Skip to Content

Ayuda Para La Toma De Decisiones En Casos De Hernias De Disco En La Parte Inferior De La Espalda

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de la toma de decisiones sobre el tratamiento en casos de hernias de disco?

Puede trabajar con su médico para elegir el plan de tratamiento que sea el mejor para usted. Sus opciones de tratamiento incluyen la cirugía y las opciones no quirúrgicas. Es probable que su médico le recomiende los tratamientos no quirúrgicos primero. Conozca los beneficios y los riesgos de la cirugía y del tratamiento no quirúrgico para que pueda tomar una decisión informada.

¿Qué necesito saber sobre una hernia de disco?

Envejecer aumenta el riesgo de presentar una hernia de disco (protusión) porque los discos se debilitan y encogen a medida que envejece. Los discos son unos cojines esponjosos naturales que se encuentran entre las vértebras (huesos) de la columna. El disco que sobresale podría presionar los nervios de la médula espinal. Esta presión provoca dolor en la parte inferior de la espalda, los glúteos, la ingle o las piernas. También puede causar entumecimiento o debilidad en una pierna.

Hernia de disco lumbar

¿Cómo se trata una hernia de disco? ¿Cuáles son los beneficios del tratamiento?

  • El tratamiento no quirúrgico ayuda a muchas personas a sentirse mejor dentro de 6 semanas. En un período de un año, se ha demostrado que funciona tan bien como la cirugía en cuanto a la mejoría de los síntomas.
    • Fisioterapia puede ayudar a fortalecer la parte inferior de la espalda y los músculos abdominales.
    • Los medicamentos , como AINE, ayudan a disminuir la inflamación y el dolor. Un ejemplo de un AINE es el ibuprofeno. Los relajantes musculares disminuyen el dolor y los espasmos musculares.
    • Las inyecciones epidurales de esteroides ayudan a reducir la hinchazón y el dolor durante unas 2 a 4 semanas. Pueden recomendarse si no ha habido ningún alivio del dolor después de 6 semanas de tratamiento con fisioterapia y AINE.
  • La cirugía puede realizarse para reparar el disco herniado si los otros tratamientos no dieron resultado. La cirugía se puede hacer para quitar el disco herniado que presiona el nervio espinal. La cirugía generalmente proporciona un alivio del dolor más rápido que el tratamiento no quirúrgico en la mayoría de las personas.

¿Cuáles son los riesgos del tratamiento?

Incluso tras el tratamiento y la recuperación, existe la posibilidad de que sus síntomas puedan reaparecer o que puede desarrollar otra hernia de disco.

  • El tratamiento no quirúrgico toma más tiempo para aliviar el dolor que la cirugía. Los medicamentos deben tomarse en dosis limitadas. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Las inyecciones de esteroides normalmente se limitan a unas 4 cada año. Esto se debe a que el medicamento puede debilitar los huesos de la columna vertebral y los músculos. Los esteroides también pueden incrementar el riesgo de contraer otras infecciones, provocar cambios en su estado de ánimo y aumentar los niveles de azúcar en la sangre.
  • La cirugía aumenta el riesgo de contraer infecciones en el lugar de la incisión o más adentro, en el lugar del disco. La capa protectora de la médula espinal puede filtrar o se puede desgarrar. Esto causa el escape del líquido cefalorraquídeo (LCR). Es posible que usted deba acostarse boca arriba durante un máximo de 7 días seguidos hasta que esta herida se sane. Podría necesitar otra cirugía de disco. Es posible que deban hacer una cirugía para extraer el disco y fusionar las vértebras. Con este tipo de cirugía va a limitar su movilidad en la espalda.

¿Qué preguntas debo hacerle a mi médico para que me ayude a tomar decisiones sobre el tratamiento?

  • ¿Soy un buen candidato para las inyecciones de esteroides?
  • ¿Cómo sé si los signos y síntomas se están volviendo lo suficientemente intensos como para necesitar una cirugía?
  • ¿Soy un buen candidato para la cirugía?
  • ¿Cuánto dura la recuperación tras la cirugía?

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide