Skip to Content

Alta Tras Mastoidectomía

CUIDADO AMBULATORIO:

Pídale a alguien que llame al 911 en caso de cualquiera de los siguientes:

  • Usted tiene una convulsión o pierde el conocimiento.
  • No lo pueden despertar.

Busque atención médica inmediatamente si:

  • Usted tiene pus o una secreción de mal olor saliendo de su oído.
  • La sangre empapa su vendaje.
  • Usted tiene dolor de cabeza, fiebre y cuello rígido.
  • Usted tiene un dolor de oído agudo que se propaga a su cara o mandíbula.
  • Su boca se ve caída en el lado en donde le hicieron la cirugía y está adormecida.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene mareos nuevos o en aumento.
  • Usted se siente lleno o siente presión en sus oídos.
  • Su oído esta rojo e inflamado.
  • Usted tiene náuseas y vómito aún después de tomar medicamento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamento:

Usted podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Los antibióticos ayudan a tratar o a evitar una infección bacteriana.
  • Un analgésico formulado podría ser necesario. Pregunte cómo tomar este medicamento para el dolor de manera segura.
  • El medicamento contra la náuseas se lo podrían administrar para evitar o calmar las náuseas y el vómito.
  • Los antihistamínicos ayudan a evitar los síntomas de alergias. Los antihistamínicos también podrían ayudar a evitar las náuseas, vómito y mareos.
  • Las gotas para los oídos se las podrían administrar para disminuir la inflamación.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Pídale a alguien que se quede con usted por las siguientes 48 horas:

Usted no puede manejar hasta que su proveedor lo autorice. Coordine que alguien se quede con usted y lo lleve a sus citas o mandados. Esta persona también puede llamar al 911 en caso que usted presente complicaciones graves por la cirugía. Es posible que no pueda cocinar ni limpiar sin alguien que le ayude después de ser dado de alta de la cirugía. También necesitará ayuda para que le cuiden los niños y las máscotas.

Cuide su herida como se le indique:

No se quite el vendaje ni el empaque hasta que su proveedor de salud lo autorice. Es necesario que su proveedor de salud le retire los puntos de sutura o el empaque. Lávese sus manos antes y después de tocar su oído para evitar una infección. Quítese y reemplace los copos de algodón cuando se mojen o se ensucien. Revise si sus oídos tienen signos de infección como inflamación o pus. No se introduzca nada dentro de su oído, a menos que su proveedor de salud se lo indique.

Bañarse:

Pregunte a su proveedor de salud cuándo puede tomar una ducha. No se bañe en tina ni en jacuzzi, tampoco en la piscina. Su oreja necesita permanecer seca para evitar una infección. No permita que entre agua a su oído por 6 a 8 semanas. Use tapones para los oídos cuando se lave el cabello o al bañarse. Pregunte a su proveedor de salud dónde puede comprar los tapones para los oídos y que clase son los que necesita.

Como usar las gotas para los oídos:

Lávese sus manos con agua y jabón antes y después de usar las gotas para los oídos. Esto ayuda a evitar una infección. Usted podría necesitar que alguien le ponga las gotas en el oído. Haga lo siguiente:

  • Quítese los algodones de su oído. Acuéstese en su costado con su oído hacia arriba. Para los niños, jale cuidadosamente la parte inferior del lóbulo de la oreja hacia abajo y hacia atrás. Esto ayuda a abrir el canal auditivo. Para los adultos, jale con cuidado la parte superior de su oreja para arriba y para atrás hacia la parte posterior de su cabeza.
  • Con su otra mano, y con cuidado administre la cantidad de gotas prescritas en el oído. Presione con cuidado sobre la parte frontal de su oreja para ayudar a que las gotas permanezcan en su oído. Con cuidado mueva la parte externa de su oreja hacia atrás y hacia adelante para ayudar a que el medicamento llegue hasta su canal auditivo. Permanezca acostado en la misma posición (con su oreja hacia el techo) por 3 a 5 minutos.

Evitar los mareos:

Es normal tener mareos después de la cirugía. Su oído interno envía señales a su cerebro sobre el movimiento y el equilibrio. El líquido en su oído debido a la inflamación impedirá que su cerebro reciba las señales. Usted se puede sentir mareado o inestable. Su proveedor de salud le recetará un medicamento para prevenir o tratar los mareos. Usted puede ayudar a evitar los mareos al seguir las siguientes recomendaciones:

  • Moverse lentamente. Siéntese y póngase de pie lentamente. Gire su cabeza lentamente. Pídale a alguien que camine con usted para evitar una caída.
  • No se incline hacia adelante por su cintura. Esto puede provocar que el líquido se mueva en su oído y desequilibrarlo.
  • Limite la actividad física por las primeras 24 horas para prevenir los mareos y náuseas. Haga las cosas poco a poco cada día. No levante nada pesado por 2 a 3 semanas después de la cirugía. No maneje hasta que su proveedor de salud lo autorice. Regrese a sus actividades cotidianas según le indicaron.

Evitar contraer una infección:

Lave sus manos antes y después de manipular su oreja. Manténgase alejado de las multitudes para reducir el riesgo de contraer una infección respiratoria. Una infección de las vías respiratorias altas puede retrasar su recuperación tras la cirugía. No fume ni permanezca cerca a alguien que esté fumando. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros se pueden introducir en sus oídos y causar una infección. Pregunte a su proveedor de salud por más información si usted está fumando y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su proveedor de salud antes de usar los productos mencionados.

No se suene la nariz, ni estornude ni tosa.

Las acciones mencionadas podrían ejercer una mayor presión en su oído y provocar tensión en su incisión o en el injerto. En caso de tener un injerto en el tímpano, trate de no sonarse la nariz por 2 a 3 semanas. Si usted necesita sonarse la nariz, estornudar o toser, hágalo con su boca abierta.

La dieta después de la cirugía:

  • Use un pitillo para tomar líquidos. Es normal que parte de su rostro lo sienta entumecido después de la cirugía. Es posible que sea difícil tomar líquidos. Un pitillo le podría ayudar a tomar más fácilmente. Tome los líquidos según las indicaciones. Pregunte a su proveedor de salud sobre los dispositivos auditivos que sirven para mejorar su audición.
  • Consuma una variedad de alimentos sanos. Los alimentos saludables incluyen las frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos descremados, fríjoles, carnes magras y pescado. Los alimentos saludables le ayudarán a su cuerpo a recuperarse después de ser dado de alta de la cirugía. Pregunte si es necesario que siga una dieta especial.

Controlando la pérdida de la audición:

Después de la cirugía, usted puede escuchar unos sonidos crujientes o truenos hasta por 3 a 5 semanas. Esto es normal y los sonidos por lo general desaparecen con el tiempo. También usted podría tener pérdida de la audición temporal o permanente después de la cirugía. Para escuchar a las personas más fácil, apague los aparatos ruidosos en su hogar, como la radio o el televisor. Pídale a las personas que lo miren a la cara cuando le estén hablando. Pregunte a su proveedor de salud sobre los dispositivos auditivos que ayudan a mejorar la audición.

Durmiendo:

Duerma con la cabeza elevada para disminuir la inflamación y ayudar a que drene su oído. Use dos almohadas para apoyar su cabeza. Pregunte a su proveedor de salud si usted debería dormir con su oído lesionado hacia abajo o hacia arriba.

Restricciones para viajar:

No viaje en avión por lo menos por 3 semanas después de su cirugía. La presión en su oído puede elevarse y ejercer tensión en su incisión. También puede retardar el proceso de recuperación o causar que su injerto se salga de lugar. Pregunte a su proveedor de salud cuándo usted puede viajar en avión sin peligro.

Regresando al trabajo:

Su proveedor de salud le indicará cuando puede regresar al trabajo. Si su labor requiere que levante objetos pesados, es posible que tenga que esperar por varias semanas antes de poder regresar al trabajo.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le indique:

Usted necesitará que le revisen la audición una vez que haya sanado de la cirugía. Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide