Skip to Content

Ayuda Para La Toma De Decisiones En Casos De Hiperplasia Prostática Benigna

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de la toma de decisiones en los casos de hiperplasia prostática benigna (HPB)?

Puede trabajar con su médico para tomar decisiones acerca de la detección o el tratamiento de la HPB. La detección es una prueba que se realiza para determinar la presencia de HPB de manera temprana. La detección es diferente del diagnóstico porque la detección se utiliza cuando comienza a tener signos o síntomas. Esto implica que el control o el tratamiento puede comenzar de manera temprana. También puede ayudar a planificar el tratamiento si se determina la presencia de HPB en la detección o si esta se desarrolla luego. Sus opciones de tratamiento incluyen la cirugía y las opciones no quirúrgicas. Es probable que su médico le recomiende los tratamientos no quirúrgicos primero. Conozca los beneficios y los riesgos de la cirugía y del tratamiento no quirúrgico para que pueda tomar una decisión informada.

¿Qué debo saber acerca de la HPB?

  • La HBP es un agrandamiento de la próstata. La próstata es una pequeña glándula que forma parte del sistema reproductivo. Se encuentra cerca de la uretra (tubo por donde la orina sale de la vejiga). La próstata generalmente es del tamaño de una nuez. Un agrandamiento de la próstata hará que esta ejerza presión sobre la uretra. Esto puede causar problemas con el almacenamiento de la orina o la eliminación total de la orina.

  • La HPB es frecuente en hombres mayores de 40 años. El riesgo aumenta con la edad.
  • Benigno significa que no es cáncer. La HBP no es una afección potencialmente mortal, pero puede causar problemas con sus actividades diarias. La HPB generalmente empeora con el paso del tiempo. Sin tratamiento, la HPB también puede provocar la presencia de sangre en la orina, cálculos en la vejiga o insuficiencia renal.
  • Hable con su médico si usted piensa que tiene signos o síntomas de HPB. Algunos ejemplos son problemas para comenzar a orina o una necesidad urgente de orinar. Puede despertarse por la noche debido a la necesidad de orinar.

¿Soy un buen candidato para la detección de la HPB?

La detección puede ser útil para usted si algo de lo siguiente es verdadero:

  • Tiene 40 años o más de edad.
  • Usted tiene antecedentes familiares de HPB u otros problemas de próstata.
  • Usted tiene síntomas de la HPB que le causan problemas en sus actividades diarias o su calidad de vida.
  • Usted quiere recibir tratamiento tan pronto como sea posible, si es necesario.
  • Usted tiene enfermedad cardíaca o toma un medicamento betabloqueante.

¿Cómo se realiza la detección?

  • La Puntuación internacional de síntomas de la próstata (International Prostate Symptom Score) es un conjunto de preguntas sobre su capacidad de orinar durante el mes anterior. Se le preguntará con qué frecuencia presentó algo de lo que se detalla a continuación:
    • Sensación de no vaciar completamente la vejiga al orinar
    • Necesidad de orinar nuevamente dentro de un lapso de 2 horas después de la última vez que orinó
    • Flujo de orina que comienza y se detiene varias veces al orinar
    • Necesidad urgente de orinar que no puede posponer
    • Flujo de orina débil
    • Problemas para comenzar a orinar o necesidad de empujar o esforzarse para comenzar a hacerlo
    • Despertarse debido a la necesidad de orinar
  • Un tacto rectal se utiliza para comprobar el tamaño de la próstata. Su médico introducirá un dedo cubierto con un guante en el recto. El médico podrá palpar la próstata. El examen se puede repetir con el paso del tiempo para verificar el tamaño de la próstata.
  • Un examen de APE se utiliza para determinar la cantidad de una proteína que la glándula prostática produce. Se toma una muestra de sangre para este examen. Un nivel alto de APE puede aumentar el riesgo de padecer problemas más graves para orinar o la necesidad de someterse a una cirugía.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos de la detección?

Hable con su médico sobre los riesgos y los beneficios de la detección:

  • Los beneficios incluyen el hallazgo de la HPB de manera temprana. Esto significa que puede tomar más decisiones sobre los tratamientos. El examen de APE también puede detectar la presencia de cáncer de próstata de manera temprana. El tratamiento para el cáncer de próstata es más exitoso cuando se comienza de manera temprana.
  • Los riesgos incluyen una falsa creencia de que no desarrollará HPB si el resultado de la detección es negativo. Aunque los resultados de la detección sean negativos, usted puede desarrollar HPB más adelante. También puede necesitar realizarse otros exámenes si tiene problemas para orinar, pero según la detección no tiene HPB.

¿Qué preguntas debo hacerle a mi médico para que me ayude a tomar decisiones sobre la detección?

  • ¿Qué riesgo presento de tener HPB?
  • ¿Con qué frecuencia debo realizarme la detección?
  • ¿Dónde se realiza la detección?
  • ¿Necesito hacer algo para estar listo para someterme a la detección?

¿Qué sucede después de la detección?

Usted se reunirá con su médico para repasar los resultados de la detección. Tal vez necsite más pruebas para diagnosticar cualquier problema que se haya observado en la detección. Las pruebas comunes incluyen un análisis de orina para detectar la presencia de infecciones o una biopsia (muestra de tejido) para detectar la presencia de cáncer. También puede necesitar exámenes para determinar la cantidad de orina que permanece en la vejiga después de orinar. Además, se puede medir la fuerza del flujo de la orina. Usted y su médico pueden hablar acerca de sus opciones de tratamiento. Juntos pueden decidir qué tratamiento es adecuado para usted.

¿Cómo se trata la HPB? ¿Cuáles son los beneficios del tratamiento?

  • Conducta expectante significa que no recibirá tratamiento de inmediato. Se controlarán sus signos y síntomas con el paso del tiempo para ver si empeoran. Su médico puede recomendarle maneras de mejorar sus síntomas o de realizar un seguimiento de ellos durante la conducta expectante. Algunos ejemplos son beber menos líquido u orinar en un horario regular. El médico también puede recomendarle cambios de estilo de vida. Por ejemplo, los síntomas pueden mejorar si pierde peso o consume menos cafeína si es necesario. Se le podría pedir que registre sus síntomas y los momentos en que orina. El registro incluirá el momento en que orina, la dificultad que le presentó orinar y cualquier cambio que note en la micción. Deberá llevar el registro a las consultas de seguimiento para ayudarlos a usted y a su médico a decidir qué tratamiento puede intentar.
  • Los medicamentos pueden administrarse para ayudarlo a controlar sus síntomas y para evitar que la HBP empeore. Los medicamentos pueden ayudar a relajar ciertos músculos para hacer que orinar le resulte más fácil. También pueden necesitar medicamentos para hacer que la próstata se achique o para aliviar la hiperactividad de la vejiga. Los medicamentos pueden comenzar a aliviar los síntomas rápidamente. Estos podrían mejorar su calidad de vida. Usted puede ser capaz de controlar sus síntomas sin cirugía si los medicamentos impiden que la HPB empeore.
  • La cirugía puede realizarse para aliviar los síntomas si otros tratamientos no dan resultados. Una ablación es una cirugía en la que se utiliza una aguja para eliminar el tejido adicional que está causando los síntomas. O bien, puede usarse un láser para eliminar el tejido. La próstata puede calentarse. Se introduce una herramienta que emite calor en la uretra. Se destruye el tejido de la próstata, y ningún otro tejido sufre daños. Durante otro tipo de cirugía, se pueden extraer partes de la próstata.

¿Cuáles son los riesgos del tratamiento para la HPB?

  • Conducta expectante puede permitir que la HPB empeore y sea más difícil de tratar que en una etapa temprana. Si usted tiene un nivel alto de APE, es posible que deba recibir tratamiento para la HPB de inmediato.
  • Los medicamentos pueden provocar ciertos efectos secundarios, como la disfunción eréctil o la disminución del deseo sexual. También puede desarrollar retención urinaria (problemas para comenzar a orinar). Algunos medicamentos pueden causar hipotensión (presión sanguínea baja) cuando se pone de pie o mareos.
  • La cirugía puede dañar el tejido que se encuentra alrededor de la próstata. La cirugía también puede aumentar el riesgo de presentar dificultad para orinar, incontinencia (escapes) o retención urinaria. Podría sangrar más de lo esperado durante la cirugía o contraer una infección. También es posible que deba recibir tratamiento otra vez si la cirugía no alivia sus síntomas.

¿Qué preguntas debo hacerle a mi médico para que me ayude a tomar decisiones sobre el tratamiento?

  • ¿Cómo me sentiré si sigo teniendo estos síntomas durante el resto de mi vida?
  • ¿Qué medicamentos pueden dar mejores resultados para tratar mis síntomas?
  • ¿Qué otras medidas puedo tomar para disminuir los síntomas?
  • ¿Voy a tener que tomar medicamentos durante el resto de mi vida?
  • ¿Qué efectos secundarios podrían ocurrir con cada medicamento que puedo tomar?
  • ¿Soy un buen candidato para la cirugía?
  • ¿Qué cirugía puede dar mejores resultados para tratar mis síntomas?
  • ¿Dónde se realiza la cirugía?
  • ¿Cuánto dura la recuperación tras la cirugía?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de la cirugía?

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide