Skip to Content

Cirugía Para Extirpar El Ojo

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber acerca de la cirugía para extirpar el ojo:

La cirugía para extirpar el ojo se usa para remover el globo ocular completo. La cirugía también se conoce como enucleación. La cirugía para extirpar el ojo se usa para tratar el cáncer de ojo, una infección o lesión seria, o para el dolor por ceguera. Es posible que usted pueda recibir un ojo artificial entre 4 a 6 semanas después de la cirugía. El ojo será hecho para que quede igual a su otro ojo.

La forma para prepararse para la cirugía:

Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar el día de la cirugía. Podría indicarle que deje de tomar anticoagulantes unos días antes de su cirugía.

Qué sucederá durante la cirugía:

  • Es posible que le administren una inyección de medicamento para adormecer el área si usted va a estar despierto durante la cirugía. Es posible que en cambio le administren anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. Su médico cortará los músculos y tejidos unidos a su globo ocular. Él sostendrá el globo ocular fijamente mientras corta el nervio óptico. El nervio óptico une la parte posterior del ojo con la cavidad. Después él extirpará el globo óptico.
  • Se colocará un implante del mismo tamaño que su ojo en la cavidad ocular. El implante ayudará a mantener la forma del ojo dentro de sus párpados. Si usted recibe un ojo artificial, lo colocarán sobre el implante. El implante será unido a los músculos que mueven el globo ocular. Esto permitirá que el ojo artificial se mueva junto con su otro ojo.

Los riesgos de la cirugía para extirpar el ojo:

Es posible que usted sangre más de lo esperado durante la cirugía o que desarrolle un coágulo de sangre. El coágulo puede desprenderse y provocar un derrame cerebral o un ataque al corazón que representen una amenaza para la vida. Sus puntos de sutura podrían soltarse y exponer partes de su cavidad ocular que aún están recuperándose. La exposición de estos tejidos puede conllevar a una infección seria. Es posible que usted desarrolle una infección dentro de la cavidad del ojo que puede propagarse a su sangre. Usted podría tener dificultad prolongada con la visión periférica (de lado) de su otro ojo. Es posible que usted piense que siente dolor en el ojo que le extirparon. A esto se le llama dolor fantasma y podría continuar por varios días después de la cirugía.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Usted tiene signos de infección, como fiebre, enrojecimiento o piel tibia, o pus en la herida.
  • Su ojo artificial está sobresaliendo.
  • Usted tiene dolor nuevo o repentino en el área de la cirugía.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene dificultad para aceptar su nueva apariencia.
  • Usted tiene un dolor fantasma que le dificulta realizar sus actividades normales.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos evitan o combaten una infección bacteriana. Es posible que usted necesite tomar este medicamento hasta por una semana después de su cirugía. A usted podrían darle antibiótico en gotas o pomada para que lo use hasta por un mes después de su cirugía.
  • Las gotas de esteroides reducen la inflamación. Es posible que usted necesite usar estas gotas hasta por un mes después de su cirugía.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Aplique hielo como se le indique:

El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Aplique una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Envuélvalo con una toalla y colóquelo sobre el área de la cirugía por el tiempo y la frecuencia que se le indique.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

Lave cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide