Skip to Content

Artroscopia De Tobillo

LO QUE NECESITA SABER:

La artroscopia de tobillo es un procedimiento para revisar el interior de la articulación del tobillo. Su médico usará un artroscopio (tubo con una luz y cámara en el extremo) para visualizar la articulación. La artroscopia se puede utilizar para extirpar, reparar o reconstruir parte de su tobillo.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • Es posible que le administren anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante el procedimiento. En cambio, podrían darle un medicamento para adormecer el tobillo. Usted estará despierto durante el procedimiento, pero no debería sentir dolor.

Durante el procedimiento:

Su médico podría inyectar un medio de contraste en el tobillo. Esto lo ayuda a visualizar la articulación del tobillo con más claridad durante el procedimiento. Su médico hará una incisión en el tobillo donde se insertará el artroscopio. Unas incisiones pequeñas adicionales se hacen en su tobillo. Se insertarán instrumentos para extirpar o reparar su tobillo. Podrían colocar tornillos, puntos de sutura o clavijas en su articulación. Otro instrumento que podría ser utilizado quema el tejido para suspender cualquier sangrado y remover tejido del tobillo. Las incisiones se cierran con puntos de sutura y se envuelven con una venda.

Después del procedimiento:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuando su médico determine que usted está bien, es posible que se le permita volver a casa.

  • No se levante de la cama por su cuenta hasta que su médico le indique que puede hacerlo. Hable con sus médicos antes de levantarse por primera vez. Es posible que usted necesite ayuda para levantarse de forma segura.
  • Es probable que tenga que utilizar una férula, cabestrillo o yeso en su tobillo. Estos dispositivos ayudan a impedir movimientos del tobillo para que pueda sanar. Es posible que usted necesite usar muletas para desplazarse.
  • Los médicos podrían colocarle el tobillo sobre almohadas para mantenerlo sobre el nivel del corazón. Esto va a disminuir inflamación y el dolor.
  • Los médicos podrían recetarle medicamentos para eliminar o disminuir su dolor. No espere hasta que el dolor sea intenso para pedir más. Los analgésicos pueden causarle mareos o somnolencia. Para no caerse, llame a un médico cuando desee levantarse de la cama o si necesita ayuda.

RIESGOS:

Los nervios, vasos sanguíneos o tejidos en su tobillo podrían sufrir daños durante el procedimiento. Su tobillo podría volverse rígido, entumecido o doloroso. Es probable que tenga dificultad para mover su tobillo con la misma facilidad que lo hacía antes del procedimiento. Es posible que sus síntomas no desaparezcan. Usted podría requerir de una cirugía abierta en su tobillo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide