Skip to Content

Ansiolisis En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La ansiolisis también se conoce como sedación mínima, sedación consciente, o sedación crepúscula. La ansiolisis es alivio para la ansiedad que ocurre después que su niño ha recibido el medicamento. Este medicamento ayuda a su niño a mantenerse calmado y cómodo durante ciertos exámenes o procedimientos. También se puede usar antes de pruebas como un IRM, o un procedimiento, como ajustar un brazo fracturado. Su niño podría recibir el medicamento en forma de una píldora o líquido, o a través de su vía intravenosa. Si su niño va a tener cirugía el medicamento se administra junto con la anestesia local o regional, o antes de la anestesia general. Su hijo se podría sentir mareado, pero puede responder.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 si presenta:

  • Usted no puede despertar a su niño.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su hijo tiene sibilancias o dificultad para respirar.
  • Su hijo tiene un sarpullido nuevo que se ha propagado por todo su cuerpo.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Su hijo tienen náuseas o vómitos.
  • Su hijo tiene espasmos musculares.
  • Su hijo está confundido o tiene sueño por más de 24 horas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Después de la ansiolisis:

  • Supervise a su niño en camino a la casa. Esté atento a posibles problemas, como dificultad para respirar. Solicitar que otro adulto maneje de camino al hogar para que usted se siente en el asiento trasero con su niño. Si su niño usa un asiento de auto, asegúrese que no duerma con la cabeza baja. Esto podría causar que no pueda respirar fácilmente.
  • Permanezca con su niño por 24 horas. Su niño podría tener dificultad para mantener el equillibrio o hacer sus actividades diarias. Esté pendiente de cualquier efecto secundario del medicamento y pida ayuda de ser necesario Ejemplos incluyen dificultad para respirar, ronchas o sarpullido por todo el cuerpo.
  • No permita que su hijo mayor maneje un vehículo por un lapso de 24 horas. Su niño podría tener dificultad con su coordinación, reflejos, o para pensar claramente.
  • Limite las actividades de su niño por lo menos por 12 horas. Es posible que tenga reflejos lentos o torpes. No permita que tome una ducha o baño de tina hasta que no esté completamente despierto. Esto puede ayudar a prevenir que se resbale dentro de la tina.
  • Pregunte cuándo su niño puede regresar a la escuela o guardería. Es posible que usted necesite esperar hasta que su niño esté alerta completamente y pueda hacer sus actividades normales con seguridad.
  • Alimente a su niño como se le haya indicado. Usted puede amamantar a su bebé como lo hace habitualmente. Limite la cantidad de líquido que su niño mayor consume. Podría vomitar si toma demasiado líquido. Provéale líquidos claros al principio. Caldo y jugo de manzana son dos ejemplos de líquidos claros. Si no vomita, puede comenzar a comer alimentos sólidos.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide