Skip to Content

Cansancio

LO QUE NECESITA SABER:

La fatiga es un agotamiento mental y físico que no mejora con el descanso. La fatiga puede dificultar las actividades cotidianas o causar somnolencia extrema. Es normal sentirse cansado algunas veces, pero la fatiga por un tiempo prolongado puede ser un signo de una enfermedad grave.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene dolor en el pecho.
  • Usted tiene dificultad para respirar.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene tos que empeora o no desaparece.
  • Usted ve sangre en sus deposiciones.
  • Usted tiene la sensación de adormecimiento o cosquilleo alrededor de su boca o en un brazo o pierna.
  • Usted se desmaya, se siente mareado o tiene cambios en la visión.
  • Usted tiene los ganglios linfáticos inflamados.
  • Usted es una mujer y tiene sangrado vaginal que no es normal para usted o que no esperaba.
  • Usted pierde peso sin proponérselo o tiene dificultad para comer.
  • Usted se siente débil o tiene dolor en los músculos.
  • Usted tiene dolor o inflamación en las articulaciones.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que necesite que le hagan más exámenes y su médico lo puede remitir a un especialista. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas.

Controle su fatiga:

Es posible que sus síntomas mejoren sin tratamiento. Usted recibirá tratamiento por cualquier afección de salud que le esté causando su fatiga. Lo siguiente le puede ayudar a controlar su fatiga:

  • Mantenga un diario de la fatiga. Incluya cualquier cosa que lo haga sentir más cansado o menos cansado.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede ayudarlo a sentirse más alerta. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted.
  • Mantenga un horario regular de sueño. Vaya a la cama a la misma hora todas las noches y limite las siestas.
  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Una buena nutrición puede ayudar a manejar la fatiga.
  • Limite el consumo de cafeína y alcohol. Estos productos pueden dificultar el dormir y el quedarse dormido. Las mujeres deben limitar su consumo de alcohol a 1 trago por día. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor. Pregúntele a su médico cuánta cafeína es adecuada para usted.
  • No fume. La nicotina y otros químicos presentes en los cigarrillos y cigarros pueden causar daño en los pulmones e incrementar la fatiga. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide