Skip to Content

Ayudar A Prevenir El Suicidio En Niños Y Adolescentes

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es lo que necesito saber acerca de la prevención del suicidio para mi niño?

Su niño puede ver el suicidio como la única forma de escapar del sufrimiento y del dolor físico o emocional. Usted puede ayudar dándole apoyo emocional a su hijo y, a la vez, consiguiéndole la ayuda necesaria. Aprenda a reconocer los signos de advertencia que indican que su hijo podría estar considerando el suicidio. Existen recursos para ayudarlo a usted y a su niño.

¿Qué debería hacer si creo que mi niño está contemplando suicidarse?

Llame a su número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si siente que su hijo está en riesgo inmediato de suicidio. También llame si la persona habla de un plan de suicidio activo. Asuma que su hijo tiene la intención de llevar a cabo su plan de suicidio. A continuación le presentamos algunas cosas que usted puede hacer:

  • Comuníquese con una organización de prevención del suicidio:
    • National Suicide Prevention Lifeline (línea de prevención del suicidio): 1-800-273-8255 (1-800-273-TALK)
    • Teléfono directo para hablar de suicidio: 1-800-784-2433 (1-800-SUICIDE)
    • Para obtener una lista de números internacionales: https://save.org/find-help/international-resources/
  • Comuníquese con el terapeuta de su niño. El médico de su hijo puede darle una lista de terapeutas si él no tiene uno.
  • Mantenga fuera del alcance de su niño medicamentos, armas y alcohol.
  • No deje a su niño solo. Permanezca a su lado si dice que quiere cometer suicidio o si usted cree que lo puede intentar. Asegúrese que usted no corre peligro si su niño tiene un arma.
  • Pregúntele a su hijo si está pensando en acabar con su vida. Pregúntele si tiene un plan para hacerse daño o para quitarse la vida.

¿Cuáles son los signos de alerta a los que debería estar atento?

Su hijo puede hacerse daño creyendo que se sentirá mejor. Por lo general, estas acciones son señales de que su hijo necesita ayuda. No ignore las lesiones o ninguno de los siguientes signos de advertencia:

  • Su niño habla de su plan para suicidarse
  • Su niño no rinde bien en la escuela, no entrega su tarea o se le dificultan materias que nunca antes le fueron difíciles
  • Realiza acciones peligrosas que podrían matarlo
  • Su niño tiene cortadas o quemaduras en la piel, o si es su hijo mayor, éste conduce sin cuidado.
  • Su niño bromea, lee o escribe sobre el suicidio, matar o la muerte
  • Su hijo dice que no lo va a ver a usted nunca jamás o que muy pronto dejará de ser un problema para usted
  • Su hijo de repente se aleja de los demás o deja de hacer lo que antes disfrutaba
  • El niño se siente triste todos los días pero de repente se siente muy feliz y lleno de vida después de un tiempo de depresión y tristeza
  • Cambios en la forma de comer, dormir o vestirse
  • Aumento o pérdida de peso o tener menos energía de lo habitual
  • Problemas para dormir o pasar mucho tiempo durmiendo
  • Su hijo ha estado tomando medicamentos para tratar una enfermedad mental y, de repente, se niega a tomarlos
  • Su hijo ha estado yendo a terapia para tratar una enfermedad mental y, de repente, se niega a ir

¿Qué podría aumentar el riesgo de suicidio de mi niño?

  • Depresión
  • Uso del alcohol o las drogas en adolescentes
  • Muerte de una persona importante en la vida de la persona o aniversario de su muerte
  • Haber intentado suicidarse anteriormente o suicidio o intento de suicidio de una persona cercana
  • Enfermedad mental, como esquizofrenia, trastorno bipolar o Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • Dolor crónico o una enfermedad grave, como enfermedad cardíaca o cáncer
  • Dependencia física de otras personas
  • Abuso mental, físico o sexual
  • Un antecedente de violencia o agresión hacia otras personas o sensación de culpabilidad por lastimar a alguien más
  • Estrés por el término de una relación amorosa o la pérdida de una amistad, o la soledad
  • Dificultades por ser homosexual, lesbiana o bisexual

¿Cómo podrán los médicos ayudar a mi niño?

  • Un médico hablará con su niño. El médico le hablará a su hijo sin que usted esté presente para que su hijo pueda ser completamente honesto sobre cómo se siente. Le preguntará sobre los planes de suicidio y con qué frecuencia piensa en el suicidio. También le preguntará si lo ha intentado anteriormente y si ha comenzado a lastimarse de alguna forma. Además preguntará si su niño tiene armas o drogas.
  • Un médico trabajará con su niño para diseñar un plan de seguridad. El plan incluirá una lista de personas o grupos con quienes su hijo se puede comunicar si tiene pensamientos suicidas otra vez. Es posible que se le pida a su hijo que haga un acuerdo verbal o que firme un contrato con usted en donde afirme que no intentará lastimarse.

¿Qué tratamiento podría necesitar mi niño?

  • Terapia puede ayudarle a su niño a lidiar con sus problemas. Su niño podría recibir terapia de los consejeros estudiantiles de la escuela, psicólogos, psiquiatras u otros. Pídale al médico una lista de profesionales de salud mental o grupos de apoyo que pueden ayudar a su niño. El médico podría recomendarle que, para garantizar la seguridad de su hijo, sea hospitalizado.
  • Los medicamentos pueden ayudar a su hijo a sentirse lo suficientemente bien como para seguir con todo el tratamiento que necesita. Dígale a su hijo que es posible que pasen varias semanas antes de que los medicamentos comiencen a ayudarlo a sentirse mejor. Usted deberá observar a su hijo muy atentamente para detectar cualquier cambio en el comportamiento o el estado de ánimo durante las primeras 4 semanas en que toma el medicamento. No permita que su niño deje de tomar este medicamento, a menos que así se lo indique. Suspender el medicamento de repente puede ser perjudicial.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo?

Es muy importante que los niños y adolescentes cuenten con apoyo, vínculos y seguridad como parte del plan de prevención del suicidio. No permita que su hijo sienta que lo juzga. No le diga a su hijo que su suicidio será duro para usted o para otras personas. Dígale a su hijo que está allí para apoyarlo y ayudarlo. A continuación formas en las que usted y otras personas pueden ayudarle a su niño:

  • Escuche a su niño cuando quiere hablar. Hágale saber que para usted sus sentimientos y sus pensamientos son muy importantes. Ayúdelo a comprender que puede hablar con usted, con otro adulto o con un amigo cercano sobre sus sentimientos. Su hijo también puede hablar con un terapeuta, un líder religioso o juvenil, o un consejero escolar. Dele tiempo para responder. Podría ser de ayuda contarle algo similar que le pasó a usted y lo que usted hizo al respecto. Mantenga una actitud positiva y de apoyo.
  • Ayúdele a su niño a pensar soluciones a sus problemas. Su hijo puede pensar que los problemas son permanentes y pueden pensar que el suicidio es una solución. Usted puede ayudarle a su niño a darse cuenta que el problema tiene una mejor solución. Por ejemplo, si su niño está siendo víctima de matones (bullies) en la escuela, colabore con el personal escolar para encontrar una solución. Ayude a su hijo a comprender lo que usted está haciendo para que él no corra riesgos. Su hijo puede preocuparse por sentir que nunca tendrá otra relación después de una ruptura. No minimice los sentimientos de su hijo ni le diga que esa relación no era real. Asegúrele que sí puede sentirse mejor. Una de las mejores enseñanzas que usted le puede trasmitir a su niño es cómo reponerse después de que algo malo pasa.
  • Ayude a su hijo a hacer una lista de cosas que espera hacer. Anímelo a hacer planes para el próximo día, mes y año. Ayude a su hijo a ponerse metas para su vida. Anímelo para que empiece a hacer cosas que lo lleven a realizar sus metas.
  • Dele a su hijo la información de contacto de los servicios que pueden ayudarlo. Hable con su hijo sobre la terapia y los medicamentos que se encuentran disponibles y que pueden ayudarlo. Es más probable que su hijo continúe con el tratamiento si se siente incluido en su plan de tratamiento.
  • Ayúdele a su niño a pasar tiempo con sus familiares y amigos. Asegúrese de que su hijo se involucre en actividades escolares, un centro comunitario local o actividades grupales. Estos vínculos pueden ayudarlo a sentirse valorado y amado.
  • Ayúdele a su niño a implementar rutinas sanas. Ayude a su hijo a establecer una rutina para dormir para que no duerma ni muy poco ni demasiado. Anime a su hijo a mantenerse activo. Podría ayudarle empezar con una rutina como una caminata con toda la familia después de cenar. Las rutinas sanas pueden ayudar a aliviar la depresión. Una caminata también podría ser ideal para que su hijo pueda hablar con usted sobre sus sentimientos.
  • Anime a su hijo a tomar los medicamentos e ir a terapia como se le indicó. Los medicamentos y la terapia pueden ayudar a mejorar la salud mental de su hijo.

¿Dónde puedo obtener apoyo y más información?

  • National Suicide Prevention Lifeline
    NA
    New York , NY 10004
    Phone: 1- 800 - 273-TALK (8255)
    Web Address: http://www.suicidepreventionlifeline.org
  • Suicide Awareness Voices of Education
    8120 Penn Ave. S., Ste. 470
    Bloomington , Minnesota 55431
    Phone: 1- 952 - 946-7998
    Web Address: http://www.save.org

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo ha hecho algo intencionalmente para lastimarse, como cortarse las muñecas.
  • Su niño se toma medicamentos u otras sustancias nocivas, como anticongelante.
  • Su hijo dice que quiere suicidarse.

¿Cuándo debo llamar al terapeuta o pediatra de mi hijo?

  • Su hijo siente que no puede detener su deseo de lastimarse a sí mismo o de lastimar a otras personas.
  • Su hijo tiene cambios de humor repentinos, como reacciones de ira explosivas o desesperación.
  • Usted empieza a notar signos de advertencia de que su niño podría estar considerando el suicidio.
  • El comportamiento de su hijo cambia cuando comienza a tomar el medicamento antidepresivo o cuando le cambian la dosis.
  • Su hijo actúa con ira o se comporta con imprudencia.
  • Su niño se aleja de sus amigos o seres queridos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Hable con sus médicos o los de su hijo para decidir las opciones de tratamiento que usted prefiere para su hijo.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide