Skip to Content

Control De Niño Sano A 1 Mes De Edad

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es un control del niño sano?

Un control de niño sano es cuando usted lleva a su niño a ver a un médico con el propósito de prevenir problemas de salud. Es un tipo diferente de cita que cuando su niño va a consulta con el médico porque se encuentra enfermo. Las consultas de control del niño sano se usan para llevar un registro del crecimiento y desarrollo de su niño. También es un buen momento para hacer preguntas y conseguir información de cómo mantener a su niño fuera de peligro. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas. Su niño debe tener controles de niño sano regulares desde el nacimiento hasta los 17 años.

¿Cuáles hitos del desarrollo puede haber alcanzado mi bebé a 1 mes de nacido?

Cada bebé se desarrolla a su propio paso. Es probable que su niño ya haya alcanzado los siguientes hitos de su desarrollo o los alcance más adelante:

  • Se concentra en rostros u objetos y los sigue cuando se mueven
  • Responde a sonidos y mueve la cabeza en dirección de un sonido fuerte que escucha, como una voz o llanto
  • Mueve más sus brazos y piernas o los mueve en respuesta a gente o sonidos
  • Agarra un objeto colocado en su mano
  • Levanta la cabeza por periodos cortos de tiempo cuando está acostado de estómago

¿Cómo ayudo a mi bebé a crecer y desarrollarse?

  • Ponga a su bebé de estómago cuando esté despierto y usted esté ahí al lado para vigilarlo. Estar acostado de estómago le ayudará a su bebé a desarrollar los músculos que controlan su cabeza. Nunca deje a su bebé solo cuando está acostado de estómago.
  • Hable y juegue con su bebé. Esto ayudará a establecer una relación más cercana con su bebé. Su voz y roce le ayudará a su bebé a confiar en usted.
  • Ayude a su niño a desarrollar un ciclo saludable para sus horas dormido y despierto. Su bebé necesita dormir para estar sano y crecer. Establezca una rutina para la hora de dormir. Bañe y alimente a su bebé justo antes de acostarlo. Esto le ayudará a relajarse y dormirse más fácilmente. Ponga a su bebé en su cuna cuando está despierto pero con sueño.
  • Busque recursos para ayudarle a cuidar de su bebé. Hable con el médico de su bebé si usted tiene alguna dificultad para comprar comida, ropa o artículos para su bebé. Hay recursos comunitarios disponibles que pueden proveerle con provisiones necesarias para cuidar a su bebé.

¿Qué puedo hacer cuando mi bebé llora?

Su bebé podría llorar porque tiene hambre. Quizá tenga el pañal sucio o tal vez sienta frío o calor. Podría llorar sin ninguna razón que usted pueda determinar. También podría llorar más frecuentemente por las tardes o noches. Puede ser muy difícil escuchar que el bebé está llorando y no poder calmarlo. Pida ayuda y tómese un descanso si está estresada o abrumada. Nunca sacuda al bebé para que deje de llorar. Puede provocarle ceguera o lesiones cerebrales. Lo siguiente podría ayudarle a calmarlo:

  • Abrace al bebé piel contra piel y mézalo o envuélvalo en una sábana suave.
  • Dé golpecitos suaves en la espalda o el pecho del bebé. Acaricie o frote la cabeza de su bebé.
  • Cántele o háblele en voz baja, o tóquele música suave o música relajante.
  • Ponga al bebé en la sillita del coche y dele un paseo o llévelo de paseo en la carreola.
  • Haga eructar al bebé para que expulse los gases.
  • Dele un baño tibio, relajante.

¿Cómo debería acostar a mi bebé?

Es muy importante que acueste a su bebé en un lugar seguro para dormir. Ésto puede disminuir enormemente el riesgo del síndrome de muerte súbita. Dígale a los abuelos, las niñeras, y a los demás encargados de cuidar a su bebé que sigan las siguientes reglas:

  • Acueste al bebé boca arriba para dormir. Haga esto cada vez que él duerma (siestas y por la noche). Haga ésto incluso si su bebé duerme más profundo boca abajo o sobre su estómago o de lado. Las probabilidades de asfixia con el vómito o las regurgitaciones disminuyen si su bebé duerme boca arriba.
  • Ponga a dormir a su bebé en una superficie firme y plana. Su bebé debería dormir en una cuna, un moisés o mecedora que cumpla con los estándares de seguridad de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC por sus siglas en inglés). No permita que duerma sobre almohadas, camas de agua, colchones blandos, edredones, asientos suaves rellenos de bolitas que adoptan la forma del que se sienta, ni ninguna otra superficie blanda. Si se queda dormido en el asiento infantil de seguridad para el auto, el coche para bebé, o la mecedora páselo a la cuna del bebé. Se podría cambiar de posición en uno de los aparatos para sentarse y no poder respirar bien.
  • Ponga a su bebé a dormir en una cuna o moisés que tenga lados firmes. Los rieles alrededor de la cuna de su bebé no deben quedar a más de 2â…œ de pulgadas el uno del otro. Si la cuna es de cedazo, ésta debe tener aberturas pequeñas que midan menos de ¼ de pulgada.
  • Acueste a su bebé en su propia cuna. Una cuna o un moisés en su habitación, cerca de su cama, es el lugar más seguro para que duerma su bebé. Nunca permita que duerma con usted en su cama. Nunca deje que se quede dormido en un sofá ni en una silla para reclinarse.
  • No deje objetos suaves ni ropa de cama floja en su cuna: La cuna del bebé sólo debe tener un colchón con una sábana ajustable. Utilice una sábana hecha para el colchón. No ponga almohadas, protectores de cuna, edredones o animales de peluche en su cama. Vista a su bebé con un saco de dormir o con ropa para dormir antes de acostarlo. Evite las mantas sueltas. Si usted tiene que usar una manta, ajústela por debajo del colchón.
  • No permita que su niño tenga mucho calor. Mantenga la habitación a una temperatura que resulte cómoda para un adulto. Nunca lo vista con más de 1 prenda de vestir de lo que usted usaría. No cubra su cara ni cabeza mientras duerme. Su bebé está demasiado acalorado si está sudando o si su pecho se siente caliente.
  • No levante la cabecera de su cama. Su bebé podría deslizarse o rodar en una posición que le hace difícil respirar.

¿Qué puedo hacer para mantener a mi bebé seguro en el carro?

  • El niño siempre tiene que viajar en un asiento de seguridad para el carro con orientación hacia atrás. Escoja un asiento que cumpla con el Estatuto 213 de la federación automotriz de seguridad (Federal Motor Vehicle Safety Standard 213). Asegúrese que el asiento de seguridad para niños tenga un arnés y un gancho. También se debe asegurar que el niño está bien sujetado con el arnés y los broches. No debería haber un espacio mayor a un dedo entre las correas y el pecho del niño. Consulte con su médico para conseguir más información sobre los asientos de seguridad para los carros.
    Asientos de seguridad para niños
  • Siempre coloque el asiento de seguridad del niño en la silla trasera del carro. Nunca coloque el asiento de seguridad para carro en el asiento de adelante. Estar en la parte trasera servirá en caso de un accidente para evitar que el niño sufra lesiones.

¿Cómo mantengo a mi bebé seguro en casa?

  • No deje nuca a su bebé en un encierro o cuna con los lados o barandas bajas. Su bebé podría caerse y salir lastimado. Asegúrese de que las barandas estén aseguradas.
  • Sostenga a su bebé con 1 mano cada vez que le cambie los pañales o lo vista. Esto prevendrá que se caiga de una mesa, mostrador, cama o sillón.
  • Mantenga cables o cuerdas colgantes lejos de su bebé. Se recomienda evitar tener cortinas, cables eléctricos o cuerdas que cuelguen de la cuna o corralito de su bebé.
  • No le ponga a su bebé collares ni brazalete. Su bebé podría estrangularse con estos artículos.
  • No fume cerca de su bebé. No permita que nadie fume cerca de su bebé. Tampoco fume en su casa o carro. El humo de los cigarrillos o puros puede causar asma o problemas respiratorios en su bebé. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar.
  • Lleve una clase de primeros auxilios y resucitación cardiopulmonar (RCP) para bebés. Estas clases le ayudarán a aprender cómo atender a su bebé en caso de una emergencia. Pregúntele al médico de su bebé dónde puede tomar estas clases.

¿Qué hago para prevenir que mi bebé se enferme?

  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria. No le administre medicamentos a su recién nacido a menos que sea formulado por el médico. Pida instrucciones si no sabe cómo suministrar el medicamento. Si olvida darle una dosis a su bebé, no le duplique la próxima dosis. Pregunte que debe hacer si se le olvida una dosis.
  • Lávese las manos antes de tocar a su bebé. Use un gel de manos antiséptico a base de alcohol o jabón y agua. Lávese las manos después de cambiarle los pañales a su bebé y antes de alimentarlo.
  • Pídale a todas las personas que lo visitan que también se laven las manos antes de tocar al bebé. Pídales que usen un gel de manos antiséptico a base de alcohol o jabón y agua. Dígale a sus amigos y familiares que no visiten a su bebé si están enfermos.

¿Qué puedo hacer para que mi bebé reciba la nutrición suficiente?

  • Continúe tomando sus vitaminas prenatales o una vitamina diaria si está amamantando a su bebé. Estas vitaminas pasarán a su bebé por medio de la leche materna.
  • La leche materna le brinda a su bebé la mejor nutrición. También tiene anticuerpos y otras sustancias que lo ayudan a proteger el sistema inmunológico del bebé.
  • Dele a su bebé leche materna o fórmula que contenga hierro, por 4 a 6 meses. No le dé a su bebé nada además de leche materna o fórmula. Su bebé no necesita agua ni otros alimentos a esta edad.
  • Alimente a su bebé cuando le muestra señales de estar hambriento. Es probable que esté más despierto y se mueva más. Es posible que se ponga las manos en la boca. Es probable también que haga sonidos succionantes. El llanto es normalmente una señal tardía de que su bebé tiene hambre.
  • Amamante o dele biberón a su bebé de 8 a 12 veces al día. Seguramente querrá alimentarse cada 2 a 3 horas. Despierte al bebé para alimentarlo si duerme más de 4 ó 5 horas. Si su bebé está durmiendo y es hora de amamantarlo, pase su dedo suavemente sobre los labios de su bebé. También puede desvestirlo o cambiarle el pañal. Es probable que su bebé coma más cuando tenga unas 6 a 8 semanas de edad. Esto se debe a un aumento rápido de su crecimiento a esta edad.
  • Prepare y caliente la fórmula según indicaciones. Siga las indicaciones del paquete. Pregúntele al médico sobre cómo preparar la fórmula, si fuera necesario.
  • Si usted está amamantando a su bebé, espere hasta que su bebé tenga de 4 a 6 semanas para darle biberón. Esto le dará a su bebé tiempo para aprender a amamantar correctamente. Pídale a otra persona que le de el primer biberón a su bebé. Seguramente su bebé necesitará tiempo para acostumbrarse al pezón de hule del biberón. Es posible que tenga que probar diferentes boquillas de biberones con su bebé. Cuando encuentre una boquilla de biberón que se adapte bien a su bebé, continúe usando ese modelo.
  • No apoye el biberón en la boca de su bebé ni lo acueste de espaldas mientras lo alimenta. Esto podría causarle ahogo. Mejor sostenga el biberón con sus manos mientras se lo pone en la boca a su bebé.
  • Su bebé tomará de 2 a 4 onzas de fórmula cada vez que come. Es posible que el bebé quiera comer mucho un día y que no sienta deseos de comer demasiado el día siguiente.
  • Su bebé le dará señales cuando ya ha comido lo suficiente. Pare de amamantarlo cuando le muestra señales de no querer tomar más. Es probable que mueva la cabeza hacia un lado, cierre los labios, expulse el pezón de su boca o deje de succionar. Puede que su bebé se duerma cuando esté terminando de amamantar. Si eso pasa, no lo despierte.
  • Sáquele el gas a su bebé después que lo alimenta o mientras descansa durante su biberón o pecho. Su bebé podría tragar aire mientras amamanta o toma biberón. Dele palmaditas suaves en la espalda mientras le saca el aire.
  • Su bebé debería orinar entre 5 a 8 pañales al día. La cantidad de pañales orinados le indicará a usted que su bebé está recibiendo la leche materna necesaria. Su bebé puede tener de 3 a 4 evacuaciones intestinales por día. Las evacuaciones de su bebé pueden ser sueltas si lo está amamantando. A las 6 semanas, los bebés que solo toman pecho podrían tener 1 movimiento fecal cada 3 días.
  • Lave los biberones y tetinas con agua caliente y jabón. Use un cepillo para biberones para lavar el biberón y el pezón de goma. Enjuague con agua tibia después de lavar. Deje secar los biberones y pezones de goma al aire. Asegúrese de que estén completamente secos antes de guardarlos en gabinetes o cajones.
  • Consiga ayuda y más información sobre cómo amamantar a su bebé.
    • American Academy of Pediatrics
      141 Northwest Point Boulevard
      Elk Grove Village , IL 60007-1098
      Phone: 1- 847 - 434-4000
      Web Address: http://www.aap.org
    • La Leche League International
      957 North Plum Grove Road
      Schaumburg , IL 60173
      Phone: 1- 847 - 519-7730
      Phone: 1- 800 - 525-3243
      Web Address: http://www.lalecheleague.org

¿Cómo baño a mi bebé en tina?

Use una tina de baño para bebés durante los primeros 6 meses. No bañe a su bebé en una tina para adultos hasta que se pueda sentar sin ayuda. Bañe a su bebé 2 a 3 veces por semana durante el primer año. Bañarlo más frecuentemente puede secarle la delicada piel.

  • No deje nunca a su bebé solo durante un baño en tina. Su bebé se puede ahogar en 1 pulgada de agua. Si usted tiene que salir de la habitación, envuelva al bebé en una toalla y llévelo con usted.
  • Mantenga la habitación cálida. La habitación debe estar cálida y sin corrientes de aire. Cierre la puerta y ventanas. Apague abanicos para prevenir corrientes de aire.
  • Reúna sus instrumentos. Asegúrese que tenga todo lo que necesita a su alcance. Esto incluye jabón o champú para bebé, una toalla pequeña suave y una toalla regular.
  • Si usted usa una tina para bebés, póngala dentro de la tina para adultos o pila. No ponga la tina sobre un mostrador. El mostrador podría estar resbaloso y la tina podría caerse.
  • Llene la tina con 2 a 3 pulgadas de agua. Pruebe la temperatura del agua justo antes de bañar a su bebé. Una forma para probar la temperatura es poniéndose un poco de agua en la muñeca o la parte interior de su brazo. El agua debe sentirse tibia, no caliente cuando la prueba en su piel. Si usted tiene un termómetro para el baño, la temperatura del agua debe estar entre 90°F a 100°F (32.3°C a 37.8°C). Programe la temperatura del calefactor de agua caliente a menos de 120°F (48.9°C). Esto le ayudará a prevenir que su bebé se queme.
  • Meta a su bebé lentamente en el agua hasta que le llegue al cuello. Mantenga la cara del bebé por encima del nivel del agua todo el tiempo. Sostenga la espalda y el cuello del bebé si él no puede hacerlo. Use la mano libre para bañar al bebé.
  • Lave primero la cara y la cabeza de su bebé. Use una toalla húmeda sin jabón. Enjuáguele los párpados con agua. Use una parte limpia de la toalla para cada ojo. Limpie los ojos yendo de la parte de adentro hacia afuera, en dirección de las orejas. Lave por detrás y alrededor de las orejas de su bebé. Lávele el cabello con champú de bebé 1 o 2 veces por semana. Enjuague bien el champú hasta eliminarlo por completo. Séquele la cara y la cabeza antes de continuar con el baño.
  • Lave el resto del cuerpo del bebé. Comience con el pecho. Luego lave por debajo de los pliegues de la piel, por ejemplo los pliegues en el cuello o brazos de su bebé. Limpie entre los dedos de las manos y de los pies. Lávele los genitales y glúteos del bebé al final. Siga las indicaciones sobre cómo lavarle el pene a su bebé después de la circuncisión
  • Enjuague y seque a su bebé. Los restos de jabón en la piel del bebé pueden irritarlo. Elimine todo el jabón. Exprima agua sobre la piel del bebé o use una taza para echarle agua sobre el cuerpo. Séquelo con una toalla suavemente y envuélvalo con una cobija. No le frote la piel para secársela. Use loción suave para mantener su piel humectada. Vista a su bebé tan pronto como lo seque para que no le de frío.

¿Cómo debo limpiar las orejas y la nariz del bebé?

  • Use una toalla pequeña húmeda o una bola de algodón para limpiar la parte de afuera de los oídos del bebé. No coloque hisopos de algodón en los oídos de su bebé. Estos pueden lastimarle los oídos y forzar que la cera de los oídos entre más.La cera sale de los oídos de su bebé por si sola. Hable con el médico de su bebé si cree que el bebé tiene demasiado cerumen.
  • Use una jeringa de hule (pera) para succionar la nariz de su bebé si está congestionada. Apunte la jeringa en sentido contrario a la cara de su bebé y exprímala para crear succión. Introduzca suavemente la punta en uno de las fosas nasales del bebé. Tape la otra fosa nasal con los dedos. Suelte la pera para que aspire el moco. Repita si es necesario. Hierva la jeringa por 10 minutos después de cada uso. No meta dedos o hisopos de algodón en la nariz de su bebé.
    Uso apropiado de la jeringa de bulbo

¿Cómo cuido los ojos de mi bebé?

Los ojos de un bebé recién nacido normalmente sólo producen suficientes lágrimas para mantener los ojos húmedos. De los 7 a los 8 meses los ojos de su bebé se van a desarrollar de manera que puedan producir más lágrimas. Las lágrimas se drenan por medio de unos conductos dentro de las córneas de cada ojo. Es común que el recién nacido tenga un conducto lagrimal tapado. Una señal de una posible obstrucción del conducto es una secreción pegajosa amarilla en uno o ambos ojos de su bebé. El pediatra de su bebé podría mostrarle como dar masaje a los conductos lagrimales de su bebé para destaparlos.

¿Cómo cuido las uñas de mi bebé?

Las uñas de las manos de su bebé son suaves y crecen rápidamente. Es probable que usted tenga que cortárselas con un cortauñas para bebé de 1 a 2 veces por semana. Tenga cuidado de no cortar muy cerca a la piel, ya que podría cortar la piel y causar sangrado. Podría resultar más fácil cortarle las uñas cuando está dormido. Las uñas de los pies de su bebé podrían crecer más lentamente. Estas podrían estar suaves y hundidas profundamente en cada dedo. Usted no necesitará cortarlas con tanta frecuencia.

¿Cómo me cuido durante este tiempo?

  • Vaya a su cita para después del parto 6 semanas después de dar a luz a su bebé. Consulte con su médico para asegurarse de estar sano. Cuídese para que logre tener la energía necesaria para cuidar de su bebé. Hable con su obstetra o partera sobre cualquier preocupación que usted tengas acerca de su bebé o usted.
  • Únase a un grupo de apoyo. Podría ser útil hablar con otras mamás primerizas. Seguramente usted podrá compartir información importante con las otras mamás sobre cuidados de los bebés.
  • Empiece a planear su regreso al trabajo o clases. Haga arreglos para que su bebé vaya a una guardería. Consulte con el médico de su bebé si usted necesita ayuda para buscar una guardería. Haga planes para cuando va a sacarse la leche durante su día en el trabajo o mientras está en clases. Asegúrese de dejar suficiente leche materna para que los adultos que cuiden de su bebé tengan suficiente para darle.
  • Saque tiempo para usted. Pídale a un amigo, miembro de la familia o su pareja que vigile al bebé. Escoja actividades que usted disfrute y que lo relajen.
  • Pida ayuda si se siente triste, deprimida o muy cansada. Estos sentimientos no deben continuar después de la 1ra o 2da semana después del parto. Podrían ser signos de depresión posparto. Hable con su médico para recibir la ayuda que usted necesita.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted siente deseos de lastimar a su bebé.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • El bebé tiene el abdomen duro e hinchado, incluso cuando el bebé está tranquilo y descansando.
  • Usted se siente deprimida y no puede cuidar de su bebé.
  • Los labios o la boca del bebé están azules y respira más rápido de lo usual.

¿Cuándo debo consultar al médico de mi bebé?

  • La temperatura en la axila del bebé es de más de 37.22℃ (37.2℃).
  • La temperatura en el recto de su bebé es de más de 38°C (100.4°F).
  • Los ojos de su bebé están rojos, inflamados o drenan un pus amarillo.
  • Durante el día, su bebé tose frecuentemente o se ahoga cada vez que lo alimenta.
  • Su bebé no quiere comer.
  • Su bebé llora con más frecuencia de lo normal y usted no lo puede calmar.
  • Usted siente que usted y su bebé no están seguros en casa.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca del cuidado de su bebé.

¿Qué necesito saber sobre el próximo control de niño sano de mi bebé?

El médico de su bebé le dirá cuándo traerle a su bebé para su próximo control. El próximo control de niño sano generalmente sucede a los 2 meses. Comuníquese con el médico de su bebé si usted tiene alguna pregunta o inquietudes sobre la salud o cuidados de su bebé antes de la próxima cita. Es probable que su bebé reciba las siguientes vacunas en su próxima cita: hepatitis B, rotavirus, DTaP, HiB, enfermedad neumocócica y polio.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide