Skip to Content

Cistoscopia En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de la cistoscopia de su hijo:

Una cistoscopia es un procedimiento para observar el interior de la uretra y de la vejiga de su niño con un cistoscopio. Un cistoscopio es un tubo pequeño con una luz y una cámara con lente de aumento en el extremo. El procedimiento se usa para diagnosticar y tratar condiciones de la vejiga y la uretra.

Tracto Urinario

Cómo preparar a su hijo para una cistoscopia:

El médico de su hijo hablará con usted sobre cómo preparar al niño para este procedimiento. El médico le indicará cuáles medicamentos el niño debe tomar y cuáles no el día del procedimiento. Es posible que su niño necesite dejar de comer pasada la medianoche antes de la cistoscopia. Su niño podría necesitar tomar una gran cantidad de líquido antes del procedimiento.

Lo que sucederá durante la cistoscopia:

A su hijo seguramente le darán anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante el procedimiento. A su hijo le colocarán un cistoscopio a través de la uretra hasta llegar a la vejiga. El urólogo observará las paredes de la uretra de su hijo a medida que el endoscopio vaya pasando hasta su vejiga. La vejiga de su hijo se llenará con líquido para que el urólogo pueda observar el interior de la vejiga con mayor claridad. Es posible que inserten herramientas a través del cistoscopio para tratar cualquier problema en la uretra o la vejiga de su hijo. También es posible que el médico tome una muestra de tejido y la envíe a un laboratorio para que la analicen.

Lo que sucederá después de la cistoscopia de su hijo:

Podrá llevar a su hijo a casa después de que despierte completamente. Es posible que note pequeñas cantidades de sangre en la orina de su hijo. Esto es normal. También es normal que su niño tenga más necesidad de orinar. Su niño también podría presentar ardor o leve malestar en la zona de la vejiga o los riñones al orinar.

Riesgos de una cistoscopia:

Es posible que su niño sangre más de lo esperado o que desarrolle una infección. La uretra, la vejiga o los uréteres de su hijo pueden dañarse durante el procedimiento. Su hijo también podría tener dolor abdominal. La inflamación causada por la cistoscopia podría causar un bloqueo o un flujo lento de orina.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La orina de su niño se torna de un color rosado o rojo, o contiene coágulos.
  • Su hijo no puede orinar y su vejiga se siente llena.
  • Su hijo tiene un dolor intenso.

Consulte con su médico sí:

  • El dolor o ardor de su hijo empeora o dura más de 1 día.
  • La orina del niño sigue estando rosada y dura más de 1 día.
  • Su hijo tiene fiebre con o sin escalofríos.
  • Su hijo orina menos de lo habitual, o siente que tiene que volver a orinar después de usar el baño.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

A su hijo podrían administrarle cualquiera de los siguientes:Los antibióticos

  • Antibióticos ayudan a tratar o prevenir infecciones bacteriales.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que su hijo esté tomando para saber si también contienen acetaminofén, o consulte con su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

El cuidado de su niño después de una cistoscopia:

  • Pídale a su niño que tome líquidos como se le indique. El médico de su hijo podría recomendarle que beba más agua de lo habitual durante 2 días después del procedimiento.
  • Haga que su hijo se siente en la tina con agua tibia. Es posible que el agua tibia alivie el dolor, el ardor y los espasmos de la vejiga.
  • Pregunte cuándo su hijo puede regresar a sus actividades diarias regulares. El médico de su hijo podría recomendarle que su hijo descanse después del procedimiento.

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide