Skip to Content

Baño De Esponja Para Su Bebé

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es un baño de esponja?

Un baño de esponja es cuando se baña a un bebé sin ponerlo en una tina. Durante un baño de esponja, usted acuesta al bebé sobre una toalla y lo limpia con un paño mojado. Usted debería darle al bebé un baño de esponja no más de 2 a 3 veces a la semana. Un baño de esponja debería tomar entre 5 a 10 minutos para completarse.


¿Qué necesito saber acerca de la piel de mi bebé?

  • La piel de su bebé es delicada y frágil. Es posible que el proveedor de salud le diga que limpie a su bebé solamente con agua tibia durante el primer mes después de nacer. Si usted usa jabón, solamente use jabón en barra suave para bebés en las áreas que estén sucias, como los glúteos. El jabón que usa para su bebé no debe tener ningún preservativo, alcohol o perfume. Pregúntele al proveedor de salud de su bebé qué tipo de jabón es el mejor. Limpie la piel de su bebé suavemente. No la frote.
  • Si su bebé nació prematuro, es posible que su piel sea más delicada que la de otros bebés. Es posible que su bebé prematuro no necesite un baño de esponja tan seguido ya que su piel podría secarse más rápido. El jabón puede irritarle la piel.

¿Cómo le doy un baño de esponja a mi bebé?

  • Prepare el área. Limpie la superficie en donde tiene planeado darle el baño y los materiales para bañarlo. Asegúrese de tener todo lo que necesita a la mano. Esto incluye agua tibia, jabón o champú para bebé, un paño suave, algodón y una toalla. Siempre verifique la temperatura del agua antes de bañar a su bebé. Ponga unas gotas de agua en su muñeca o la parte interior de su brazo. El agua debe sentirse tibia, no caliente, en su piel. Si tiene un termómetro de baño, la temperatura del agua debe ser entre 98.6°F a 103.9°F (37°C a 39.9°C).
  • Mantenga la habitación cálida. La habitación debe estar cálida y sin corrientes de aire. Cierre las ventanas y las puertas y apague los abanicos para evitar las corrientes de aire.
  • Lávese las manos antes de empezar. Use agua y jabón. Esto ayudará a evitar que se propaguen los microbios.
  • Coloque una toalla en una superficie plana. Coloque a su bebé encima de la toalla. Nunca deje a su bebé solo durante un baño de esponja, ni siquiera por unos minutos. Si usted tiene que salir de la habitación, envuelva al bebé en una toalla y llévelo con usted.
  • Comience por limpiar la cara y cabeza de su bebé. Mantenga a su bebé envuelto en una manta mientras le lava la cara y la cabeza. Use un paño mojado para lavar atrás y alrededor de los oídos del bebé. Limpie el cuello, asegurándose de lavar las dobleces de la piel. Limpie suavemente los párpados con un algodón húmedo. Lave la cabeza y el pelo del bebé 1 a 2 veces por semana con un champú suave. Enjuáguele la cabeza con un paño húmedo para eliminar todo el champú. Seque la cara y la cabeza del bebé antes de continuar con el baño.
  • Limpie el resto del cuerpo de su bebé. Comience por lavarle el pecho. Limpie entre los dedos de las manos y de los pies. Lave los genitales y los glúteos de su bebé al último.
  • Enjuague y seque a su bebé. El jabón que queda en la piel del bebé puede irritarlo, así que asegúrese de enjuagar todo el jabón. Usted puede enjuagar a su bebé exprimiendo agua sobre su piel. Séquelo delicadamente y envuélvalo en una manta. No le frote la piel. Use loción suave para mantener su piel humectada. Vista a su bebé en cuanto esté seco.

¿Cómo limpio el cordón umbilical de mi bebé?

  • Consulte con proveedor de salud si usted debe usar un baño de esponja o una tina para bañar a su bebé mientras que todavía tiene el cordón umbilical pegado.
  • Lave el muñón que queda después de caído el cordón umbilical si se ensucia con orina o heces. Límpielo con una bola o almohadilla de algodón humedecida con agua tibia.
  • Seque el ombligo dando palmaditas suaves con una toalla limpia y suave. No jale del ombligo.
  • Doble la parte delantera del pañal debajo del muñón para que le entre aire y le ayude a secar más rápido. Escoja ropa limpia y suelta para ponerle a su bebé. Consulte con el proveedor de salud del bebé acerca de más información sobre el cuidado del cordón.

¿Cómo baño a mi bebé después de una circuncisión?

Usted puede lavar el pene de su bebé después de 3 o 4 días de la circuncisión. Gotee suavemente agua tibia sobre el pene para limpiarlo. Aplique jalea de petróleo en el pañal para que no se pegue al pene mientras sana. Si se utilizó un dispositivo de plástico para la circuncisión, no use jalea de petróleo. Consulte con el proveedor de salud de su bebé por más información.

¿Cuáles son los riesgos de un baño de esponja?

  • Es posible que su bebé se enfríe rápidamente durante un baño de esponja. Usted podría dañar la piel de su bebé si la talla o frota mientras está seca. Si usted usa jabón y no lo enjuaga por completo, la piel de su bebé se puede secar e irritar.
  • Incluso con cambios de pañal regulares, es posible que su bebé tenga orina seca o evacuaciones intestinales en los dobleces de la piel. Si no se le da un baño de esponja para quitar la orina seca o las evacuaciones intestinales, es posible que le salga un sarpullido. El sarpullido se puede infectar si no se trata de manera apropiada.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su bebé las opciones de tratamiento para que puedan decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide