Skip to Content

Abrasión

LO QUE NECESITA SABER:

Una abrasión es una raspadura en la piel que ocurre cuando su piel se frota contra una superficie áspera. Algunos ejemplos de una abrasión incluyen una quemadura con la alfombra, un codo despellejado o una rascadas. Las abrasiones pueden ser de varias formas y tamaños. La herida podría doler, sangrar, volverse un moretón o inflamarse.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • El sangrado no se detiene después de 10 minutos de presionar firmemente.
  • Usted no puede enjuagar uno o más objetos extraños fuera de su herida.
  • En la piel de su herida le salen unas rayas rojas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Su abrasión está enrojecida, cálida, inflamada o drenando pus.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cuidados para su abrasión:

  • Lávese las manos y séquelas con una toalla limpia.
  • Presione un paño limpio contra su herida para detener el sangrado.
  • Enjuague su herida con mucha agua limpia. No use un jabón muy fuerte, alcohol o soluciones de yodo.
  • Use un paño limpio y mojado para quitar cualquier objeto, como pedazos pequeños de piedras o polvo.
  • Frote ungüento de antibiótico en su herida. Esto podría ayudar a evitar una infección y ayudar a que su herida sane.
  • Cubra la herida con un vendaje antiadherente. Cambie el vendaje diariamente, y también si se moja o se ensucia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide