Skip to Content

Celulitis

CUIDADO AMBULATORIO:

Celulitis

es una infección de la piel causada por una bacteria. La celulitis generalmente aparece en las piernas y los pies, los brazos y las manos o la cara.


Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Un área rojiza, caliente e inflamada en su piel
  • Dolor al tocar el área afectada
  • Protuberancias o ampollas (abscesos) que podrían drenar pus
  • Piel abultada que sobresale y que se siente como cáscara de naranja

Llame al 911 si presenta:

  • Tiene dolor en el pecho o dificultad repentina para respirar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su herida se engrandece o tiene más dolor.
  • Usted siente sonidos crepitantes bajo la piel al tocarla.
  • Usted tiene puntos o protuberancias color morado en su piel o nota sangre debajo su piel.
  • Usted tiene una nueva inflamación o dolor en sus piernas.
  • Las áreas enrojecidas, cálidas e inflamadas se hacen más grandes.
  • Usted ve líneas rojas saliendo del área infectada.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Su fiebre o dolor no desaparecen o empeoran.
  • El área no se reduce después de 2 días de uso de antibióticos.
  • Su piel se escama o se pela.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la celulitis

puede disminuir los síntomas, detener la propagación de la infección y curarla. El tratamiento depende de la gravedad de la celulitis. La celulitis podría desaparecer por sí sola. En cambio, podría necesitar antibióticos para ayudar a tratar la infección bacteriana y medicamentos para el dolor. Su médico puede dibujar un círculo alrededor de los bordes de su celulitis. Si la celulitis se extiende, su médico verá que se salió del círculo.

El manejo de su síntomas:

  • Eleve el área por encima del nivel de su corazón. con la frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque el área sobre almohadas o sábanas para tratar de mantenerla elevada cómodamente.
  • Limpie la zona diariamente hasta que se forme una costra sobre la herida. Lave suavemente el área con jabón y agua. Séquela con palmaditas. Use apósitos como se le haya indicado.
  • Coloque paños húmedos fríos o calientes en la zona como se le haya indicado. Use paños limpios y agua limpia. Déjelos en el área hasta que el paño llegue a temperatura ambiente. Seque el área con palmaditas con un paño limpio y seco. Los paños pueden ayudar a disminuir el dolor.

Evite la celulitis:

  • No se rasque picaduras de insectos o áreas lesionadas. Rascarse estas áreas aumenta su riesgo de tener celulitis.
  • No comparta los artículos de uso personal, como toallas, ropa, o navajas de afeitar.
  • Limpie los equipos de ejercicio con un detergente desinfectante antes y después de utilizarlo.
  • Lávese las manos frecuentemente. Utilice agua y jabón. Lávese las manos después de usar el baño, cambiarle el pañal a un niño o estornudar. Lávese las manos antes de comer o preparar alimentos. Use una loción para evitar que la piel se reseque o se agriete.
    Lavado de manos
  • Use medias de compresión como se le indique. Es posible que le recomienden usar las medias si tiene edema periférico. Las medias mejoran el flujo sanguíneo y disminuyen la hinchazón.
  • Trate el pie de atleta. Esto puede ayudar a prevenir la propagación de una infección bacteriana en la piel.

Acuda a sus consultas de control con su médico dentro de 3 días o según le indicaron:

Su médico comprobará si la celulitis está mejorando. Es posible que necesite un medicamento diferente. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide