Skip to Content

Anafilaxia En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La anafilaxia es una reacción alérgica de peligro mortal que debe ser tratada inmediatamente. El riesgo de anafilaxia de su hijo aumenta si tiene asma que es severo o no controlado. Las condiciones médicas como la enfermedad del corazón también pueden aumentar el riesgo de su hijo. Es importante estar preparado en caso de que su hijo corra el riesgo de presentar anafilaxia. Los síntomas pueden empeorar cada vez que su hijo está expuesto a un desencadenante.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Una cánula intravenosa

es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

  • La epinefrina se usa para tratar reacciones alérgicas graves como la anafilaxia.
  • Los antihistamínicos ayudan a reducir la inflamación, las ronchas y la piquiña.
  • Esteroides ayudan a prevenir una segunda reacción.
  • Un broncodilatador sirve para abrir las vías respiratorias de su hijo y hacer más fácil la respiración.

Exámenes:

Un ECG registra el ritmo cardíaco de su niño y qué tan rápido late su corazón. Se utiliza para determinar si el corazón de su hijo está palpitando normalmente.

Tratamiento:

  • Oxígeno podría ser necesario en caso de que el nivel de oxígeno esté por debajo de lo normal. Su niño puede recibir oxígeno mediante una máscara colocada sobre su nariz y boca o por unos tubos pequeños que se colocan en sus fosas nasales. Pregunte al médico de su niño antes de retirarle la máscara o los tubos de oxígeno.
  • Un respirador es una máquina que le suministra oxígeno a su niño. Respira por su hijo cuando el niño no puede respirar bien por sí mismo. Se coloca un tubo endotraqueal (ET) por la boca o nariz del niño, que se conecta al ventilador. Su niño puede necesitar de una traqueotomía en caso que la sonda endotraquea no se pueda colocar. Una traqueotomía es un tubo que se introduce por una incisión en la tráquea de su hijo que luego se conecta al respirador.

RIESGOS:

Aún con tratamiento, una segunda reacción puede ocurrir dentro de las siguientes 24 a 72 horas después del primer incidente. Sin tratamiento inmediato, los signos y síntomas causados por la reacción anafiláctica pueden ser de peligro mortal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide