Skip to Content

Aneurisma De La Aorta Abdominal Sin Ruptura

CUIDADO AMBULATORIO:

Un aneurisma de la aorta abdominal (AAA)

es una zona débil o con protrusión en la aorta abdominal. Con el tiempo, la protrusión puede crecer y está en riesgo de desgarro o ruptura. La aorta es un vaso sanguíneo grande que sale del corazón y va al abdomen. La parte de la aorta que se extiende hasta el abdomen se llama aorta abdominal. La aorta abdominal aporta sangre al estómago, pelvis y piernas. Un AAA que rompe es una emergencia potencialmente mortal.

Signos y síntomas:

Un AAA generalmente no tiene signos o síntomas si no se ha roto. Si el AAA comienza a tener fugas o rupturas, usted puede tener cualquiera de los siguientes:

  • Dolor repentino en el abdomen, ingle, espalda, piernas o nalgas
  • Náuseas y vómitos
  • Una protuberancia o hinchazón en el abdomen
  • Rigidez muscular abdominal
  • Debilidad, entumecimiento u hormigueo en las piernas
  • Piel pálida o fría y húmeda
  • Mareos, desmayos o pérdida de la conciencia

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), o pídale a alguien que llame si:

  • Usted se desmaya o pierde el conocimiento.
  • No es posible despertarlo.

Busque atención médica de inmediato si:

Los siguientes signos o síntomas podrían señalar que el AAA está en riesgo de reventar:

  • Tiene dolor agudo repentino en el abdomen, la ingle, la espalda, las piernas o los glúteos.
  • Tienen náuseas y vómitos.
  • Usted se siente mareado.
  • Tiene rigidez o hinchazón en el abdomen, o una protuberancia en el abdomen.
  • Usted tiene entumecimiento u hormigueo en las piernas.
  • Su piel es pálida, sudorosa o húmeda.

Llame a su médico si:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para un AAA

podría no ser necesario. Su médico puede controlar el tamaño de su AAA con pruebas, como un ultrasonido. Puede que reciba medicamentos que impiden el crecimiento del AAA. Por ejemplo, medicamentos para bajar la presión arterial o el nivel de colesterol. Si el AAA se hace más grande, comienza a fugar o se rompe, puede necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Reparación endovascular es un procedimiento que utiliza un injerto para reparar su AAA. El injerto detiene el flujo de sangre al aneurisma y protege su aorta abdominal. Puede que necesite más de 1 reparación endovascular.
  • Reparación abierta es una cirugía para reparar o retirar un AAA.
Reparación de aneurisma aórtico abdominal

Controle un AAA sin ruptura:

Puede ayudar a evitar que su AAA crezca o se rompa haciendo lo siguiente:

  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden aumentar su presión arterial. También puede dañar su aorta y aumentar el tamaño del AAA. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede ayudar a controlar su presión arterial y el nivel de colesterol. Pregunte a su médico cuánto ejercicio usted necesita cada día y cuáles son los más adecuados para usted.
    Caminar para ejercitarse
  • Siga el plan de comidas recomendado por su médico. Hable con su dietista sobre un plan de alimentación saludable para el corazón o de bajo contenido de sodio. Los planes de comidas le ayudarán a bajar su colesterol y presión arterial. También lo ayudarán a alcanzar un peso saludable.

  • No levante nada que pese más que 10 libras. Levantar objetos pesados puede aumentar la presión en la aorta abdominal. Esto puede aumentar el riesgo de un AAA roto.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Usted va a necesitar pruebas o citas de control con frecuencia para vigilar el tamaño de su aneurisma de la aorta abdominal. Asista a todas sus citas. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Aneurisma De La Aorta Abdominal Sin Ruptura (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.