Skip to Content

Angiografía

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber sobre la angiografía:

Una angiografía es un procedimiento para observar los vasos sanguíneos (arterias) en su cuerpo. La angiografía puede usarse para ver si hay estrechamiento, bloqueo o problemas con sus vasos sanguíneos. También se puede usar para revisar el flujo de sangre hacia los órganos como el corazón, pulmones o riñones. La angiografía puede ayudar a su médico a diagnosticar o tratar una afección médica.

Preparación para la angiografía:

Su médico le indicará cuáles medicamentos puede tomar y qué medicamentos no puede tomar el día de su procedimiento. Es posible que le indique que no consuma ningún alimento ni bebida 2 horas antes de su procedimiento. Informe a su médico si usted está dando de lactar, piensa que está embarazada o si alguna vez ha tenido una reacción al líquido de contraste.

Qué sucederá durante la angiografía:

Su médico le insertará un catéter en una arteria de su ingle. El catéter lo desplazará muy despacio hacia el área donde tomarán las imágenes y le inyectarán el líquido de contraste. El líquido de contraste ayuda a que las imágenes se vean con más claridad. Es posible que sienta una sensación de calor cuando le inyecten el líquido de contraste. Usted necesitará permanecer acostado y quieto mientras le toman las imágenes.

Qué sucederá después de la angiografía:

Su médico sacará el catéter y aplicará presión en el área donde le colocó el catéter. Descanse de 2 a 6 horas después del examen y no flexione el área donde le habían colocado el catéter.

Riesgos de la angiografía:

Una angiografía puede aumentar su riesgo de sangrado, infección o la formación de coágulos de sangre. Usted puede sufrir una reacción alérgica al líquido de contraste. La reacción alérgica se presenta con náuseas, vómito, salpullido o dolor abdominal. En raras ocasiones, una reacción puede llevar a problemas cardíacos o renales o ser mortal.

Busque atención médica de inmediato si:

Usted tiene alguno de los siguientes síntomas de una reacción alérgica al líquido de contraste:

  • Dolor en el pecho o dificultad para respirar
  • Mareos o desmayos
  • Inflamación en la boca o cara
  • Náuseas o vómito
  • Disminución repentina de la orina
  • Sarpullido, comezón o piel inflamada

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene dolor o sangrado en el área donde le colocaron la sonda.
  • Usted tiene signos de infección, como enrojecimiento e inflamación en el sitio de la inyección.
  • Usted tiene entumecimiento o cosquilleo en su brazo o pierna.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tome líquidos según sus indicaciones:

Los líquidos ayudarán a eliminar el medio de contraste del organismo. Pregunte cuál es la cantidad de líquido que debe tomar después de su procedimiento y cuáles líquidos debe consumir.

Actividad:

Usted necesita descansar y evitar mover el área donde le insertaron el catéter. Demasiada actividad puede aumentar su riesgo de sangrado. Consulte con su médico sobre cuando puede regresar a sus actividades cotidianas.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide