Skip to Content

Ansiolisis En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La ansiolisis es cuando se le da un medicamento a su hijo para mantenerlo tranquilo y cómodo durante un procedimiento. Los niños que tienen miedo o tienen dolor podrían tener menos ansiedad y dejar que le hagan el procedimiento con mayor facilidad. Su hijo estará alerta y podrá hablar, sentarse y respirar con normalidad antes de ser dado de alta. La ansiolisis está diseñada de manera que no causa efectos a largo plazo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Observe a su hijo:

Su hijo podría estar soñoliento y torpe. Es posible que se quede dormido camino a casa. Obsérvelo de cerca para que su cabeza no se incline hacia abajo, ya que esto podría obstruir sus vías respiratorias.

Comer y beber después de la ansiolisis:

Los niños mayores de 12 meses pueden comer cuando les dé hambre. Los niños mayores deberían esperar por lo menos 2 horas para comer. Limite la cantidad de líquidos que su hijo bebe. Es posible que vomite si bebe demasiados líquidos.

Actividad después de la ansiolisis:

Asegúrese de que su hijo no juegue bruscamente durante por lo menos 12 horas. Es posible que sus reflejos estén lentos o que él esté torpe. Observe a su hijo cuando hace actividades que podrían causarle daño. Por ejemplo, si está montando bicicleta, es posible que se le haga difícil mantener su balance y que se caiga.

Bañarse después de la ansiolisis:

Su hijo no debería bañarse o tomar una ducha durante por lo menos 12 horas. Es posible que esté soñoliento o torpe y se puede resbalar y caerse en el baño.

Administre el medicamento de su hijo como se le indica:

Llame al médico de cabecera de su hijo si piensa que el medicamento no está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele al médico de cabecera de su hijo si su hijo toma vitaminas, hierbas u otros medicamentos. Mantenga una lista de los medicamentos que él toma. Incluya las cantidades, y cuándo y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de las pastillas a las citas de seguimiento.

Programe una cita de seguimiento con el médico de cabecera de su hijo:

Anote cualquier pregunta que tenga así se acuerda de hacerla durante las citas de seguimiento.

Comuníquese con el médico de cabecera de su hijo si:

  • Su hijo recibió el medicamento en su nariz, y la parte interior de su nariz le está molestando.
  • Su hijo se queja de dolor o hinchazón donde recibió una inyección.
  • Su hijo se queja de picazón o tiene una erupción cutánea.
  • Su hijo está vomitando.
  • Su hijo tiene espasmos musculares.
  • Su hijo se ve ansioso o emocionado.
  • Su hijo se ve confundido o soñoliento. Podría estar respirando lentamente.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su hijo tiene convulsiones (tembladera incontrolable).
  • Su hijo tiene sibiliancia o tiene dificultad para respirar.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide