Skip to Content

Cistocele

CUIDADO AMBULATORIO:

El cistocele

es una afección que hace que parte de la vejiga caiga dentro de la vagina. Los músculos pélvicos debilitados o estirados ya no pueden sostener la vejiga en su lugar. Es posible que la vejiga comience a sobresalir por la abertura de la vagina.


Los signos y síntomas comunes son:

  • Un bulto o protuberancia blanda en su vagina
  • Dolor en la parte inferior de la espalda que se alivia al acostarse
  • Dolor o presión en la pelvis, especialmente cuando orina o tiene relaciones sexuales
  • Orina de color rosa o rojo
  • Presión en el abdomen, o siente que no puede vaciar por completo la vejiga
  • Dificultad o dolor al orinar, o necesidad de orinar con frecuencia, especialmente de noche
  • Pérdida de orina al toser, estornudar o reírse

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene sangrado vaginal que no es su periodo menstrual.
  • Le sale una masa abultada por la vagina que no puede empujar hacia dentro.
  • Usted tiene dolor intenso en la parte inferior del abdomen.
  • Tiene flujo vaginal con mal olor.

Llame a su médico o ginecólogo si:

  • Tiene fiebre.
  • Tiene escalofríos o se siente débil y dolorido.
  • Le duele la parte inferior del abdomen o de la espalda y el dolor no se le pasa.
  • Usted no puede orinar.
  • Tiene alguna pregunta acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • El estrógeno puede contribuir a fortalecer los músculos pélvicos e impedir que el cistocele empeore. Se podría administrar en forma de píldora, aplicarse como crema o introducirse a la vagina.
  • Un pesario o tampón se colocan dentro de la vagina para sostener los tejidos abultados en la vejiga y la vagina. Un pesario es un anillo de plástico o caucho y un tampón es un tapón de algodón u otro material absorbente.
  • La cirugía podría ser necesaria para volver a colocar la vejiga en su lugar. Es posible que le den puntos de sutura o que coloquen una malla entre la vejiga y la vagina para mantener la vejiga en su lugar.

Maneje o prevenga el cistocele:

  • Haga los ejercicios de Kegel con frecuencia. Estos ejercicios pueden ayudar a fortalecer los músculos del suelo pélvico. Apriete los músculos de su pelvis (los músculos que usa para dejar de orinar). Manténgalos apretados durante 5 segundos y luego relájelos durante 5 segundos. Poco a poco, trabaje en apretar los músculos por 10 segundos. Haga al menos 3 juegos de 10 repeticiones todos los días.
  • Evite los esfuerzos. No levante objetos pesados, permanezca de pie por mucho tiempo o haga esfuerzo al tener una evacuación intestinal. Evite el estreñimiento bebiendo más líquidos y comiendo alimentos ricos en fibra. Consulte cuál es la cantidad de líquidos que usted debe tomar por día. Entre los alimentos con un alto contenido de fibra se incluyen las frutas y verduras frescas y los granos integrales.
  • Mantenga un peso saludable. Consulte con su médico sobre el peso ideal para usted. Pídale que lo ayude a crear un plan para bajar de peso si tiene sobrepeso. También puede ayudarlo a crear un plan de ejercicio. El ejercicio ayuda a que los intestinos funcionen mejor y a que disminuya la presión dentro del colon.
    Caminar para ejercitarse
  • Mantenga un diario. Anote la cantidad de veces que orina a diario. Describa el color y la cantidad de orina. Traiga el registro con usted a sus citas de seguimiento.

Acuda a sus consultas de control con su médico o ginecólogo según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.