Skip to Content

Alargamiento Del Tendón De Aquiles

CUIDADO AMBULATORIO:

El alargamiento del tendón de Aquiles

es una cirugía para estirar el tendón de Aquiles de modo que usted pueda apuntar su pie hacia arriba. El tendón de Aquiles une al músculo de su pantorrilla con el hueso del talón. Si el tendón se vuelve demasiado tenso, solo podrá apuntar con el pie hacia abajo. Esto significa que usted no puede bajar el talón cuando camina. Usted podrá caminar sobre los dedos de los pies o poner su peso sobre la parte delantera del pie. Se pueden desarrollar lesiones por presión, especialmente si tiene diabetes. La cirugía permite que el tobillo se mueva libremente para que usted pueda caminar con el pie plano sobre el piso.

Talón, dedos de los pies, tobillo

La forma para prepararse para la cirugía:

  • Su cirujano le indicará cómo prepararse. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Pídale a alguien que lo lleve a su casa cuando le den el alta del hospital.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.

Qué sucederá durante la cirugía:

El cirujano puede realizar la cirugía a través de una o más incisiones pequeñas en la piel. Este tipo de cirugía permite que su cuerpo trate de alargar el tendón a medida que éste sana. En su lugar, el cirujano puede realizar una cirugía abierta. La cirugía abierta es la cirugía más común. El cirujano hará una incisión grande para la cirugía abierta para ver todo el tendón o parte de este. El cirujano le dirá qué tipo de cirugía es adecuada para usted.

  • Podrían administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y evitar que tenga dolor durante la cirugía. En su lugar, se puede utilizar anestesia regional para adormecer el área de la cirugía. Su cirujano le realizará una o más incisiones. Luego, hará cortes en el tendón para poder estirarlo. Los cortes pueden ser a lo largo del tendón, o solamente en uno o ambos extremos.
  • Se revisará el movimiento del pie para asegurarse de que se mueva correctamente. El cirujano puede hacer algunos ajustes si el movimiento todavía es limitado. El pie se mantendrá en la posición correcta. Si usted se somete a una cirugía abierta, el tendón se suturará nuevamente después de que se haya estirado.
  • Las incisiones se cerrarán con puntos de sutura o con grapas. Se utilizará una férula, un yeso o una bota para caminar para mantener el pie en la posición correcta mientras el tendón sana.

Qué esperar después de la cirugía:

  • Usted usará una férula, un yeso o una bota para caminar durante 6 a 8 semanas para evitar que el pie se mueva.
  • Se le darán instrucciones sobre las actividades que debe evitar durante 6 a 8 semanas después de la cirugía. Las instrucciones incluirán cuándo está bien poner peso sobre su pie.
  • La fisioterapia se puede iniciar después de retirar la férula, el yeso o la bota. Un fisioterapeuta puede ayudarle a fortalecer su tobillo y mejorar su movilidad y flexibilidad.

Riesgos de un alargamiento del tendón de Aquiles:

Se puede cortar todo el tendón en lugar de pequeñas porciones. El daño a los tejidos y otras áreas cercanas al tendón puede impedir que la sangre fluya hacia el tendón. La cicatrización puede tomar más tiempo si esto sucede. El alargamiento del tendón también puede hacer que sea demasiado largo. Esto puede hacer que usted camine con más peso en el talón. Con el tiempo, se pueden formar lesiones por presión en el talón. El tendón aún puede estar tenso después de la cirugía. El tendón también puede desgarrarse durante o después de la cirugía. Usted podría necesitar cirugía para reparar el tendón roto.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene una férula o un yeso y se daña, comienza a sentirlo más ajustado o su piel se torna de color azul o empalidece.
  • Usted tiene dolor severo que no desaparece después de tomar medicación para el dolor.
  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • La sangre empapa el vendaje.
  • Se desprenden los puntos de sutura.

Llame a su médico o cirujano si:

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Su herida está roja, inflamada o drena pus.
  • Tiene comezón, inflamación o un sarpullido en la piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Los antibióticos ayudan a evitar o a tratar una infección bacteriana.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuide el área de la cirugía:

  • No nade, no se sumerja en una bañera de hidromasaje ni tome un baño. hasta que su médico lo autorice. Su médico le dirá cuándo puede tomar una ducha después de la cirugía. Es posible que deba cubrir el área con bolsas de plástico para mantenerla seca.
  • Cuide de su férula o yeso como se le indique. No moje su férula o yeso. Si su médico le dice que puede bañarse, cúbrase el yeso o la férula con una bolsa de plástico. No ejerza presión sobre el yeso o la férula hasta que su médico lo autorice. No meta objetos debajo del yeso o de la férula para rascarse la piel. Esto podría provocar una infección. Revise si su piel está enrojecida, inflamada o si tiene áreas abiertas alrededor de la férula o el yeso. Pida más información a su médico sobre cómo cuidar la férula o el yeso.
  • Use una bota para caminar como se indica si se la aplicó en lugar de un yeso. Una bota para caminar ayuda a mantener el pie estable, para que pueda sanar. Evita que su peso recaiga sobre el tobillo mientras sana. Es posible que deba usar una bota durante 6 a 8 semanas después de la cirugía. Su médico le indicará cuánto tiempo debe usarla cada día.
    Bota para caminar

Cuidados personales:

  • El descanso la pierna como le indicaron. No ejerza peso sobre su pierna como se le indique. Es posible que deba esperar hasta 12 semanas para volver a practicar deportes. Pregunte a su médico cuándo puede retomar sus actividades habituales.
  • Aplique hielo en la pierna de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
    Hielo y elevación
  • Eleve su pierna por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque su pierna sobre almohadas o cobijas para mantenerla elevada cómodamente.
  • No ponga presión en sus piernas según las indicaciones. Use las muletas o un bastón como le indiquen. No se pare sobre su pierna. Esto podría provocar que sus puntos de sutura se suelten. Pregunte a su médico cuándo puede poner peso sobre su pierna.
  • Vaya a terapia física según las indicaciones. Un fisioterapeuta le enseñará ejercicios para mejorar la amplitud de movimiento y la fuerza y para aliviar el dolor. Le enseñará ejercicios para la amplitud de movimiento: Los ejercicios para las articulaciones del rango de movimiento son suaves. Los ejercicios para aumentar el rango de movimiento evitarán la rigidez y ayudarán a aumentar la fuerza. No haga ejercicios de rango de movimiento sin la autorización de su médico.

Acuda a sus consultas de control con su médico o cirujano según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.