Skip to main content

Cateterismo Cardíaco En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber sobre el cateterismo cardíaco:

El cateterismo cardíaco es un procedimiento que ayuda a diagnosticar y tratar algunos problemas cardíacos. Los médicos pueden medir los niveles de oxígeno y los distintos tipos de presión en el corazón de su niño. También pueden arreglar problemas con las válvulas, vasos sanguíneos o las paredes del corazón de su hijo.

Cómo preparar a su niño para un cateterismo cardíaco:

  • El médico del niño le indicará cómo prepararlo. El médico le dirá que no le dé a su niño nada de comer ni tomar después de la medianoche del día del procedimiento.
  • Dígale si su niño está enfermo o si ha estado enfermo durante la semana antes del procedimiento.
  • Infórmele acerca de todos los medicamentos que su hijo toma actualmente. El médico le dirá si su hijo necesita dejar de tomar algún medicamento para el procedimiento y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos darle a su hijo y cuáles no en el día del procedimiento.
  • Es probable que le administren a su niño un líquido de contraste durante el procedimiento para mostrar las partes de su corazón más claramente. Dígale al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste u otros medicamentos.
  • Es probable que su niño necesite radiografías de tórax, un ultrasonido o exámenes de sangre antes de su procedimiento. Puede ser que también necesite un electrocardiograma (ECG). Hable con el médico de su niño sobre estos y otros exámenes que su niño podría necesitar.

Qué pasará durante un cateterismo cardíaco:

  • Es posible que al niño le administren anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante el procedimiento. Es probable que también le den anestesia local para adormecer el área.
  • El médico del niño colocará una sonda en un vaso sanguíneo en el brazo o pierna del niño. Moverá el alambre a través de la sonda hasta llegar al corazón de su niño. El médico puede inyectar líquido de contraste para ayudar a que los vasos sanguíneos, el tejido cardíaco o las válvulas se vean más claramente en las imágenes. También podría corregir cualquier bloqueo que encuentre en los vasos sanguíneos o las válvulas del niño. Se pueden hacer aberturas para que la sangre fluya a través de la pared del corazón. Podrían cerrarse los orificios que ya están presentes. Podrían tomar una pequeña muestra de tejido del corazón de su hijo para analizarla.
  • El médico de su niño retirará el catéter. Podría usar puntos de sutura, pinzas u otros dispositivos para cerrar el área del procedimiento. Se aplica presión por varios minutos para ayudar a detener cualquier sangrado. Podrían colocarle un vendaje de presión u otro dispositivo sobre el área para ayudar a evitar más sangrado.

Lo que su niño debe esperar después del cateterismo cardíaco:

  • Le pondrán al niño un monitor cardíaco que necesitará usar hasta que haya despertado por completo. Los médicos monitorearán los pulsos en el brazo o la pierna. También revisarán el vendaje de presión para ver si hay sangrado o inflamación.
  • Es importante que su niño se acueste plano y mantenga su brazo o pierna recta para prevenir sangrado. No deje que su niño se levante de la cama hasta que el médico lo autorice. Lo más probable es que su niño tenga que guardar cama por 2 a 4 horas. Puede ser que lo dejen ir a casa o necesite pasar la noche en el hospital.
  • Su hijo puede tener un moretón o dolor en el lugar donde se introdujo el catéter. Esto es esperable y debería mejorar pronto.

Riesgos del cateterismo cardíaco:

Su niño podría sangrar más de lo esperado. Es posible que necesite cirugía para reparar los orificios en el corazón o los vasos sanguíneos hechos por el catéter. Se podría formar un coágulo de sangre en la pierna o el brazo potencialmente mortal. Su hijo podría tener latidos cardíacos irregulares o un ataque cardíaco. El pulmón podría colapsar o su hijo podría desarrollar una infección.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • El área del catéter de su hijo no deja de sangrar incluso después de aplicar presión con firmeza durante 10 minutos.
  • El moretón del área del catéter se agranda.
  • Su hijo siente debilidad en un lado del cuerpo o de la cara.
  • Su hijo tiene dificultad para hablar claramente.
  • Su hijo le informa que tiene un cambio en su visión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Se abren los puntos de sutura de la herida del niño.
  • La pierna o brazo del niño pierde sensación, duele o cambia de color.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • El área del catéter de su hijo está enrojecida, inflamada o supurando pus.
  • Su hijo tiene náuseas o vómitos.
  • La piel de su niño está inflamada, tiene sarpullido o picazón.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté tomando su hijo para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cuidado del área del procedimiento de su hijo:

  • Mantenga el área limpia y seca.
    • No le quite la venda hasta que el médico lo indique. Es probable que le indique que deje la venda puesta hasta el día después del procedimiento.
    • No deje que su hijo tome baños en tina ni se meta en jacuzzis o piscinas. Es posible que se pueda duchar al día siguiente del procedimiento. Retire el vendaje de presión antes de que su hijo se duche. Lave cuidadosamente el área del procedimiento con agua y jabón. Luego seque el área usando palmaditas suaves.
    • Póngale un vendaje nuevo y limpio después de que su hijo se bañe, según las indicaciones. Cámbiele la venda si se moja o ensucia. Revise la herida diariamente en busca de signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón o pus.
    • Es normal tener un poco de moretones en la herida. No use talco, lociones o cremas sobre el área.
  • Aplique presión firme y constante si hay sangrado. Es posible que el área sangre un poco. Aplique presión con una gasa o toalla limpia por 5 a 10 minutos. Llame al número local de emergencias si el sangrado se vuelve intenso o no se detiene después de 10 minutos de presión.

Cuidado del niño:

  • Limite la actividad de su niño para evitar sangrado. Haga que su hijo se acueste en el sofá o descanse tranquilamente. Su hijo puede caminar un poco al baño o alrededor de la casa. No debería practicar deportes ni realizar actividades vigorosas después del procedimiento. Pregunte cuándo puede regresar el niño a sus actividades usuales diarias.
  • Pídale a su niño que tome líquidos como se le indique. Esto podría prevenir coágulos sanguíneos y ayudarle a sanar más rápidamente. Pregunte cuánto líquido debe tomar el niño a diario y qué líquidos le recomiendan.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niño según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.