Skip to Content

Compresa Tibia O Inmersión En Agua Tibia

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de una compresa tibia o una inmersión en agua tibia?

Una compresa tibia o una inmersión en agua tibia ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a los tejidos y a aliviar el dolor y la hinchazón. Esto le ayudará a recuperarse de una lesión o enfermedad. Es posible que necesite una compresa tibia o una inmersión en agua tibia para controlar algo de lo siguiente:

  • Una infección de los senos paranasales o una infección de las vías respiratorias superiores
  • Una obstrucción del conducto lagrimal, una infección ocular o un orzuelo
  • Una infección o un absceso de la piel
  • Una uña de un dedo del pie encarnada
  • La infección del oído
  • Una lesión de los tejidos blandos o profundos
  • Una lesión muscular o articular, como un esguince

¿Cómo preparar y utilizar una compresa húmeda y tibia?

Su médico le indicará la frecuencia con la que debe aplicar la compresa tibia:

  • Lávese las manos.
  • Utilice un paño, una toalla pequeña o una gasa como compresa.
  • Puede colocar la compresa bajo el agua corriente o colocarla en un recipiente con agua tibia. Controle la temperatura del agua con un termómetro. El agua no debe ser estar a más de 100 °F en el caso de los bebés, 105 °F en el caso de los niños y 120 °F en el caso de los adultos. Los adultos deben usar agua a 105 °F (40.5 °C) si se colocan la compresa en un ojo.
  • Si se lo indicaron, agregue 1 cucharada de sal al agua. Escurra el exceso de agua de la compresa.
  • Coloque la compresa directamente sobre la zona. Si se lo indicaron, realice masajes suavemente en la zona con la compresa. Luego de 2 minutos, controle su piel para detectar ampollas o color rojo brillante. Su piel debe lucir color rosa o rojo claro.
  • Es posible que deba volver a calentar la compresa cada 5 minutos.
  • Quite la compresa luego de 15 a 30 minutos o cuando la compresa empiece a enfriarse. Seque su piel cuidadosamente dando golpecitos suaves con una toalla limpia.
  • Lávese las manos.
  • Vuelva a colocar la compresa tantas veces como le indiquen cada día. Use una compresa limpia cada vez.

¿Cómo uso una compresa tibia y seca?

Una compresa seca puede ser una botella de agua caliente o una almohadilla térmica. También puede comprar una compresa caliente preparada. Siga las instrucciones del paquete para saber cómo utilizar estos dispositivos. Cubra la botella o la compresa caliente con una toalla antes de aplicarla en la piel. No deje una compresa seca sobre la piel por más de 20 minutos o como se le haya indicado. No se duerma con una compresa seca sobre la piel. Una compresa seca podría quemar la piel si se deja demasiado tiempo.

¿Cómo preparo y uso una inmersión en agua tibia?

  • Llene un recipiente limpio o una tina con agua tibia y jabón. El recipiente debe ser lo suficientemente profundo como para cubrir completamente la zona.
  • Controle la temperatura del agua con un termómetro. El agua no debe ser estar a más de 100 °F en el caso de los niños y los bebés y 110 °F en el caso de los adultos.
  • Si se lo indicaron, agregue 1 cucharada de sal al agua.
  • Retire todas las vendas.
  • Remoje la zona durante 30 minutos o el tiempo que le indicaron. Seque cuidadosamente su piel dando golpecitos suaves cuando termine.
  • Vuelva a colocar las vendas como le indicaron.
  • Limpie el recipiente o la tina cuando haya terminado.
  • Lávese las manos.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Sus síntomas no mejoran o tiene nuevos síntomas.
  • Aparecen ampollas en la zona donde se aplica la compresa o en la zona en la que realiza la inmersión.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide