Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Absceso Rectal

LO QUE NECESITA SABER:

Un absceso rectal es una bolsa llena de pus que se forma en su recto. El absceso es provocado por una infección bacteriana.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene dolor severo durante un movimiento intestinal, o dolor que dura por horas.
  • Usted ve sangre en sus deposiciones.
  • Usted ve un desgarre en el ano o una marca en la piel cerca del desgarre.
  • Usted tiene comezón, ardor o irritación cerca de su ano.
  • Usted tiene dolor nuevo o peor u otros síntomas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Medicamentos se puede administrar para combatir una infección bacteriana o para controlar el dolor. Pregunte a su médico cómo debe tomar los analgésicos de una forma segura. También podrían darle medicamentos para suavizar sus evacuaciones intestinales.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

  • Cambie el vendaje como se le indique. Siempre cambie el vendaje si se moja o se ensucia.
  • Mantenga su piel limpia. Esto ayudará a prevenir una infección. Pregunte a su médico qué usar para limpiar su piel. Revise si hay signos de infección, como inflamación, enrojecimiento o pus.

Controle o evite un absceso rectal:

Podría tomar unas semanas para que el absceso sane. Lo siguiente puede ayudar a controlar los síntomas y a evitar otros abscesos:

  • Prevenga el estreñimiento. Coma más frutas, verduras y panes integrales para aumentar la cantidad de fibra que consume cada día. Ingiera más líquidos. La fibra y el líquido ayudan a evitar el estreñimiento. También podría ayudar a crear una rutina de evacuaciones intestinales. No se force para tener un movimiento intestinal. El esfuerzo podría provocar más daño.
  • Tome baños de asiento como se le indique. Un baño de asiento es una tina portátil que cabe en la cavidad del inodoro. Usted también puede sumergirse en una tina llena con 4 a 6 pulgadas de agua tibia. Permanezca en el baño de asiento o tina por 15 a 20 minutos. Pregunte a su médico con qué frecuencia hacerlo.
  • Aplique compresas tibias como se le indique. Una compresa tibia podría ayudarlo a aliviar sus síntomas. Para hacer una compresa tibia, sumerja una toalla pequeña en agua tibia. Aplique la compresa en el área por 15 a 20 minutos. Pregunte a su médico con qué frecuencia hacerlo.
  • No introduzca nada en su recto a menos que se lo indiquen. Los artículos como termómetros y supositorios rectales pueden provocar daño mientras usted está sanando.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Su médico le revisará su herida. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide