Skip to Content
Is it Exocrine Pancreatic Insufficiency? Get more info

Anquiloglosia

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es anquiloglosia?

La anquiloglosia también es conocida como lengua atada. Es una condición que evita que la lengua de su niño se mueva libremente como debería. La lengua está pegada al fondo de la boca por una banda de tejido delgado llamada frenillo. El frenillo de su niño podría ser más corto, grueso o estrecho de lo que debería ser. La anquiloglosia podría variar de casos leves a severos dependiendo de cuánto reduce el movimiento de la lengua.

¿Qué aumenta el riesgo de mi niño de tener anquiloglosia?

La anquiloglosia es una condición congénita, lo cual significa que su niño nació con la condición. Podría ser hereditario y es más común en los hombres que en las mujeres. Las madres con historia de abuso de cocaína corren mayor riesgo de tener un niño con anquiloglosia. También ha sido observado en niños con ciertos problemas genéticos.

¿Cómo se diagnostica la anquiloglosia?

El médico de su bebé le preguntará si él tiene problemas con la lactancia materna. Él podría observar a su bebé cuando esté lactando o alimentándose de su biberón. Si su niño ya es mayor, el médico le pedirá que saque su lengua y que la levante hacia arriba. Esto es para revisar la suavidad y medida de su frenillo. Infórmele al médico de su niño si otros familiares padecen de la misma condición.

¿Cómo se trata la anquiloglosia?

Es posible que un caso leve de anquiloglosia en bebés no sea tratado si su bebé no tiene problemas de alimentación. El interior de la boca de su bebé cambiará en tamaño y forma durante los primeros 4 a 5 años de vida. Cuando los dientes comienzan a salir, la lengua crece y se estrecha la punta. Con el tiempo, el frenillo podría crecer, extenderse y es posible que se suelte por sí sólo. Su niño podría necesitar una cirugía si sus problemas de lenguaje o de alimentación son graves. La cirugía podría usarse para cortar o extraer el frenillo.

¿Cuáles son los riesgos de la anquiloglosia?

  • Su bebé podría tener problemas para prenderse al seno durante la lactancia o problemas para tomar biberón. Es posible que su bebé no reciba suficiente leche a causa de esta condición. Los bebés que amamantan podrían succionar aún más fuerte y esto podría provocarle dolor de seno a su madre. Los niños mayores podrían tener dificultad para tragar los alimentos que masticaron o para comerse los alimentos de su boca.
  • Los alimentos podrían atorarse adentro de la boca de su niño. Esto puede provocar un aroma desagradable y provocar caries dentales. Puede ser que algunos dientes no se forman bien. Su hijo también podría tener espacios entre los dientes inferiores.
  • La anquiloglosia no evitará ni atrasará las habilidades de lenguaje de su niño. Esta condición solamente podría provocar problemas con la habilidad de su niño de decir o pronunciar algunas palabras. Las palabras que contienen sonidos que involucran la lengua podrían ser difíciles de pronunciar, tales como los sonidos de la T, D, L, TH y ST.
  • Es posible que su niño tenga problemas para hacer cosas que los otros niños hacen fácilmente.Esto podría incluir lamer un helado o sacar completamente la lengua. Su hijo también podría tener dificultad para tocar los instrumentos de viento como la flauta.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su niño se niega a comer por completo.
  • Su niño muestra signos de deshidratación debido a la mala alimentación. Estos signos pueden incluir orinar menos de lo normal, llorar sin lágrimas o tener los labios resecos y agrietados. Su bebé podría tener la fontanela hundida (área suave) en la parte superior de su cabeza.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su bebé tiene problemas para prenderse al seno mientras le da de lactar.
  • Su bebé no está satisfecho después de alimentarse o usted tiene dolor severo en el pezón cuando lo amamanta.
  • Usted está preocupada de que su bebé no esté recibiendo suficiente leche materna o de fórmula mientras se alimenta.
  • Usted siente dolor al dar de lactar.
  • Su hijo tiene problemas para tragar los alimentos.
  • Su hijo tiene problemas para pronunciar algunas palabras o para hablar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide