Skip to Content

Acantosis Pigmentaria

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la acantosis pigmentaria?

La acantosis pigmentaria es una condición que causa la formación de parches oscuros o aterciopelados en la piel. Los parches se forman en los pliegues y partes flexibles del cuerpo. La mayoría de las partes más afectadas son la parte trasera del cuello, las axilas y la ingle. Sus dedos, boca, el área de los pezones, el ombligo, cara o codos también se pueden ver afectados. Sus síntomas pueden ser de leves a graves. Los parches pueden presentar picazón o tener un olor. Los síntomas se desarrollan poco a poco. Con el transcurso del tiempo, su piel se puede volver gruesa y curtida.

¿Qué aumenta mi riesgo de presentar una acantosis pigmentaria?

Esta condición es más común en personas que tienen la piel oscura. La acantosis pigmentaria puede ser un signo de resistencia a la insulina. Esto quiere decir que su cuerpo no puede usar la insulina como debería. La resistencia a la insulina puede llevar a la diabetes. Los siguientes factores también pueden aumentar su riesgo:

  • Obesidad, diabetes o cáncer
  • Ciertos medicamentos, como los esteroides o las píldoras anticonceptivas
  • Un historial familiar de acantosis pigmentaria
  • Síndrome de ovario poliquístico, hipotiroidismo o un problema de las glándulas suprarrenales

¿Cómo se diagnostica la acantosis pigmentaria?

Es posible que su médico con sólo observar su piel pueda diagnosticar la acantosis pigmentaria. Informe a su proveedor cuando empezó a notar cambios en su piel y si los cambios han empeorado con el tiempo. Infórmele si está tomando cualquier medicamento. En caso de ser mujer, infórmele si usted tiene síndrome de ovario poliquístico o toma píldoras anticonceptivas. El médico también le puede preguntar si algún familiar tiene acantosis pigmentaria o diabetes. Usted puede necesitar alguno de los siguientes para confirmar el diagnóstico o para determinar la causa:

  • Los análisis de sangre: se pueden usar para detectar problemas médicos que pueden ser la causa de la acantosis pigmentaria.
  • Un examen de glucosa en la sangre o una prueba de hemoglobina A1C se puede usar para determinar la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre. Estos exámenes pueden mostrar si usted tiene diabetes.
  • Una biopsia es un procedimiento que se usa para tomar una muestra pequeña de piel para ser analizada.
  • Una radiografía se puede usar para determinar los problemas médicos que pueden causar la acantosis pigmentaria.

¿Cuál es el tratamiento para la acantosis pigmentaria?

Es posible que los parches cutáneos no necesiten tratamiento en caso de que no presenten síntomas. Los parches por lo general se desvanecen cuando la causa de la acantosis pigmentaria es tratada. Su médico puede suspender o cambiar un medicamento que usted tome en caso que le esté provocando síntomas. Es posible que necesite bajar de peso. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Medicamento para la diabetes se puede usar para ayudar a controlar el nivel de glucosa en la sangre.
  • Se pueden recetar medicamentos en gel o crema tópica. Estos medicamentos pueden aclarar o suavizar los parches. Los medicamentos pueden contener lactato de amonio o tretinoína. También es posible que le administren cremas o jabones antibióticos para que use en su piel. Los agentes blanqueadores como la hidroquinona también se podrían usar en su piel.
  • Terapia laser se puede usar para tratar la piel gruesa.
  • Cirugía puede ser necesaria para retirar un tumor.

¿Qué puedo hacer para manejar o prevenir la acantosis pigmentaria?

  • Alcance o mantenga un peso saludable. La obesidad es una causa común de la acantosis pigmentaria. El exceso de peso también puede conllevar a la resistencia a la insulina. Los parches de la acantosis pigmentaria en la piel por lo general desaparecen después de que se baje de peso. Su médico le puede ayudar a elaborar un plan para perder peso de una forma segura si usted tiene sobrepeso.
  • Controle la resistencia a la insulina o la diabetes. Es posible que necesite hacer un cambio de alimentación para ayudarle a controlar sus niveles de azúcar en la sangre. Su médico o dietista puede ayudarle a crear un plan de comidas saludables.
  • Realice actividad física con regularidad. El ejercicio puede ayudarle a controlar su nivel de azúcar en la sangre. También puede ayudarle a controlar su peso. Trate de hacer por lo menos 30 minutos de una actividad física 5 días a la semana por lo menos o según las indicaciones.
  • Pregunte sobre el cuidado de la piel. Algunos productos para el cuidado de la piel pueden irritarle la piel y empeorar la condición. Pregunte a su médico sobre los productos para la piel sensible. También le puede formular o recomendar jabones en caso que los parches tengan un mal olor.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide