Skip to Content

Apendicectomía Laparoscópica En Los Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber sobre una apendicectomía laparoscópica:

La apendicectomía laparoscópica es una cirugía para quitar el apéndice del niño. La cirugía se realiza a través de pequeñas incisiones en el abdomen.

Órganos abdominales

Cómo preparar a su niño para la cirugía:

  • Informe a su cirujano sobre cualquier alergia que tenga su niño. Infórmele si alguna vez el niño ha sufrido una reacción alérgica a la anestesia o a los antibióticos. Es probable que le administren antibióticos antes de la cirugía para prevenir una infección causada por bacterias.
  • El cirujano de su niño le indicará cómo prepararlo para la cirugía. Dígale acerca de todos los medicamentos, suplementos y vitaminas que su hijo toma actualmente. El médico le dirá si necesita dejar de darle alguno de estos medicamentos antes de la cirugía y cuándo debe hacerlo.
  • Él podría indicarle que no deje que su niño coma ni tome nada pasada la medianoche anterior a la cirugía. Es posible que necesite usar un enema la noche anterior a la cirugía. Un enema vaciará su intestino. El cirujano le dirá si su hijo necesita hacer esto y cómo hacerlo.

Qué sucederá durante la cirugía:

  • El niño recibirá anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. Es posible que le coloquen un catéter para drenar la orina del niño. Podrían introducirle una sonda nasogástrica (NG) por la nariz y que baja al estómago. Este tubo mantiene el aire y el líquido fuera del estómago durante cirugía.
  • Le harán una pequeña incisión en el ombligo del niño. El cirujano insertará un endoscopio a través de la incisión. Este es un tubo flexible con una luz y una cámara en el extremo. Se insertarán otros instrumentos en 1 o 2 incisiones más pequeñas en el abdomen de su hijo. Después inflarán el abdomen con un gas. Esto levanta la pared abdominal para despegarla de los órganos internos y darle al cirujano más espacio para trabajar. Luego retirarán el apéndice de su hijo.
    Cirugía laparoscópica
  • Podrían colocarse drenajes (tubos de goma delgados) para extraer líquido del área de la incisión. Cerrarán las incisiones con tiras de cinta quirúrgica.

Lo que su niño debe esperar después de la cirugía:

  • Su niño puede sentir dolor en el hombro o el pecho debido al gas utilizado durante la cirugía. Esto es normal y debe desaparecer en uno o dos días.
  • Vendajes cubrirán sus incisiones para mantener el área limpia y seca para evitar una infección. Un médico podría retirar los vendajes poco después de la cirugía para revisar las incisiones.
  • Es posible que su niño deba caminar el mismo día de la cirugía, o el día siguiente. El movimiento ayudará a evitar la formación de coágulos de sangre.
  • Podrían administrarle medicamentos para evitar una infección bacteriana o para aliviar las náuseas o el dolor.
  • Al principio le pueden indicar una dieta clara. Le pueden dar hielo picado y luego líquidos como agua, caldo, jugos o gaseosas. Los médicos le dirán cuándo podrá su hijo comer los alimentos regulares.

Riesgos de una apendicectomía laparoscópica:

El estómago, los intestinos, los vasos sanguíneos o los nervios de su niño podrían lesionarse o quemarse durante la cirugía. También podría tener problemas para respirar, una infección o demasiado sangrado durante o después de la cirugía. Su niño podría formar un coágulo de sangre en una pierna o un brazo. Un coágulo puede desprenderse y llegar a los pulmones. Un coágulo de sangre en los pulmones puede ser potencialmente mortal. Pueden ocurrir problemas que hagan que su hijo necesite, en cambio, una apendicectomía abierta. Los ejemplos incluyen una ruptura del apéndice o una infección o sangrado intenso en el abdomen.

Llame al pediatra o cirujano de su niño si:

  • La sangre empapa el vendaje del niño.
  • Su hijo se siente lleno y no puede repetir o vomitar.
  • Su hijo no puede comer ni beber nada.
  • La inflamación en el abdomen de su hijo aumenta.
  • Su hijo tiene un olor fétido que proviene de una herida de incisión o está drenando líquido.
  • La herida de su hijo está roja, inflamada o drena pus.
  • El vómito de su niño es verdoso y se ve como café molido o tiene sangre.
  • Su hijo no puede tener una evacuación intestinal.
  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Su hijo tiene náuseas o vómitos.
  • El dolor de su hijo no se alivia con medicamentos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía, la condición o el cuidado de su niño.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Los antibióticos sirven para prevenir o combatir la infección bacteriana.
  • Los analgésicos recetados podrían administrarse. Consulte con el médico de su niño sobre cuál es la forma segura de administrar este medicamento. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No le dé otros medicamentos al niño que contengan acetaminofeno sin consultar al médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte al médico de su niño cómo prevenir o tratar el estreñimiento.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cuidado del niño:

  • Aplique hielo a las heridas de la incisión. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbralo con una toalla antes de aplicarlo sobre la piel de su niño. Aplique hielo por 15 a 20 minutos por hora o según indicaciones.
  • Haga que su hijo descanse para ayudar con la curación. Siga las instrucciones de su médico. Las instrucciones incluyen cuándo su hijo puede regresar a la escuela u otras actividades diarias. Esto tomará de 1 a 2 semanas, dependiendo de si el apéndice se rompió. Es posible que su hijo no pueda practicar deportes o ir a clase de gimnasia durante 2 a 4 semanas.
  • Ayude a su hijo a proteger las heridas de la cirugía hasta que cicatricen. No permita que su hijo levante objetos más pesados de lo indicado por su médico. Haga que su hijo abrace una almohada cuando necesite toser o estornudar.
  • Ayude a su hijo a prevenir o aliviar el estreñimiento. El estreñimiento puede hacer que su hijo se esfuerce para realizar una evacuación intestinal. El esfuerzo causa daño antes de que su hijo se haya curado. Pídale a su hijo que tome líquidos adicionales durante el día. Proporcione a su niño alimentos con alto contenido de fibra. Los alimentos altos en fibra incluyen frutas y verduras, panes y cereales integrales y frijoles cocidos.

Cuidado de las heridas de la incisión:

  • Lávese las manos antes de cuidar las heridas de la incisión.
    Lavado de manos
  • Revise las heridas todos los días para detectar signos de infección, como inflamación, enrojecimiento o pus.
  • Mantenga las heridas limpias y secas. Es posible que deba cubrir las heridas de su niño cuando se bañe para que no se mojen.
  • Lave cuidadosamente las heridas con agua y jabón o como se le indique. Seque las heridas y póngase una venda nueva y limpia.
  • Cambie sus vendas cuando se mojan o ensucian. Las tiras de cinta médica adhesiva se caerán por sí solas. Si no se caen solas dentro de 10 días, quíteselas con cuidado.

Acuda a sus consultas de control con el pediatra o cirujano de su hijo según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.