Skip to Content

Cirugía De Bypass Gástrico En Y de roux

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber sobre la cirugía de bypass gástrico en Y de Roux:

La cirugía gástrica en Y de Roux es un tipo de cirugía para bajar de peso. Se usarán grapas para hacer una pequeña bolsa con una parte de estómago y esta bolsa queda aislada del resto del estómago. La nueva bolsa del estómago se conecta a la parte media del intestino delgado. El alimento evitará (rodeará) el resto del estómago y se moverá directamente al intestino delgado. La cirugía reduce el tamaño de su estómago permanentemente de tal forma que usted se siente lleno más rápidamente y no puede comer tanto como solía hacerlo durante las comidas. Su cuerpo no absorberá tantas calorías de los alimentos porque parte de su estómago e intestinos son evitados.

Tracto digestivo

Qué entender antes de someterse a un bypass gástrico en Y de Roux:

  • Usted colaborará con un dietista antes y después de su cirugía. Su dietista hablará con usted sobre nutrición y qué debe comer y beber antes y después de la cirugía. Probablemente necesitará seguir una dieta muy baja en calorías por varias semanas antes de la cirugía. Esto le ayudará a perder algo de peso antes de la cirugía. La pérdida de peso ayudará a su hígado a manejar mejor la anestesia. También le ayudará a crear hábitos de nutrición y actividad saludables.
  • El cirujano hablará con usted acerca de los cuidados personales y las actividades de seguimiento que necesitará después de la cirugía. Necesitará tomar vitaminas y regresar con frecuencia para que controlen su progreso.
  • Si tiene diabetes, sus necesidades de medicamentos para la diabetes pueden cambiar después de la cirugía. Esto depende del medicamento que tome y de si tiene diabetes tipo 1 o tipo 2. No cambie sus medicamentos para la diabetes a menos que así se lo indiquen. Sus médicos le ayudarán a establecer programas para revisar sus niveles de azúcar en la sangre y tomar sus medicamentos.
  • Sus necesidades de medicamentos pueden cambiar si usted está tomando medicamentos para el hipotiroidismo. Sus médicos controlarán sus niveles de TSH y harán cambios en los medicamentos si es necesario. No cambie sus medicamentos para la tiroides a menos que así se lo indiquen.
  • Su cirujano hablará con usted acerca de la planificación familiar si usted es una mujer en edad fértil. Es importante que no quede embarazada durante 12 a 18 meses después de la cirugía. Entonces, será necesario monitorear su embarazo para determinar su seguridad y la seguridad de su bebé. Su médico le dirá cuánto peso puede aumentar durante el embarazo de manera segura. Le ayudará a crear planes de alimentación saludables para que obtenga la nutrición adecuada sin aumentar demasiado de peso. Si desea evitar un embarazo, los médicos le ayudarán a elegir el tipo de método anticonceptivo adecuado. Es posible que no pueda usar las píldoras anticonceptivas porque no podrá absorberlas completamente después de la cirugía.

La forma para prepararse para la cirugía:

  • El cirujano le indicará lo que tiene que hacer para prepararse para la cirugía. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Pídale a alguien que lo lleve a su casa y que se quede con usted para asegurarse que esté bien.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le dirá qué medicamentos puede tomar o no el día de la cirugía.
  • Informe al cirujano acerca de todas sus alergias, incluso a la anestesia o los antibióticos. Es posible que le den un antibiótico para evitar una infección bacteriana.
  • Es posible que necesite análisis de sangre en ayunas para verificar los niveles de lípidos (grasa) u otros análisis de sangre. Es posible que le examinen el corazón para asegurarse de que esté lo suficientemente saludable para la cirugía. Es posible que también necesite pruebas para revisar su sistema digestivo.
  • Si usted tiene diabetes, los médicos le ayudarán a programar las comidas y los medicamentos antes de la cirugía. También pueden revisar su nivel de A1c.
  • Si usted actualmente usa productos de tabaco, tendrá que dejar de fumar antes de someterse a la cirugía. Es mejor dejar de fumar por lo menos un año antes de la cirugía. Usted debe dejar de fumar por lo menos 6 semanas antes de la cirugía. Hable con su cirujano u otros médicos si necesita ayuda para dejar de fumar.

Qué sucederá durante la cirugía:

  • Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. Es posible que en cambio le apliquen anestesia raquídea para adormecer el área de la cirugía. Con la anestesia raquídea, usted podría sentir presión o molestia durante la cirugía, pero no debería sentir dolor.
  • Su cirujano hará varias incisiones pequeñas en su abdomen. El cirujano usará grapas para hacer una pequeña bolsa con una parte de estómago, que queda aislada del resto del estómago. La nueva bolsa del estómago se conecta a la parte media del intestino delgado. Cerrarán la incisión con puntos de sutura o cinta quirúrgica.

Qué sucederá después de la cirugía:

  • Los medicamentos podrían administrarse para prevenir o tratar el dolor, las náuseas o una infección bacteriana.
  • Es probable que le pongan una sonda nasogástrica en la nariz que baja por su estómago durante la cirugía. La sonda ayuda a prevenir el vómito y podría ayudar a facilitar el funcionamiento de sus intestinos. La sonda casi siempre es extraída 1 día después de la cirugía.
  • Se podría también hacer un examen llamado trago de medio de contraste el primer día después de la cirugía. Este examen revisa por si hay goteo en su estómago. Usted podrá ingerir líquidos claros cuando su estómago empiece a funcionar después de la cirugía y los exámenes muestren que no hay goteo. Es posible que al principio le den trocitos de hielo. Luego le empezarán a dar líquidos claros como agua, consomé o jugo.
  • Se le ayudará a caminar después de la cirugía para ayudar a prevenir coágulos sanguíneos.
  • Según empiece a comer diferente, es posible que empiece a bajar de peso. Podría demorar varios meses para alcanzar un peso saludable.

Riesgos de la cirugía de bypass gástrico en Y de Roux:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Se le podrían dañar el bazo u otros órganos durante la cirugía. Además podría tener dolor abdominal, acidez estomacal o una úlcera estomacal. Usted podría desarrollar un coágulo sanguíneo potencialmente mortal. La línea de grapas colocadas en su estómago podría romperse. Las nuevas conexiones en su estómago e intestinos podrían formar cicatrices, dejar áreas estrechas o presentar escapes. Los jugos gástricos podrían escaparse hacia su abdomen y usted necesitaría una cirugía de emergencia para reparar estos escapes. También se podrían formar cálculos biliares o una hernia incisional (área débil cerca de su incisión quirúrgica). Usted podría necesitar de una incisión más grande de lo esperado durante la cirugía laparoscópica. Después de la cirugía, es posible que no pierda peso en absoluto. Usted podría perder peso y luego recuperarlo.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Siente desvanecimiento o falta de aliento o tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • La sangre empapa sus vendajes.
  • Se sueltan los puntos de sutura o las incisiones.
  • Usted no puede dejar de vomitar.
  • Usted tiene fiebre que supera los 100°F (37.8°C).

Llame a su médico o cirujano si:

  • Usted tiene dolor o presión en su abdomen o espalda, hipo y se siente inquieto.
  • Las incisiones están enrojecidas, inflamadas o supuran.
  • Usted tiene náuseas y vómitos.
  • Siente que su corazón le está latiendo más rápido de lo normal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un suplemento multivitamínico podría ser recomendado por su médico o nutricionista. Esto le ayudará a reemplazar las vitaminas y los minerales que podría perder debido a que consume menos comida.
  • Medicamentos podrían administrarse para disminuir la cantidad de ácido en el estómago o aliviar la acidez.
  • Medicamento para las náuseas podría necesitarse para ayudar a aliviar las náuseas y prevenir el vómito.
  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Los anticoagulantes ayudan a evitar los coágulos sanguíneos. Los coágulos pueden ocasionar derrames cerebrales, ataques al corazón y hasta la muerte. Las siguientes son pautas generales de seguridad para seguir mientras está tomando un anticoagulante:
    • Esté atento a sangrados y hematomas mientras esté tomando anticoagulantes. Esté atento a cualquier sangrado de las encías o nariz. Esté atento a la aparición de sangre en su orina y evacuaciones intestinales. Use una toalla suave para su piel y un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse sus dientes. Esto puede evitar que su piel o encías sangren. Si usted se afeita, use una rasuradora eléctrica. No practique deportes de contacto.
    • Informe a su odontólogo y otros médicos que usted toma anticoagulantes. Lleve un brazalete o un collar que indique que usted toma este medicamento.
    • No empiece ni suspenda ningún medicamento, a menos que su médico se lo indique. Muchos medicamentos no se pueden usar junto con los anticoagulantes.
    • Tome el anticoagulante exactamente como se lo ordenó su médico. No omita ninguna dosis ni tome menos de lo indicado. Informe a su médico inmediatamente si usted olvida tomar el anticoagulante o si toma de más.
    • La warfarina es un anticoagulante que usted puede necesitar tomar. Usted debería saber lo siguiente en caso de que tome warfarina:
      • Algunos alimentos y medicamentos pueden afectar la cantidad de warfarina en su sangre. No realice cambios mayores en su alimentación mientras toma warfarina. La warfarina funciona mejor si usted ingiere aproximadamente la misma cantidad de vitamina K todos los días. La vitamina K se encuentra en las hortalizas de hoja verde y algunos otros alimentos. Solicite más información acerca de lo que tiene que comer cuando usted toma warfarina.
      • Usted necesitará acudir a consultas de control con su médico cuando esté tomando warfarina. Deberá hacerse análisis de sangre periódicamente. Estos análisis se usan para determinar la cantidad de medicamento que necesita.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Cuando le permitan bañarse, lave la herida cuidadosamente con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.
  • Respire profundo y tosa según indicaciones. Respire profundo y tosa 10 veces cada ahora o según indicaciones médicas. Esto ayudará a prevenir la neumonía. Es probable que usted tenga que sostener una almohada sobre su abdomen para apoyo y comodidad mientras tose. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla en sus labios y respire lento y profundo. Luego exhale y tosa.
    Como utilizar un espirómetro incentivo
  • Tome caminatas cortas y frecuentes a lo largo del día. Caminar ayuda a prevenir la formación de coágulos sanguíneos. No haga ejercicios fuertes ni levante más de 10 libras. Pregúntele a su médico sobre el mejor plan de ejercicios para usted en su próxima cita. Pregunte cuándo puede regresar al trabajo o a clase.
    Caminar para ejercitarse
  • Vaya a terapia. La terapia puede incluir trabajar con un consejero para entender sus razones para comer en exceso. Es posible que desee unirse a un grupo de apoyo para hablar con otras personas que se han sometido a una cirugía de bypass gástrico en Y de Roux.

Siga su plan de alimentación:

Pregúntele a su dietista o nutricionista cualquier pregunta que tenga sobre su plan de nutrición. El plan incluirá qué alimentos comer y qué cantidad de cada uno de ellos durante una comida.

  • Evite el síndrome de vaciado rápido. El síndrome de vaciado rápido sucede cuando los alimentos y bebidas altos en azúcar y grasa se van a su intestino demasiado rápido después de una comida. Síndrome de vaciamiento rápido también puede ocurrir si toma líquidos durante una comida. El síndrome de vaciado rápido podría provocarle sudor, o sentir que se va a desmayar, debilidad y mareos. Usted puede tener cólicos estomacales, malestar estomacal y diarrea.
  • Coma lentamente. Mastique bien sus alimentos antes de tragarlos. Los bocados grandes de comida podrían atorarse en su garganta, o incluso bloquear su estómago. Si usted come mucho o no mastica bien antes de tragar sus alimentos, podría vomitar.
  • Tome 3 comidas pequeñas al día. No coma refrigerios entre las comidas, a menos que su médico le autorice a hacerlo. Deje de comer cuando se sienta satisfecho, incluso si no ha terminado su comida. Si usted acostumbra a comer demasiado sin seguir las indicaciones dadas, es probable que su estoma se estire.
  • Coma alimentos nutritivos. Coma suficiente proteína. Los alimentos que contienen proteína incluyen el pollo, el pescado, los huevos, y los productos lácteos. Puede que necesite bebidas de proteína durante la primera semana después de la cirugía. Evite los dulces, las galletas, el helado, y las comidas fritas.
  • Tome líquidos entre las comidas. Espere 1 a 2 horas antes de beber líquidos. No tome líquidos con las comidas. Tome agua, bebidas dietéticas, u otras bebidas que tengan pocas calorías o no tengan calorías del todo. No tome bebidas carbonatadas, como las gaseosas.

Acuda a sus consultas de control con su médico o cirujano según le indicaron:

Usted necesitará regresar para que le revisen el área de la cirugía. Usted también necesitará venir con el tiempo para que le revisen sus niveles de vitaminas y para monitorear su progreso. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.