Skip to main content

Cómo Cambiar De Posición A Una Persona Que Guarda Cama

CUIDADO AMBULATORIO:

Voltee a la persona

por lo menos cada 2 horas si es incapaz de moverse por sí sola. Esto evitará que se le formen llagas, coágulos sanguíneos y que tenga problemas respiratorios, como neumonía. También será útil mejorar la comodidad de la persona en la cama.

Normas de seguridad:

Si es posible, la cabecera de la cama debe estar plana antes de voltear a la persona. Lo siguiente puede ayudar a que usted y la persona esté seguros cuando la voltee:

  • Use la forma correcta. Es importante proteger la zona lumbar cuando voltea a una persona en la cama. Mantenga los pies separados a una distancia un poco mayor que el ancho de caderas. Párese cerca de la persona para no tener que estirarse demasiado durante el giro. Mantenga la cabeza, el torso y las piernas de la persona en línea recta cuando la voltee.
  • Solicite ayuda si es necesario. Pídale a la persona que ayude en la medida de lo posible. Pida ayuda si es necesario. Usted y sus ayudantes pueden contar en voz alta hasta 3 para coordinar esfuerzos.
  • Mueva a la persona suavemente, sin movimientos bruscos. Los cambios rápidos de posición pueden provocar caídas, lesiones o dolor. También es posible que rasgue la piel de la persona si un movimiento es demasiado brusco o fuerte.
  • Revise el equipo médico. Tal vez deba mover o fijar los tubos, las bombas de medicina o los monitores. Asegúrese de que nada se suelte o se rompa cuando se voltea a la persona. No quite ningún equipo de la persona a menos que el médico de la persona se lo indique.

Cómo cambiar de posición a una persona que guarda cama:

  • Crúcele los brazos a la persona sobre el pecho. Esto le impide quedar atrapado bajo el cuerpo durante el giro.
  • Párese junto a la cama, mirando a la persona, y baje la baranda (si es necesario). Coloque una almohada entre las rodillas de la persona.
  • Si es posible, pídale a la persona que se tome de la otra baranda de la cama para ayudar a ponerse de lado.
  • Enrolle el borde de la sábana que se encuentra de su lado. Tire de la sábana, de modo que la persona ruede suavemente sobre sí misma y quede de lado.
  • Coloque almohadas detrás de la espalda y las nalgas de la persona para que permanezca acostada de lado cómodamente.
  • Alise las sábanas para que no estén arrugadas. Tire del riel de la cama para que encaje en su lugar.
  • Asegúrese de que la persona esté cómoda y respire fácilmente. La persona no debe estar en una posición que corte la circulación o sea incómoda. Puede que necesite ajustar la posición de la persona. También es posible que necesite agregar o ajustar almohadas.
  • Si es necesario, ayude a la persona a adoptar una posición cómoda de descanso en la cama. Si colocó una sábana de deslizamiento debajo de la persona, puede utilizarla para cambiar la posición de la persona. Pídale a alguien que se pare del otro lado de la cama de la persona para ayudarlo. Cada uno de ustedes sostendrá la sábana de deslizamiento a la altura del hombro y la rodilla de la persona. Muevan la sábana hacia arriba, hacia abajo o hacia el costado, según sea necesario, para que la persona esté cómoda.
    Sábana de transferencia
  • Compruebe todos los equipos médicos para asegurarse de que funcionan correctamente. Asegúrese de que las alarmas estén encendidas. Compruebe los tubos u otro equipo que deba ser ajustado después del giro.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.