Skip to Content

Alimentar A Su Bebé Con Biberón

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué opciones tengo para alimentar a mi bebé con un biberón?

  • Exprímase la leche de los senos y ofrézcasela al bebé en un biberón.
  • Alimente al bebé con leche de fórmula en un biberón.
  • Alimente al bebé tanto con leche materna como de fórmula.

¿Qué debo saber sobre la leche materna?

Puede darle leche materna a su bebé, incluso si decide alimentarlo con un biberón. La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, o AAP) recomienda que se alimente al bebé exclusivamente con leche materna durante los primeros 6 meses de vida. No recomiendan que se añadan otros alimentos a la dieta del bebé hasta que cumpla los 6 meses de edad. Animan a las madres a amamantar a sus bebés hasta que tengan 1 año de edad.

  • La leche materna contiene la cantidad adecuada de nutrientes (proteína, grasa, carbohidratos, vitaminas, minerales) y agua que el bebé necesita. La leche materna contiene además anticuerpos que la leche de fórmula no posee. Los anticuerpos ayudan a que el bebé no se enferme.
  • Se puede dar la leche materna al bebé tan pronto como se exprime. Es necesario mezclar y a veces calentar la leche de fórmula antes de dársela al bebé.
  • La leche materna no cuesta nada de dinero.
  • Su médico puede brindarle información acerca de cómo extraer y almacenar la leche materna.

¿Cuáles son los 3 tipos básicos de leche de fórmula?

La fórmula infantil tiene todos los nutrientes que el bebé necesita para crecer. Pregunte al pediatra qué tipo de fórmula es más apropiada para su bebé.

  • Fórmula a base de leche de vaca: La mayoría de los bebés toman leche de fórmula a base de leche vacuna. La leche de vaca que contiene este tipo de fórmula no hace daño y es fácil de digerir para el bebé. Se puede adquirir con o sin hierro. Algunos bebés no tienen suficiente hierro en su organismo. Es posible que el pediatra del bebé le sugiera que le dé la fórmula con hierro hasta que el bebé cumpla 1 año. Puede que las heces del bebé sean de color negro si toma fórmula con hierro. Esto es normal.
  • Fórmula a base de soya: La leche de fórmula a base de soya contiene un tipo diferente de carbohidratos y proteínas que la leche de fórmula a base de leche vacuna. Es posible que deba darle fórmula de soya al bebé si es alérgico a la fórmula de leche de vaca. Puede también que deba alimentar al bebé con leche de soya durante un tiempo si tiene diarrea. La mayoría de los tipos de fórmula de soya tienen hierro y cuestan lo mismo que las fórmulas de leche vacuna. El pediatra le informará durante cuánto tiempo debe alimentar al bebé con fórmula de soya.
  • Otros tipos de fórmula: Su bebé podría necesitar un tipo especial de fórmula si no puede tomar fórmula de leche vacuna o de soya. Algunos bebés que nacen prematuros o tienen problemas de salud necesitan tomar un tipo especial de fórmula. Estas fórmulas especiales cuestan más dinero que la fórmula de soya o de leche de vaca. Siga detenidamente las instrucciones para mezclar y preparar las fórmulas especiales.

¿Cómo viene la leche de fórmula?

  • Fórmula lista para beber: Esta fórmula puede verterse directamente de la lata al biberón y está lista para que el bebé la tome. Este tipo de fórmula es fácil de usar pero es la más costosa. Lave siempre el exterior de la lata con agua y jabón, enjuáguela y seque la parte superior de la lata de fórmula antes de abrirla. Agite bien la lata antes de abrirla. No use ni compre fórmula en un recipiente que se haya dañado ni con una fecha de vencimiento que ya haya pasado.
  • Fórmula que debe mezclarse con agua: Este tipo de fórmula no cuesta tanto como la fórmula que viene lista para beber. Es muy importante que añada la cantidad de agua correcta. Siga detenidamente las instrucciones del paquete para preparar la fórmula correctamente. Es posible que el agua corriente no sea segura para alimentar al bebé. Pregunte si debería usar agua embotellada o hervir el agua del grifo antes de usarla para preparar la fórmula.
  • Fórmula en polvo:
    • Este tipo de fórmula se puede comprar en latas o en paquetes y se mezcla con una determinada cantidad de agua. Las fórmulas en polvo son las más económicas. Vienen con una cuchara de medir dentro de la lata. Use esta cuchara para medir la cantidad de polvo que debe mezclar con el agua. La fórmula en polvo es liviana y fácil de llevar.
    • Siga las instrucciones del paquete. Use siempre la cantidad correcta de fórmula y de agua. Si no agrega suficiente agua, el bebé podría quedar estreñido. Si añade demasiada agua a la fórmula en polvo, no consumirá una cantidad suficiente de calorías. No aumentará el peso necesario.
    • Cierre bien el recipiente cuando guarde la fórmula en polvo.

¿Necesito calentar la leche materna o de fórmula antes de dársela al bebé?

  • A la mayoría de los bebés les gusta tomar la leche materna o de fórmula tibia. Para calentarla, puede poner el biberón dentro de una olla con agua caliente. Otra manera de calentar la leche de fórmula o materna es dejando correr el agua caliente sobre el biberón. No la caliente en una olla sobre la estufa, porque se podría cortar. Agite el biberón y luego eche un poco del líquido sobre su muñeca antes de dárselo al bebé. La leche debería estar tibia y sentirse agradable sobre la piel. No debe estar caliente.
  • No caliente la leche de fórmula o materna en un horno de microondas. El horno de microondas calienta el líquido en el centro del biberón. El líquido solo puede sentirse caliente cuando usted lo prueba, pero puede estar muy caliente en el centro de la botella. La leche puede quemar la boca del bebé cuando él bebe.
  • Deshágase siempre de la leche materna o de fórmula que sobre. Los gérmenes pueden crecer en los restos de leche de fórmula o materna que no se han refrigerado y el bebé se podría enfermar. No alimente a su bebé con leche materna o de fórmula que ha estado a temperatura ambiente por más de 1 hora. No congele la leche de fórmula que viene ya preparada o lista para beber.

¿Qué tipo de biberón debería utilizar?

  • Existen muchos tipos de biberones. Puede utilizar biberones de vidrio, biberones de plástico o biberones de plástico con un revestimiento plástico. Los biberones con bolsitas plásticas son fáciles de usar e impiden que el bebé trague mucho aire al comer. No utilice biberones de vidrio cuando el bebé tenga edad para sujetarlo solo. El biberón podría romperse y el bebé se podría lastimar.
  • Hay biberones de distintos tamaños. Es posible que le resulte más fácil usar un biberón más pequeño mientras que el bebé tenga menos de 4 a 6 meses de edad. Lave bien los biberones con un cepillo y agua caliente jabonosa después de cada uso. Algunos biberones se pueden poner en el lavaplatos.

¿Qué tipo de chupete debería utilizar?

  • Se pueden usar chupetes de distintos tipos y tamaños con el biberón del bebé. Consulte con el pediatra acerca del tipo de chupete que debería usar para alimentar a su bebé. Podría necesitar un tipo especial si el bebé tiene dificultad para chupar o para tragar.
  • Fíjese siempre en el tamaño de la abertura del chupete. Invierta el biberón y agítelo. De este modo podrá ver si la leche de fórmula o materna sale a la velocidad apropiada. El flujo de leche es apropiado si al principio sale un pequeño chorro de leche y después unas pocas gotas. El flujo es demasiado rápido cuando la leche sale en un chorro o a borbotones. El flujo es demasiado lento si sólo salen una o dos gotas.
  • El bebé le dará señas de la velocidad del flujo si usted observa cómo chupa. Se atorará o se ahogará si la abertura del chupete es demasiado grande. El flujo podría ser demasiado rápido si le chorrea leche por las comisuras de los labios. Tendrá que chupar con más fuerza si la abertura es demasiado pequeña. En este caso podría tragar mucho aire. También puede que deje de chupar o que se vea molesto si la abertura del chupete es demasiado pequeña.
  • Lave detenidamente los chupetes con agua caliente y jabón y enjuáguelos bien después de alimentar al bebé.

¿Cuánta leche de fórmula o materna debería dar a mi bebé?

  • Es posible que el bebé tome una cantidad diferente de leche de fórmula o materna cada vez que se alimenta y dependiendo del día. La cantidad que el bebé tome dependerá de cuánto pese, la rapidez con que esté creciendo y cuánta hambre tenga.
  • Es posible que el bebé quiera comer mucho un día y que no sienta deseos de comer demasiado el día siguiente. Permita que su bebé le deje saber cuándo ha bebido suficiente leche. No continúe alimentando al bebé después que dé muestras de que está lleno. Podría voltear la cabeza a un lado, apretar los labios, escupir o dejar de succionar el chupete. Puede que su bebé se duerma cuando esté terminando de amamantar. Si esto ocurre, no lo despierte para que termine de tomar la leche.
  • Cantidad de leche de fórmula o materna que debería tomar el bebé:
    • Bebés de hasta 2 meses de edad: El bebé tomará entre 2 y 4 onzas cada vez que se alimente. Es posible que quiera comer cada 3 ó 4 horas. Despierte al bebé para alimentarlo si duerme más de 4 ó 5 horas.
    • Bebés de 2 a 6 meses de edad: El bebé debería tomar 4 a 5 biberones al día. Tomará entre 4 y 6 onzas de leche cada vez que se alimente. Es posible que el bebé comience a dormir toda la noche cuando tenga entre 2 y 3 meses de edad. Cuando esto suceda, usted no tendrá que despertarse para darle leche de fórmula o materna a su bebé. Si le da leche materna, es posible que todavía tenga que levantarse a exprimir la leche de sus senos. Almacene la leche para alimentar a su bebé más adelante.
    • Bebés de 6 a 12 meses de edad: El bebé debería tomar 3 a 5 biberones al día. Podría tomar hasta 8 onzas de leche cada vez que se alimente. Puede dejar que pase más tiempo entre comidas si el bebé no tiene hambre. También puede comenzar a ofrecerle alimentos a los 6 meses. Pida más información al pediatra acerca de los alimentos que debe darle a su bebé.

¿Con qué frecuencia debo alimentar a mi bebé y cuánto debe tomar en cada comida?

Alimente a su bebé a demanda. Alimente al bebé siempre que le indique que tiene hambre. Es posible que esté más alerta, que haga ruidos con los labios o que saque la lengua. Puede también que se coloque el puño dentro de la boca y lo chupe. El llanto es una señal tardía de que tiene hambre. El bebé debería comer cuando tenga hambre cada 2 o 3 horas, u 8 a 12 veces al día. Cada comida debería durar unos 20 minutos. Las comidas podrían durar más tiempo si el bebé tiene un problema de salud o tiene dificultad para chupar o para tragar.

¿Cómo sostengo a mi bebé para alimentarlo?

La hora de la comida es un momento especial para que usted y su bebé se conozcan y disfruten de su mutua compañía. Debería ser un momento para que usted se distienda y demuestre su amor por su bebé. Háblele, sonríale, acarícielo o cántele mientras que le da de comer.

  • Puede resultarle cómodo darle de comer a su bebé sentada en una silla mecedora o en una silla con apoyo para brazos. Coloque una almohada por debajo de su brazo para apoyarlo. Envuelva su brazo cuidadosamente alrededor de la parte superior del cuerpo del bebé para así apoyarle la cabeza con su brazo. Asegúrese de que la parte superior del cuerpo de su bebé quede más alta que la parte inferior.
  • Es posible que deba animar al bebé para que abra la boca y agarre el chupete. Haga esto rozando el chupete contra su mejilla cerca de la boca. Para evitar que trague aire, sostenga el biberón de manera que la leche llene el cuello del biberón y el chupete.
  • No deje el biberón dentro de la boca del bebé ni permita que su cabeza esté a la misma altura del cuerpo mientras se alimenta, ya que se podría atorar. Si su bebé se acuesta plano mientras toma leche, ésta podría fluir hacia el oído medio causando una infección.
  • No permita que el bebé se quede dormido con un biberón en la boca. Si se queda dormido mientras que toma el biberón, la leche se acumulará alrededor de los dientes y esto podría causar que le salgan caries.

¿Cómo le saco los gases a mi bebé a ?

  • Los bebés tienden a tragar aire cuando se alimentan con un biberón. Es posible que el bebé se sienta lleno antes de haber tomado suficiente leche si tiene aire en el estómago. Puede también que llore o esté molesto. Haga eructar al bebé después que haya tomado 2 ó 3 onzas de leche de fórmula o materna. Hágalo eructar más seguido si parece estar molesto o está arrojando la leche.
  • Si el bebé no eructa, aliméntelo un poco más y trate nuevamente de hacerlo eructar. Es posible que el bebé no eructe siempre que usted lo intente. Esto es normal. También es normal que el bebé arroje una pequeña cantidad de leche de fórmula o materna al eructar. Esta leche podría tener mal olor o estar cortada. Esto es normal. Puede probar cualquiera de las siguientes posiciones para hacer eructar al bebé:
    • Sobre el hombro: Ponga un paño limpio sobre uno de sus hombros para que caiga la leche que arroje el bebé. Sostenga al bebé contra su hombro. Coloque una de sus manos debajo de los glúteos del bebé. Frote o dé palmaditas suaves con la otra mano sobre la espalda del bebé.
    • Sentado: Siente al bebé sobre su regazo con la cabeza inclinada hacia adelante. Sostenga el pecho y la cabeza del bebé con una mano. Frote o dé palmaditas suaves con la otra mano sobre la espalda del bebé. Es posible que el cuello del bebé no sea lo suficientemente fuerte como para mantener la cabeza erguida. Hasta que llegue ese momento, usted siempre debe asegurarse de apoyar la cabeza de su bebé mientras lo carga. Podría lesionarse el cuello si se le cae la cabeza hacia atrás.
    • Boca abajo sobre su regazo: Coloque un paño o toalla sobre su regazo. Coloque al bebé boca abajo sobre su regazo. La cabeza del bebé debería estar apoyada sobre una de sus piernas y el estómago sobre la otra pierna. Suavemente dé palmaditas o frote a la espalda del bebé con su mano.

¿Cómo sé si el bebé está tomando suficiente leche de fórmula o leche materna?

Su bebé le dará señas de que está lleno. Es posible que voltee la cabeza hacia el otro lado del biberón o que cierre la boca. Puede que se quede dormido o que su rostro, sus brazos y sus manos estén relajados. Debería verse tranquilo y satisfecho después de comer. Las siguientes pautas también pueden indicarle si su bebé está tomando suficiente leche materna o de fórmula:

  • El bebé moja o ensucia varios pañales por día: Debería mojar 6 o más pañales y evacuar el intestino 3 ó 4 veces al día.
  • El bebé aumenta de peso: El pediatra pesará al bebé durante cada consulta para ver si está aumentando lo suficiente de peso. Es posible que el bebé pierda peso los 3 primeros días después de nacer. Debería comenzar a aumentar de peso cuando tenga 4 ó 5 días de vida.
  • El bebé se alimenta 8 o más veces al día: Es posible que el bebé le deje saber cuando tiene hambre. Si no lo hace, puede que usted deba despertarlo para darle de comer.

¿Cuáles son los signos de que mi bebé puede ser alérgico a la leche de fórmula?

  • Parece estar molesto o llora después de comer.
  • Tiene diarrea o dificultad para evacuar el intestino. Las evacuaciones intestinales podrían ser pequeñas y muy duras.
  • Le sale un salpullido rojo en la cara o alrededor del ano. El salpullido podría sentirse áspero al tocarlo.
  • El estómago del bebé se siente lleno o tenso después de comer. Podría llorar y doblar las piernas hacia el estómago porque está dolorido.
  • Vomita después de casi todas las comidas.
  • Se despierta a menudo durante la noche.

¿Debo darle otros líquidos al bebé?

El bebé no necesita ningún otro líquido aparte de la leche de fórmula o la leche materna durante los primeros 12 meses. La leche de fórmula y la leche materna contienen la cantidad adecuada de nutrientes que el bebé necesita y son fáciles de digerir. No dé al bebé otros tipos de leche, como leche vacuna, de cabra o de soya hasta que tenga al menos 1 año de edad. No brindan los nutrientes que el bebé necesita y son difíciles de digerir. Podrían además causar que le vengan alergias u otros problemas de salud. El bebé no necesita tomar jugo ni más agua durante los primeros 12 meses. El bebé obtiene el agua necesaria de la leche materna o la leche de fórmula.

¿Necesita mi bebé vitaminas y minerales adicionales?

Es posible que algunos bebés necesiten vitamina D, hierro, fluoruro u otras vitaminas y minerales. Consulte con el pediatra si el bebé necesita otras vitaminas o minerales.

¿Cuándo debo comunicarme con el pediatra de mi bebé?

Comuníquese con el pediatra del bebé si:

  • El bebé tiene una temperatura de 100.4° F (38° C) o más alta.
  • El bebé tiene alguno de los siguientes signos de alergia a la leche de fórmula:
    • Le sale un salpullido rojizo y áspero en la cara o alrededor del ano.
    • Llora después de comer.
    • Vómitos después de casi todas las comidas.
    • Tiene el estómago hinchado y tenso después de las comidas.
    • Está molesto y se despierta con frecuencia durante la noche.
  • Usted cree que el bebé no está tomando suficiente leche materna o de fórmula.
  • Su bebé tiene 4 o más días de nacido y moja menos de 6 pañales cada día.
  • Su bebé tiene 4 días o más de nacido y realiza menos de 3 evacuaciones intestinales al día.
  • Usted tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la alimentación de su bebé con biberón.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Para participar en este plan, usted debe informarse acerca de la alimentación de su bebé. Luego, usted puede discutir las opciones con el médico.
 Colabore con él para elegir las mejores opciones para su hijo.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide