fórmula para su bebé.
  • Es probable que su bebé le haga saber cuando está listo para comer. Es posible que esté más despierto y se mueva más. Es posible que se ponga las manos en la boca. Es probable también que haga sonidos succionantes. El llanto es normalmente una señal tardía de que su bebé tiene hambre.
  • Cargue a su bebé en posición recta cuando le da biberón. Puede resultarle cómodo darle de comer a su bebé sentada en una silla mecedora o en una silla con apoyo para brazos. Cargue a su bebé para que puedan verse a los ojos mientras toma su biberón. Esta es una buena forma para establecer una relación más cercana con su bebé. Coloque una almohada por debajo de su brazo para apoyarlo. Envuelva su brazo cuidadosamente alrededor de la parte superior del cuerpo del bebé para así apoyarle la cabeza con su brazo. Asegúrese de que la parte superior del cuerpo de su bebé quede más alta que la parte inferior. No apoye el biberón en la boca de su bebé ni lo acueste de espaldas mientras lo alimenta. Esto podría causarle ahogo.
  • Su bebé tomará de 2 a 4 onzas de fórmula cada vez que come. Es posible que el bebé quiera comer mucho un día y que no sienta deseos de comer demasiado el día siguiente.
  • Alimente a su bebé 8 a 12 veces al día. Seguramente querrá alimentarse cada 2 a 4 horas. Despierte al bebé para alimentarlo si duerme más de 4 ó 5 horas. Si su bebé está durmiendo y es hora de amamantarlo, pase su dedo suavemente sobre los labios de su bebé. También puede desvestirlo o cambiarle el pañal. A los 3 o 4 días después de nacido, su bebé podría comer cada 1 o 2 horas. Su bebé volverá a querer amamantar cada 2 o 4 horas cuando tenga 1 semana de nacido.
  • Su bebé le dará señales cuando ya ha comido lo suficiente. Pare de darle fórmula cuando muestra señales de no tener más hambre. Es probable que mueva la cabeza hacia un lado, cierre los labios, expulse el pezón de su boca o deje de succionar. Puede que su bebé se duerma cuando esté terminando de amamantar. Si esto pasa, no lo despierte para terminar de tomar fórmula.
  • Lave los biberones y tetinas con agua caliente y jabón. Use un cepillo para biberones para lavar el biberón y el pezón de goma. Enjuague con agua tibia después de lavar. Deje secar los biberones y pezones de goma al aire. Asegúrese de que estén completamente secos antes de guardarlos en gabinetes o cajones.

¿Cómo le saco los gases a mi bebé a ?

Haga eructar a su bebé cuando cambie de un seno al otro o después de cada 2 o 3 onzas de biberón. Ayúdelo a eructar de nuevo cuando termine de comer. El bebé puede escupir un poco de leche al eructar. Esto es normal. Sostenga al bebé en cualquiera de las siguientes posiciones para ayudarle a eructar:

  • Sostenga al bebé apoyado sobre su pecho u hombro. Apoye los glúteos del bebé en una de sus manos. Use la otra mano para dar golpecitos o frotar su espalda suavemente.
  • Siente al bebé erguido en su regazo. Use una mano para apoyarle el pecho y cabeza. Utilice la otra mano para dar unos golpecitos o frotarle la espalda.
  • Ponga al bebé atravesado sobre su regazo. Debe estar boca abajo, con la cabeza, el pecho y el vientre apoyados sobre su regazo. Sujétele bien con una mano y con la otra frótele o dele unos golpecitos en la espalda.

¿Cómo debería acostar a mi bebé?

Es muy importante que acueste a su bebé en un lugar seguro para dormir. Ésto puede disminuir enormemente el riesgo del síndrome de muerte súbita. Dígale a los abuelos, las niñeras, y a los demás encargados de cuidar a su bebé que sigan las siguientes reglas:

  • Acueste al bebé boca arriba para dormir. Haga esto cada vez que él duerma (siestas y por la noche). Haga ésto incluso si su bebé duerme más profundo boca abajo o sobre su estómago o de lado. Las probabilidades de asfixia con el vómito o las regurgitaciones disminuyen si su bebé duerme boca arriba.
  • Ponga a dormir a su bebé en una superficie firme y plana. Su bebé debería dormir en una cuna, un moisés o mecedora que cumpla con los estándares de seguridad de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC por sus siglas en inglés). No permita que duerma sobre almohadas, camas de agua, colchones blandos, edredones, asientos suaves rellenos de bolitas que adoptan la forma del que se sienta, ni ninguna otra superficie blanda. Si se queda dormido en el asiento infantil de seguridad para el auto, el coche para bebé, o la mecedora páselo a la cuna del bebé. Se podría cambiar de posición en uno de los aparatos para sentarse y no poder respirar bien.
  • Ponga a su bebé a dormir en una cuna o moisés que tenga lados firmes. Los rieles alrededor de la cuna de su bebé no deben quedar a más de 2â…œ de pulgadas el uno del otro. Si la cuna es de cedazo, ésta debe tener aberturas pequeñas que midan menos de ¼ de pulgada.
  • Acueste a su bebé en su propia cuna. Una cuna o un moisés en su habitación, cerca de su cama, es el lugar más seguro para que duerma su bebé. Nunca permita que duerma con usted en su cama. Nunca deje que se quede dormido en un sofá ni en una silla para reclinarse.
  • No deje objetos suaves ni ropa de cama floja en su cuna: La cuna del bebé sólo debe tener un colchón con una sábana ajustable. Utilice una sábana hecha para el colchón. No ponga almohadas, protectores de cuna, edredones o animales de peluche en su cama. Vista a su bebé con un saco de dormir o con ropa para dormir antes de acostarlo. Evite las mantas sueltas. Si usted tiene que usar una manta, ajústela por debajo del colchón.
  • No permita que su niño tenga mucho calor. Mantenga la habitación a una temperatura que resulte cómoda para un adulto. Nunca lo vista con más de 1 prenda de vestir de lo que usted usaría. No cubra su cara ni cabeza mientras duerme. Su bebé está demasiado acalorado si está sudando o si su pecho se siente caliente.
  • No levante la cabecera de su cama. Su bebé podría deslizarse o rodar en una posición que le hace difícil respirar.

¿Qué puedo hacer para mantener a mi bebé seguro?

  • No le administre medicamentos a su recién nacido a menos que sea formulado por el médico. Pida instrucciones si no sabe cómo suministrar el medicamento. Si olvida darle una dosis a su bebé, no le duplique la próxima dosis. Pregunte que debe hacer si se le olvida una dosis. No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • No agite nunca a su bebé para que deje de llorar. Puede provocarle ceguera o lesiones cerebrales. Puede ser muy difícil escuchar que el bebé está llorando y no poder calmarlo. Ponga a su bebé en su cuna o encierro si usted se siente frustrada o molesta. Llame a una amiga o familiar y dígales cómo se siente usted. Pida ayuda y tómese un descanso si está estresada o abrumada.
  • No deje nuca a su bebé en un encierro o cuna con los lados o barandas bajas. Su bebé podría caerse y salir lastimado. Asegúrese de que las barandas estén aseguradas.
  • Sostenga a su bebé con una mano cada vez que le cambie los pañales o lo vista. Esto prevendrá que se caiga de una mesa, mostrador, cama o sillón.
  • Usted siempre debe usar una asiento de seguridad para carro de los que ven hacia atrás cuando lleva a su bebé en su carro. El asiento para carro debe siempre ubicarse en el asiento de atrás. Asegúrese de que la sillita de seguridad cumple la normativa de seguridad federal. Es muy importante instalar correctamente la silla de seguridad en el auto y utilizarla de forma adecuada. El arnés y las correas deben estar posicionadas para prevenir que la cabeza de su bebé se caiga hacia adelante. Pida más información sobre los asientos de seguridad para bebés.
  • No fume cerca de su bebé. No permita que nadie fume cerca de su bebé. Tampoco fume en su casa o carro. El humo de los cigarrillos o puros puede causar asma o problemas respiratorios en su bebé.
  • Lleve una clase de primeros auxilios y resucitación cardiopulmonar (RCP) para bebés. Estas clases le ayudarán a aprender cómo atender a su bebé en caso de una emergencia. Pregúntele al médico de su bebé dónde puede tomar estas clases.

¿Qué puedo hacer para cuidar de la piel de mi bebé?

  • Bañe a su bebé con una toalla pequeña (baño de esponja) y agua tibia y un jabón hecho para la piel de los bebés. No use aceite, cremas o ungüentos para bebés. Estos podrían irritar la piel de su bebé o empeorar los problemas de su piel. Lave la cabeza y el cuero cabelludo de su bebé diariamente. Esto podría prevenir la costra de leche. No bañe a su bebé en tina o pila hasta que se le haya caído el cordón umbilical. Pida más información acerca del baño con esponja para su bebé.

  • Use lociones humectantes para la piel de su bebé. Pregúntele a su médico cuáles lociones son seguras para la piel de bebé. No use polvos ni talcos.
  • Prevenga la pañalitis. Cambie los pañales de su bebé frecuentemente. Limpie los glúteos de su bebé con una toalla húmeda o toallita para bebés. No utilice toallitas si el bebé tiene una sarpullido o una circuncisión que aún no se ha curado. Levántele las piernas cuidadosamente y límpiele los glúteos. Limpie siempre de adelante hacia atrás. Limpie por debajo de los dobleces de la piel y entre los pliegues. Deje que la piel se seque al aire antes de ponerle un pañal limpio. Pregúntele al médico de su bebé sobre cremas y ungüentos que son seguros para usar en el área del pañal de su bebé.
  • Use una toalla húmeda o bola de algodón para limpiar la parte de afuera de los oídos de su bebé. No coloque hisopos de algodón en los oídos de su bebé. Estos pueden lastimarle los oídos y forzar que la cera de los oídos entre más.La cera sale de los oídos de su bebé por si sola. Hable con el médico de su bebé si cree que el bebé tiene demasiado cerumen.
  • Mantenga el ombligo de su bebé limpio y seco. El muñón del cordón umbilical de su bebé se secará y caerá después de los 7 a 21 días, dejando un ombligo. Si el ombligo de su bebé se ensucia con orina o heces, lávelo inmediatamente con agua. Séquelo suavemente sin frotar. Esto ayudará a evitar infecciones en torno al cordón umbilical del bebé. Doble la parte delantera del pañal un poco hacia abajo por debajo del cordón umbilical para dejar que se seque al aire. No tape ni tire del muñón del cordón umbilical. Llame al médico de su bebé si el ombligo está rojo, tiene una secreción o huele mal.
  • Mantenga la circuncisión de su bebé limpia y seca. El pene del bebé puede llevar un anillo de plástico que se caerá en unos 8 días. Puede que tenga el pene cubierto con una gasa y jalea de petroleo. Exprima agua tibia de una toalla húmeda empapada o bola de algodón y aplique esa agua al pene de su bebé. No use jabón ni toallitas para limpiar el área de la circuncisión. Lo cual podría provocarle picazón o irritar el pene del bebé. El pene de su bebé debería sanar en 7 a 10 días.
  • No exponga a su bebé al sol. La piel de su bebé es sensible. Puede quemarse fácilmente. Cubra la piel de su bebé con ropa si necesita llevarlo afuera. Manténgalo en la sombra lo más posible. No le aplique protector solar, a menos que no haya sombra. Pregúntele al médico qué tipo de protector solar es seguro para usar en la piel de su bebé.
  • Un sarpullido es normal en bebés de 4 a 8 semanas de edad. No aplique ninguna crema o ungüento en el sarpullido del bebé. Éste debe mejorar por si solo.

¿Qué hago para prevenir que mi bebé se enferme?

  • Lávese las manos antes de tocar a su bebé. Use un gel de manos antiséptico a base de alcohol o jabón y agua. Lávese las manos después de cambiarle los pañales a su bebé y antes de alimentarlo.
  • Pídale a todas las personas que lo visitan que también se laven las manos antes de tocar al bebé. Pídales que usen un gel de manos antiséptico a base de alcohol o jabón y agua. Dígale a sus amigos y familiares que no visiten a su bebé si están enfermos.
  • Aleje a su bebé de lugares con demasiada gente. No lleve a su bebé a lugares llenos de gente, como el mall, restaurantes o cines. El sistema inmunológico de su bebé es débil y por lo tanto su bebé puede enfermarse fácilmente.

¿Cómo puedo cuidarme y a mi familia durante este tiempo?

  • Duerma cuando su bebé duerme. Es probable que su bebé coma más frecuentemente durante la noche. Descanse durante el día mientras su bebé duerme.
  • Pídale ayuda a sus familiares y amigos. Cuidar de un bebé puede ser abrumador. Hable con sus familiares y amigos. Dígales lo que usted necesita que hagan para ayudarle a cuidar de su bebé.
  • Saque tiempo para usted y su compañero. Planee tiempo para pasar sola y con su compañero. Busque formas de relajarse, como ver una película, escuchar música o salir a caminar juntos. Usted y su pareja necesitan estar sanos para poder cuidar de su bebé.
  • Permita que otros niños le ayuden a cuidar de su bebé. Esto le ayudará a sus niños mayores a sentirse amados y cuidados. Deje que le ayuden a alimentar a su bebé o incluso a bañarlo. Nunca deje a su bebé solo con otros niños.
  • Pase tiempo sola con sus otros niños. Haga actividades con ellos que ellos disfrutan. Pregúnteles qué sienten sobre su hermanito recién nacido. Conteste las preguntas que tengan sobre el nuevo bebé. Trate de seguir con la rutina familiar.
  • Únase a un grupo de apoyo. Podría ser útil hablar con otras mamás primerizas.

¿Cuándo debo consultar al médico de mi bebé?

  • Su bebé tiene una temperatura de 100.4° F o más alta.
  • Su bebé no está comiendo bien.
  • Su bebé orina o ensucia menos de 6 pañales al día.
  • Usted se siente triste, deprimido o abrumado por más de 2 semanas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de usted y su bebé.

¿Qué necesito saber sobre el próximo control de niño sano de mi bebé?

El médico de su bebé le dirá cuándo traerle a su bebé para su próximo control. El próximo control de niño sano es generalmente en 2 semanas. Comuníquese con el médico de su bebé si usted tiene alguna pregunta o inquietudes sobre la salud o cuidados de su bebé antes de la próxima cita.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide